Un plato típico ruso el PELMENI


Desde Moscú los invito a comer Pelmeni (ojo no es ravioli).
Aquí la receta:
Ingredientes
400 gr de picadillo de cerdo o ternera
2 tazas de harina de trigo
1 huevo
1 cebolla
½ taza de agua fría
2 cucharadas de aceite vegetal
1 cucharadita de sal
Cómo hacer los pelmeni
1- En un bol agregamos la harina y hacemos un hueco en el centro. Añadimos el huevo, el agua, la sal y el aceite en el hueco y mezclamos bien hasta conseguir una masa. Si vemos que nos queda muy seca, añadiremos un poquito más de agua y amasaremos hasta que quede suave.
2- Engrasamos con un poco de aceite una superficie limpia y plana, donde trabajaremos la masa con las manos durante 10 minutos aproximadamente. Terminamos formando una bola y la envolvemos en papel film. Metemos la bola en el frigorífico durante 20 minutos.
3- Mientras tanto, vamos a preparar el relleno. Para ello, picamos la cebolla lo más pequeña que podamos, yo lo hago con el procesador de alimentos para ahorrar un poco de tiempo. Luego mezclamos la carne picada y una pizca de sal con la cebolla en un recipiente hasta que los ingredientes queden bien integrados. Reservamos.
4- Sacamos la masa del frigorífico una vez pasado el tiempo indicado y la dividimos en 3 o 4 partes. Comenzamos a extender una de ellas con un rodillo sobre una superficie limpia y enharinada. Cuando veamos que la masa tiene unos 2 milímetros de espesor, cortamos en círculos con la ayuda de un vaso de cristal.
5- Rellenamos cada círculo con una porción de carne, dejando el espacio necesario para poder doblar la masa en forma de pastelito y poder juntar ambos extremos, de tal forma que la carne quede en su interior. Repetimos la operación hasta terminar con toda la masa.
6- Una vez tengamos listos el pelmeni, lo meteremos en un recipiente y lo pondremos en el congelador durante una hora. Transcurrido ese tiempo, ya podemos sacarlo y cocerlo en abundante agua hirviendo durante 20 minutos aproximadamente. Escurrimos y ya lo tenemos listo para servir. Buen provecho!!

La continuidad de Carlos Lage es el socialismo


CARLOS LAGE DÁVILA REAPARECE A SUS 70 AÑOS ‘PIDIENDO CAMBIOS PROFUNDOS PARA CUBA’
Azorados han quedado los cubanos tras aparecer hoy, unas declaraciones del ex secretario ejecutivo del Consejo de Ministros de Cuba, Carlos Lage, quien fue destituido desde 2009 por Raúl Castro. —– (Una forma de tratar de limpiarse hoy en Cuba es pedir “Cambios profundos ” sin señalar cuales y agregando que “siempre estaré con la revolución”, que hace muchos años desapareció)——

En ese momento a Lage y a Felipe Pérez Roque, el entonces canciller, se les separó de sus funciones por “abuso de poder” y “graves errores”, aunque en el vídeo que ha aparecido el ex funcionario se apresura en negar esas razones señalando que dedicó años al país sin esperar nada a cambio.
El vídeo ha sido compartido por la periodista Milena Recio, quien explica: “Carlos Lage por Carlos Lage, sin mediaciones y, que yo sepa, por primera vez en muchos años, desde que fue removido de su cargo en marzo de 2009”.
Y dijo Lage: “Confío en la revolución y creo firmemente que el socialismo es una sociedad más justa y más humana. EN NUESTRO CASO, EL DE CUBA Y LOS CUBANOS, LA ÚNICA FORMA DE SER INDEPENDIENTES COMO NACIÓN Y DIGNOS COMO PUEBLO, AUNQUE A ESE SOCIALISMO SOLO SE PUEDA LLEGAR CON CAMBIOS PROFUNDOS, MUCHOS MÁS QUE EN LOS ÚLTIMOS 20 AÑOS. ES INELUDIBLE TRASPASAR SUPUESTOS LÍMITES Y CORRER RIESGOS. ESO ES AHORA LO VERDADERAMENTE REVOLUCIONARIO.Ante cualquier disyuntiva que se presente en el futuro, cualquiera que hayan sido las causas, estaré del lado que beneficie a la revolución”, dice Lage en el audiovisual.

El ex político, es hoy Director de Epidemiología en el Policlínico 19 de Abril, ubicado en el habanero municipio Plaza de la Revolución.

Durante las últimas décadas, mientras fueron retrasadas las reformas económicas que el pueblo cubano consensuó y esperó con paciencia desde el balcón de sus días y con personas como Lage siguiendo la maquinaria podrida de la Revolución, algunos ilusos piensan “esos que no van a regresar para ninguno de nosotros “—el tiempo es un factor clave de la política—, la vida material se deterioró hasta llegar a niveles que alejan hoy la posibilidad de conseguir ese anhelo de convivencia del que venimos hablando. He ahí el 11J.

