Destacada

Yo tengo un sueño como cubano.

Yo tengo un sueño, así es, como Martin Luther King, yo también tengo un sueño. Imagino que también como tú, o como los 11 millones de cubanos que viven en Cuba o los otros 3 millones que viven fuera de ella. Cada uno de nosotros tiene mil motivos para vivir en la isla, cada uno de nosotros tiene otros mil, para vivir fuera de ella. No voy a explicarles mis motivos, yo solo vengo a hablarles de mi sueño.

Mi sueño es que cada cubano tenga la oportunidad de perseguir sus aspiraciones en su tierra natal, sin tener que apartarse provisional o permanentemente de la familia que ama, de la tierra que ama.

Pero que además, existan todas las oportunidades de salir del territorio nacional, sin importar los motivos, sean cuales fueren y todas las garantías que le permitan regresar sin importar los años que haya vivido fuera. Sin que se le juzgue moral o políticamente por ello. La oportunidad además, de poder cambiar su nacionalidad si así lo deseare y de viajar con el pasaporte que indique su nueva nacionalidad. Cada cual tiene el derecho de sentirse o no cubano.

Mi sueño, es que cada cubano pueda expresarse libremente, hablar honestamente: de politica, de religión, de orientación sexual o de pelota, da lo mismo. Pero expresarse, sin necesidad de la constante aclaración ” habla bajito”, acto seguido sazonado del “no te busques problemas”.

Mi sueño es que cada cubano tenga acceso a la información, no a una sola fuente de información, ya de antemano parcializada, lógico que no. Mi sueño por tanto incluye que existan diversos medios de comunicación para que cada quien acceda a la fuente de información que considere pertinente o veraz. Que le permita mantenerse actualizado de su realidad histórica, nacional o internacional, pero sobre todo, de la realidad nacional. 

Mi sueño es que cada cubano tenga la oportunidad de un trabajo digno, de un salario que remunere ese trabajo, según su capacidad, habilidad o calidad. Y aun más importante que le alcance, que le dé para vivir, no para sobrevivir. Que cubra sus necesidades pecuniarias de: vestir, calzarse, comer y recrearse (que también es una necesidad y no un capricho como muchos piensan) sin que se vea obligado a “resolver o a luchar” como se dice en buen cubano, desangrando la economía nacional y su propia moralidad en el intento innato de subsistir.

Que pueda visitar, no sólo el extranjero, sino también más que todo su tierra, sus paisajes: sus playas, sus valles, sus lomas, sus hoteles.

Conozco cientos de cubanos que apenas conocen su provincia. 

Mi sueño es que cada cubano tenga el derecho de invertir en su país, de crear un negocio: una fábrica, una empresa, un restaurante, una cafetería, una granja. Hoy ese derecho es reservado solamente a extranjeros, los cubanos carecemos del derecho de invertir en nuestro país. Pero sí, sigo soñando con que el cubano tenga el derecho de producir, de generar riquezas al país, de generar empleos, de participar en la economía de su nación, de formar parte de algo capitalmente más grande que sus propias finanzas y lógicamente que pague impuestos justos que permitan generar otros servicios; rellenar los matusalénicos baches, mantener servicios sociales realmente funcionales, e inclusive que permita sostener servicios médicos de verdadera calidad. 

Mi sueño es que cada cubano tenga acceso a la educación, ya sea gratuita o autofinanciada pero que sean de igual calidad, que le permita formarse como obreros calificados, técnicos o profesionales calificados, pero que puedan sentirse independientes. Que logren conocimientos y habilidades que les permitan obtener empleos dignos y remunerados, en territorio nacional o extranjero. Que constituyan verdadero orgullo nacional y no instrumento político, propiedad de algún gobierno o sencillamente mera mano de obra barata.

Mi sueño es que cada cubano trabajador y honesto, posea un trabajo conforme a sus capacidades, una vivienda digna y un transporte eficiente, ya sea privado o público, pero que le permita llegar a su trabajo, que le permita regresar a su casa y que le permita en ratos de ocio poder pasear por la ciudad donde vive, sin contratiempos. 