Padecemos, aunque se hable muy poco de ello por pudor o por desvergüenza, la triste circunstancia de que al menos un 25 % de la población vive en condiciones de pobreza, a pesar de todas las amortiguaciones que la convierten en «pobreza asistida». Ese es el mayor desastre político de Cuba hoy, que se combina con autoritarismos de diversas escalas.

Millones de personas padecen dificultades para la reproducción de su vida cotidiana, sin que la sociedad brinde apenas soluciones de movilidad social. Carencias que provocan en multitudes el deseo de emigrar y, cada vez más, el de protestar, en las redes sociales y en las calles.

No hay milagros posibles ni soluciones express cuando se mantienen unas fuertes ataduras de la economía cubana a un sistema estatalista centralizado que limita derechos, aplana las iniciativas, constriñe la imaginación, la con responsabilidad, que no suele rendir cuentas, que debilita el incentivo por el trabajo y termina prohijando la corrupción, creciente y celular.

Lage parece no vive en la Cuba del 11J

EMIGRAR ES COMO MORIR




Cuando se acerca el día de despedirse, sientes como poco a poco te caes, hasta que llega el día. Están tus familiares y algunos amigos despidiéndose de ti, sin la certeza de que algún día te verán otra vez, y mientras avisan que ya se va el autobús, las lágrimas y el llanto comienza a salir a flote; Te abrazan tan fuerte como si fuese un último adiós… Hasta que finalmente sientes que algo dentro de ti muere.

Tu familia empieza un proceso de duelo, todos los días te extrañan, todos los días te recuerdan, todos los días te lloran. En tu casa sobra un plato en la mesa, sobra una cama, un cuarto. Tus amigos empiezan a darse cuenta la clase de persona que eras, cuanto valías y ahora cuanto haces falta; que realmente no todo era fiesta y risa, si no también llorar y escuchar, pero conforme pasa el tiempo, se van acostumbrando a la idea de que no estás.

Mientras tú aún no te acostumbras a estar sin tu familia y amigos, con frío y preocupado, así es la vida de un hijo que ha salido de su país. Tener a los tuyos lejos definitivamente te mata, te seca, te rompe y aún no te haces la idea de que así permanecerás un buen rato.
Para los que quedaron es más fácil, si le rodean el resto de la familia; Cuando uno se va, sólo duele unos días porque de alguna manera, quedan acompañados, pero nadie reflexiona la otra cara de la moneda: Cuando estás rodeado de familiares o amigos, y uno es quien se va, ¿Cómo se hace?

Cuando nos vamos, dejamos un espacio, un lugar y nuestra gente en “PAUSA”, mientras que para ellos el tiempo transcurrirá totalmente igual, todos continuaron con sus vidas; y aunque muchos nos dijeron “TE EXTRAÑO DEMASIADO” no pareciera afectarles mucho.

El día en que por fin podamos ir de nuevo a nuestro país miraremos todo tan diferente, todo y todos estarán tan distintos, a unos los visitaremos a su casa, a unos al hospital y a otros sencillamente nos tocará llevarle flores…
Cuánto te extraño mi tierra bella, la familia y mis amigos.

A tres meses de creada la fábrica de mascarillas de Matanza no han hecho la primera


Ayer me encontré con esta obra de investigación del semanario Girón en Matanzas. Sí desea un infarto, pues a leerlo completo y saque sus propias conclusiones . Solo faltará saber quiénes responden ante la justicia.

Qué ha sucedido con la primera fábrica de nasobucos en Cuba radicada en Matanzas?
Por: Lisandra Pérez Coto, Arnaldo Mirabal Hernández y Guillermo Carmona Rodríguez
En este artículo: Coronavirus, COVID-19, Cuba, Economía, Empresas, Industria, Matanzas, Salud, SARS-CoV-2, Virus
3 octubre 2021 | 238
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp Compartir en Telegram