Mi sueño es que exista propiedad pública y privada y que se ejerza igual respeto y garantías sobre ambas. 

Mi sueño es que la creación artística sea libre. Al arte no se le somete, el arte no responde a caprichos políticos, el arte son sentimientos y a esos no se les reprime.

Mi sueño es que se salga a las calles, no sólo a desfilar el día de los trabajadores, el día de la medicina, de los educadores o el día de la indepencia o el orgullo gay.

Sino también que el pueblo celebre el día de los derechos humanos, los derechos de las ballenas, el dia mundial del medio ambiente o simplemente que el que quiera pueda protestar pacíficamente en contra de la última ley que aplicó el gobierno sin que haya represión por eso, sin que se enfrente cubano contra cubano. 

Mi sueño es que mi país se rija por una constitución que incluya, no que excluya, que respete, no que irrespete, que unifique no que segregue, una constitución que represente los intereses de la mayoría pero que también proteja a las minorías y que además brinde la oportunidad a las minorías de volverse mayorías. Mi sueño es que existan leyes justas, acordes con los momentos o las necesidades del pueblo, que en las cárceles de mi país sólo haya cubanos que hayan cometidos crimenes contra la sociedad y no presos por consciencia. Que exista un cuerpo policial que el ciudadano respete y que respete al ciudadano, que cumpla el deber cívico de protegerlo y no de reprimirlo. Que represente la autoridad, y no el miedo.

Mi sueño es que cada cubano tenga la posibilidad de militar o agruparse en el partido político que crea pertinente, y que pueda defender sus ideas, sus propuestas de país, legalmente, democráticamente. Mi sueño es que cada cubano, pueda elegir a su gobernante mediante el voto libre y secreto, que pueda reafirmarlo o removerlo en dependencia de la labor desempeñada y dentro de un lapso de tiempo razonable.

Mi sueño es que los dirigentes de mi país estén obligados a rendir cuentas al pueblo mediante la fiscalización de sus cuentas y de sus gestiones, y que entiendan que son funcionarios públicos.

Por tanto, son empleados del pueblo y no al revés, y que por ende deben dejar de comportarse como la casta elitista y SUPERIOR que creen que son.

Mi sueño radica más que nada en ser libre. Libre de escoger, de escoger lo que se come, lo que se vista, lo que se diga, lo que se crea, lo que se escucha, lo que se cante, lo que se baile, lo que se sienta, lo que se sueñe. Mi sueño se basa en eso, en ser irrevocable y verdaderamente libre. 

Abre tus ojos y sueña conmigo

Escrito: Lamoru

La piedra de la nutria

Las nutrias tienen una piedra favorita y conservan durante toda su vida

Hasta ahora es un completo misterio por qué las nutrias tienen una piedra favorita que conservan durante toda su vida. Alrededor de esto, los biólogos han tratado de encontrar una explicación.

Según los especialistas, esto tiene que ver con una especie de juego que las entrena para los retos del entorno, en el que se encuentran amenazas y oportunidades de supervivencia todos los días.

Se tiene registro que los movimientos que hacen las nutrias con su piedra favorita son muy cercanos al pecho, casi como si la rodaran sobre la superficie de sus cuerpos.

Además, tienen un peculiar detalle: poseen un zurrón o bolsillo de piel suelta que se extiende desde la axila a través del pecho, donde guardan su piedra favorita para partir moluscos como almejas.

La gallina desplumada

¿Conocéis la fábula de Stalin y la gallina desplumada? La llamo fábula porque, aunque en muchos sitios la cuentan, no he logrado encontrar una fuente que ratifique su veracidad pero, en cualquier caso, es sumamente interesante en estos tiempos. Así las cosas, aquí va…
Cuentan que Stalin, en una reunión con sus más estrechos colaboradores, solicitó que le trajeran una hermosa gallina. Tomándola entre sus manos, la tomó con fuerza y empezó a desplumarla bruscamente. La pobre gallina, desesperada por el dolor, intentaba en vano darse a la fuga.
A pesar de la dramática escena, Stalin no soltó ni por un momento al desdichado animal y continuó arrancándole las plumas hasta que casi no le quedó ninguna. Entonces, lanzándola contra el suelo, miró hacia sus colaboradores y les dijo: – Ahora, atentos a lo que va a suceder.
Mientras los presentes lo miraban atónitos, Stalin tomó un puñado de trigo, dejó escapar un poco entre los dedos y, para sorpresa de todos, la asustada y dolorida gallina se levantó como pudo y fue detrás de él que, soltando el trigo poco a poco, daba vueltas por la sala.
La gallina, que a duras penas conseguía mantenerse en pie, lo siguió durante un rato por la habitación y Stalin, mirando hacia el asombrado público, les dijo: – Recordad esto, porque así se gobierna a los estúpidos. ¿Ven cómo me sigue la gallina pese al dolor que le he causado?
Y es que, pese al tiempo transcurrido, así sigue siendo el pueblo. A cambio de una mísera limosna somos capaces de seguir ciegamente a nuestros gobernantes, a pesar del sufrimiento que nos causan. Seamos más listos que la gallina y no terminemos doloridos y desplumados.

Maduro y su gotica maravillosa

Según Nicolás Maduro, es una medicina “totalmente inocua”, pues “no tiene ningún efecto secundario ni negativo”, o así lo demuestran, dijo, los “experimentos masivos” en Venezuela

La calificó como “milagrosas” y que, aseguró, neutralizan el Covid-19 en un 100% al usarlas cada cuatro horas. “Habiendo recibido el permiso sanitario oficial del país, puedo presentar la medicina que neutraliza el 100% del coronavirus, el Carvativir, mejor conocido como las gotitas milagrosas de José Gregorio Hernández“, dijo el mandatario durante una alocución televisada en la que ofreció un balance sobre la pandemia en Venezuela.

Este tratamiento, explicó, es producto de varios estudios clínicos, científicos y biológicos que se extendieron durante nueve meses e incluyeron experimentación en enfermos, moderados y graves, que, siempre según el mandatario, se recuperaron de la enfermedad gracias a estas gotas. “10 gotitas debajo de la lengua, cada cuatro horas, y el milagro se hace, es un poderoso antiviral, muy poderoso que neutraliza el coronavirus”, insistió Maduro, para luego señalar que todo lo relacionado con este producto “se va a publicar en revistas internacionales”.

El Carvativir, prosiguió, es una medicina “totalmente inocua”, pues “no tiene ningún efecto secundario ni negativo”, o al menos así lo demuestran, dijo, los “experimentos masivos” que se hicieron en Venezuela. A partir de esta semana, indicó el gobernante, comenzará la “producción masiva” de este medicamento, para el que el Gobierno prevé establecer un sistema de distribución directa que asegure la llegada de estas dosis a todos los hospitales y centros de salud en general.

Nada amigos que “la potencia médica “del comunista Maduro le ganó al mundo en la lucha contra el Covid-19.

El fin de la Dictadura Cubana, mi teoría.

Si algo es difícil de pronosticar es la caída de un régimen, porque las dictaduras se perpetuar en el poder y son capaces de sacrificar todo un pueblo para seguir en el mismo.

Desgraciadamente en Cuba 61 años de adoctrinamiento hace más difícil el proceso, como se hace ya en Venezuela que cada año es más difícil sacar a Maduro.

Los cubanos suelen discutir acerca de cuándo perdió su encanto la Revolución. Algunos dicen que a comienzos de los setenta, tras el caso Padilla, con la sovietización del “Quinquenio Gris”, cuando hasta los edificios se hicieron con los planos de Jrushchov y se instaló el concepto de “desviacionismo ideológico” para todo aquel que pensara o deseara algo fuera de la norma establecida. Según otros fue en 1989, con la Causa Número 1 —que terminó con el fusilamiento del general Ochoa, uno de los tipos más respetados de la Revolución— y la caída de la URSS.

El Período Especial, que vino después y duró casi toda la década, no se les olvidó nunca más a los cubanos. Desapareció el petróleo, escaseó la comida y el tiempo que tenían luz eléctrica era tan breve que, en lugar de hablar de apagones, hablaban de “alumbrones”. Hasta los gatos los cazabamos para comer.

El petróleo y la comida en menor grado volvieron a Cuba con la llegada de Hugo Chávez a la presidencia de Venezuela. Chávez vio en Fidel la figura de un padre y un modelo. Quiso seguir sus pasos reviviendo a su manera el sueño de la Revolución que agonizaba, agregándole el apellido de “bolivariana”. Compró gobiernos en toda América Latina mientras el precio del crudo estaba en las nubes y los sumó al llamado socialismo del siglo XXI, cuando lo cierto es que el capitalismo ya había triunfado en todas partes y lo suyo no era más que la triste caricatura de un hecho histórico que se apagaba. La Revolución ya no tenía artistas ni intelectuales ni poesía ni fe.

Pero, si hubo algo que definió siempre a la Revolución cubana, y ha sido su enfrentamiento con los Estados Unidos. Por eso cuando Raúl Castro apareció en la televisión a fines de 2014 diciendo que restablecería relaciones diplomáticas con el imperio, movido en gran medida por la pérdida de la ayuda económica de Venezuela —que bajo el mando de Nicolás Maduro y con un petróleo en baja se sumergía en una crisis nunca vista—, lo que habíamos entendido por Revolución entró en su recta final. Ahora con la llegada de Biden puede que el clima vuelva a su base y se intente nuevamente el diálogo con los EEUU.

Y es evidente que ocurrirá o por lo menos le dará respiro durante los próximos cuatro años.

Estados Unidos con Biden implicará abrirse al mercado con Cuba. Al renunciar a la lógica de la Guerra Fría, pues los tiempos que corren son otros y ahora simplemente la oposición espera un movimiento del pueblo contra la dictadura, en los momentos actuales aunque algunos siguen apostando por planes más crudos, la realidad es que ya los tiempos de GIRON se acabaron, y es que realmente los opositores fuera de Cuba se han agotado frente a un pueblo que solo mira el Noticiero de Televisión y aplaude las mentiras de la mesa redonda. Obama optaba por seducir a los cubanos confiado en que la oferta de progreso material, desarrollo individual y acceso a la información conseguiría lo que el bloqueo y la confrontación no habían logrado en más de medio siglo. Realmente y en mi opinión esta es una buena estrategia pero si las condiciones fueran otras.

La iniciativa de Obama ahora no es factible, y de volver a un diálogo con la Habana, la dictadura que ahora prende de un hilo con su teoría de ORDENAMIENTO, volvería a tomar oxígeno que por supuesto ellos desean fervientemente.

Y aunque la cosa se pone fea para el cubano de a pie, la realidad es que he preguntado a varios cubanos“¿Las cosas están cambiando en Cuba, verdad?” y todos respondieron “¡Síííí!”. El problema es que si ese cambio mejora las cosas y hace más factible la vida, la respuesta es “NO”.

El proceso de Ordenamiento el propio Canel lo a definido como desordenado, para muchos especialistas en Economía el deterioro del país en menos de un mes, y la opinión del cubano en una inmensa mayoría demuestra que la situación no esta para ¡Patria o Muerte!, basta solo ir a las redes sociales y leer comentarios de cubanos en la isla que nunca han opinado sobre política en las redes sociales y ahora se manifiestan, y que decir de periodistas oficialistas que en su momento han reaccionado a los problemas del llamado ORDENAMIENTO, a esto se suma opiniones de artistas, intelectuales, e incluso algún que otro partidista del PCC que ve el abuso y desordenamiento de su gobierno dictador.

La épica que dio origen a la Revolución le resulta enteramente ajena a los jóvenes de hoy, la juventud revolucionaria cada vez más apática a seguir el discurso de Miguel Diaz-Canel. Sus preocupaciones son otras, bastante parecidas a las de sus coetáneos del resto del continente. No experimentan las ansiedades del capitalismo —las escasas posibilidades de consumo no se lo permiten—, pero comparten buena parte de sus referencias pop, con las que ya conviven a través de los smartphones. Escuchan reguetón, se cortan el pelo como los futbolistas famosos y ni siquiera se saben de memoria las consignas a las que entregaron la vida muchos de sus abuelos.

Los jóvenes de Cuba solo ven una posibilidad en el escape de la isla cárcel o que alguien amigo, familiar o con suerte un enamorado (o enamorada) les saque del infierno.

Se rehúsan a luchar porque el gobierno se ha encargado en 61 años de ir contra los que se oponen, ha fusilado, encerrado en prisión, tronchado vidas, ultrajado moral a todo aquel que diga: ¡ no creo en ti Revolución!

Actualmente, el gobierno solo piensa en su supervivencia. Los miembros de la generación que llegó al poder el año 1959 están casi todos muertos. Quedan Raúl Castro, Ramiro Valdés, Machado Ventura y un puñado más. “Como viene un cambio en Cuba, las mafias del resto del mundo están atentas, esperando ver qué pedacito del pastel se van a quedar”, dijo Rosa María Payá, la hija de Oswaldo Payá, el líder de la resistencia civil cubana muerto en un accidente de tránsito en 2012.

Este proceso de degradación no es nuevo, pero ahora se encuentra en una etapa terminal. Nadie habla de socialismo. Es notorio el renacer de una nueva burguesía. Ese pequeño grupo que está protagonizando los cambios viaja con frecuencia, tiene internet en sus casas (hay empresas piratas que lo instalan) y le sirve de fachada a dineros provenientes de afuera. Por supuesto que el ordenamiento también va contra estos que hasta el mes de diciembre tenían un perspectiva, pero hoy ven que el dinero se les convertir en un peso cubano que romper sus objetivos. Y este grupo de burgueses que son los primeros en decir:¡ Viva la Revolución!, hoy solo ven una posibilidad :escapar.

Los jóvenes talentosos, al llegar a cierta edad, se van. El mito [revolucionario] no da para más. Ya nadie cree en nada.

Ahora creen más en la farándula de Ota Hola que en el propio Diaz Canel, si por supuesto critican al disidente homosexual pero al final saben que dice mucha verdad.

El cambio del sistema político aún no es un tema que cale en la población. Sin embargo este proceso de ordenamiento esta poniendo sobre la mesa la capacidad de la dictadura. Ahora hay una posibilidad de que el pueblo reaccione.

Yo escribí el día dos de enero un Twitter: “Si la Revolución no termina en estos primeros tres meses de Ordenamiento habrá comunismo para rato”, hoy ellos los dictadores de Cuba han reconocido que el proceso que llevan es un fracaso, tratan de limpiar como siempre diciendo que los dirigentes de base “no hacen las cosas bien”.

Repito es difícil que el sistema caer de una vez, si el pueblo deja que este desorden pase desapercibido.

Es ahora o nunca.

Caricatura de Pinilla

Historia de Domingo: Katherine


Cuando viaje a la península de Kanshaska en Rusia, me encontré un pueblo desolado a las faldas de montañas de nieve. Y por supuesto no me extraño pues muchos pueblos en este país padecen de desolación, pero en esta aldea donde la temperatura no supera los 3 grados en verano y en el invierno se logra hasta -45 es común que las personas busquen otra alternativa de vida diferentes en otros lugares con más posibilidades.
En aquel pueblo entre montañas blancas, había algo peculiar y era la historia de Katherine.
Ella era una hermosa chica que con 18 años se casar con un hombre de 50 por supuesto que allí no es nada extraño, la poca densidad de habitantes hace que las mujeres busquen refugio en hombres que puedan ayudar a sobrevivir en tan remoto lugar.
Pero Katherine al contrario de encontrar un hombre que le ayudar, vivió y sufrió mucho. Cuentan los aldeanos que era sometida a violaciones constantes y maltrato físicos por parte de su esposo.

La policía nunca escuchó sus denuncias, su marido era un hombre de negocios en aquel lugar, cosa que no es tampoco algo cotidiano, y los vecinos se hacer los desentendido, por su parte la familia de ella se beneficiar del casamiento y tampoco apoyar a la joven, hasta que un día desapareció, le buscaron por varios días, e incluso el Jefe de la Policía hizo circular su rostro.
Su esposo declaró que era posible hubiera huido a una ciudad del sur.

Pocas semanas después el hombre amanececió asesinado, habían comido sus entrañas y vaciado su cerebro.
Los pobladores hablaron de que podía haber sido un oso, pero realmente la “Ojrana”, que es como se llama la policía allí, dijo que era un asesinato perverso, desde entonces se sospecho de la chica, pero nunca se supo de su paradero, y en ese lugar nadie le interesa mucho lo que pasaba.
En el 2017 cuando visité el lugar simplemente habían doce personas habitando la aldea y ellos se planeaban salir de allí pronto, aunque tampoco es muy fácil.
Ese año el pueblo tenía 126 familias pero varios de los sucesos que os cuento habían puesto en aquel lugar el mismísimo infierno.
Primero fue el caso del Jefe de la policía local que fue decapitado en su propia casa y su familia (esposa y dos hijos) quemados vivos en el horno de carbón gigante que existen en las casas tradicionales de esta región.
Luego siguió la dueña del único bar del lugar, le cortaron viva los dos brazos y le arrancaron la lengua.
Entonces, el pueblo entró en pánico, unas semanas antes de mi llegada algo hizo que las personas huyeran como animales en un bosque incendiado.
Era la criatura terrorífica (ужасающее существо) pues muchos comenzaron a ver lo que una vez fue Katherine, era un monstruo según las descripciones, otros decían que era el propio diablo, su boca era inmensa, su lengua de alienigena y sus uñas hechas por el mismo diablo(Дьявол), se arrastraba semidesnuda por la nieve, dicen que el herrero del pueblo le disparó, pero aquella bestia correr tan rápido que desaparecer entre el monte de abedules cubiertos de nieve, un día después de los sucesos recorrieron los hombres el monte pero nada aparecer, ni rastro.
Al tercer día, el herrero amanecer con un hueco en la cabeza, faltaba su cerebro, entonces muchos decidieron abandonar el pueblo, solo doce quedaron en la aldea.
Para ese entonces me había llegado una carta a Moscú de uno de los habitantes que conocía mis investigaciones paranormales como periodista, y me llamo la atención la historia, pensé que eran simplemente leyendas de pueblerinos rusos, pero al ver las evidencia comencé mi investigación en transiberiano, mi teoría es que todo tiene una explicación científica, por eso siempre busco respuestas lógicas.
Me hospedé en una de las muchas casas abandonadas, hacía un frio de -33, insoportable. La primera noche no pasó nada anormal, dormí como un niño del cansancio del viaje.

Al día siguiente comencé mis interrogatorios a los nativos, y para las investigaciones use algunos informes policiales, a pesar del miedo de los que quedaban yo me enfocaba en lo que humanamente podía estar ocurriendo.
La segunda noche mientras me calentaba frente al fuego de esos hornos, que repito son inmensos, sentir un olor desagradable, un ruido en mi cuarto llamó mi atención y fue allí cuando me encontré con aquella criatura, frente a frente, caí de espalda, atontado.

Ella, si era ella, traté de levantarme del piso, pero no pude, su boca era una camada de dientes afilados, parecía los de los tiburones que años antes había fotografiado en Bahamas, sin embargo detrás de todo lo horrible su mirada era angelical.
Traté de no alterarme, pero un crujido me hizo temblar, ella me rodear, me oler como si fuera su próxima presa, me di por muerto, sin embargo vi cambiar su rostro su boca volvía a ser normal, sus uñas cambiaron su olor diabólico cambio, acerqué mi mano temblorosa, le toqué el cabello, y me dijo: ¡mátame!

Tomé el hacha de cortar la leña para el horno, algo me decía ¡no dudes!, y lo hice, enterrar el filo del instrumento en su frente la sangre bañó el lugar. La noche entera la pase mirando mi víctima Al día siguiente, la Ojrana me arrestar por asesinato, había matado a Katherine, hoy he sido condenado a 35 años de prisión e investigan si yo cometí los otros asesinatos.