A tres meses de su funcionamiento, la primera fábrica de mascarillas de Cuba aún no ha comercializado el primer nasobuco. Foto: Periódico Girón.
Hace unos meses atrás, por varios canales comunicativos se promocionó con mucho bombo y platillo la noticia de que en Matanzas se instalaría la primera fábrica de mascarillas de Cuba gracias a la gestión de la empresa de confecciones textiles Unymoda, perteneciente al grupo empresarial Gardis.
Entre los medios de prensa que reprodujeron tal noticia se encuentra el periódico Girón, que el 23 de abril publicó la entrevista “Nasobucos cubanos con alma siria”, concedida por el proveedor de las máquinas Lway Aboradan, un ciudadano sirio radicado en Cuba.
Esta instalación, ubicada en la Universidad de Matanzas, sede Camilo Cienfuegos, despertó interés por su evidente utilidad y por constituir una lucrativa oportunidad de negocios. Sin embargo, con el tiempo acabó el furor, pues se desconocía sobre su comportamiento productivo y su destino final. Por tales motivos, el periódico Girón decidió realizar un seguimiento informativo al tema.
Entre los resultados más impactantes descubiertos se halla que a tres meses de su puesta en funcionamiento, aún no se ha comercializado el primer nasobuco. En estos momentos, en los almacenes de la instalación se acumulan más de 250 000 mascarillas, cifra aportada por Liudmila Pérez Montero, administradora de la entidad.
Entre junio, julio y agosto Matanzas sufrió el cuarto rebrote de la covid-19. Las cifras de contagiados por jornada superaban los 1 000 y el sistema de salud se resintió de tal manera, que sus profesionales, de todo el país, debieron trasladarse hasta ese occidental territorio para prestar socorro.
Durante semanas, la provincia se posicionó en el foco epidemiológico y mediático de Cuba. En dicho tiempo la fábrica ya se encontraba en funcionamiento. No obstante, ni un solo cubrebocas se empleó para contribuir a la protección de los médicos o de la población.
Además, a menos de 500 metros de esta unidad del Grupo Gardis radica uno de los centros de aislamiento más importantes del territorio, el de la Universidad de Matanzas. Todo esto sucedió a pesar de que la directora de Unymoda, Maribel Rodríguez Argüelles, afirmó en varias declaraciones que la prioridad para su institución consistía el colaborar con el sector de la salud.
Este equipo investigó no solo la demora en comercializar los nasobucos en el pico pandémico, sino, también, ciertas irregularidades en el proceso de puesta en marcha de las dos líneas de confección y el bajo nivel de producción que mantienen hasta el momento.
Negocios a simple vista ventajosos
El proyecto de la fábrica de nasobucos se originó en marzo de 2020, cuando coincidieron Lway Aboradan y el grupo empresarial Gardis.
“Fue en Matanzas por casualidad. Nosotros estábamos aquí en la Feria del Libro y conocimos al grupo Gardis. Vimos que tienen un trabajo vinculado con los textiles. Cuando llegó la pandemia, lo primero que se nos ocurrió fue hacerle una propuesta para la fábrica de mascarillas. Ellos tuvieron mucho empeño y le dieron seguimiento”, explica Aboradan.
En un primer momento, se concibió que sería una asociación económica internacional. La demora y lo complicado de algunos trámites provocaron que el empresario actuara, al final, solo como proveedor de la maquinaria y de la materia prima. “Muchísimos, muchísimos obstáculos y el proceso es tan largo que si hubiéramos ido por el camino de la asociación, aún no hubiéramos tenido la fábrica”, ahonda Lway.
El país ha llamado en reiteradas ocasiones a buscar la inversión extranjera como una vía para realizar negocios lucrativos para la Isla; sin embargo, aún restan trabas burocráticas que no hacen factible o, por lo menos, sencillas estas iniciativas.
Según explica la directora de Unymoda, la oferta de Aboradan se sometió a licitación. El trámite lo llevó a cabo la empresa importadora Consumimport. De entre todas las propuestas que se buscaron, la del comerciante sirio resultó la más acorde.
Ello se debió a que aceptó que se le pagara en CUC la maquinaria, moneda todavía en circulación en ese tiempo, aunque cuando comenzó la Tarea Ordenamiento debieron, entonces, pagarle en moneda nacional.
Además, la materia prima la entregaría en consignación; es decir, cobraría en la medida en que se vendieran los productos (hasta ahora él no ha recibido el primer pago). Por último, se comprometió a encargarse del montaje de las plantas.
Lway Aboradan se relaciona con Cuba desde hace 30 años. Aquí estudió licenciatura en Farmacia y su esposa es cubana. Según él confiesa, su deuda con el país es inmensa, por ello las condiciones tan ventajosas que ofreció para el negocio. Incluso, aunque el contrato concebía la importación de una sola planta, él regaló una extra. Sin embargo, no podemos olvidar que, en última instancia, también es un comerciante.
La inversión realizada por Unymoda ascendió a más de cinco millones de pesos. A simple vista, por causa del contexto sanitario que vivimos se percibe que resultaba un proyecto con gran potencial. Quizás por estas razones duelan tanto las irregularidades y demoras a la hora de producir y comercializar los nasobucos.
Infortunios y mala praxis

Pudiera alegarse que la falta de capacitación es la causa de las continuas paradas. Foto: Periódico Girón.
Un estudio de factibilidad intenta establecer de antemano los pasos necesarios para que un negocio avance sin tropiezos, avizorando cada posible escollo en el camino. Si bien la fábrica de nasobucos de la empresa Unymoda realizó ese estudio, no ha podido concretar un arranque que dé cierta estabilidad a la industria. Y, para mayor desgracia, produce insuficientes mascarillas, que descansan el sueño eterno en un almacén.
Al parecer, las planificaciones previas no fueron objetivas y las variables analizadas para la puesta en marcha de los equipos, más que mascarillas, producen desconcierto a cada paso.
La primicia que representaba contar con la primera fábrica de este tipo en el país se ha diluido en el tiempo. A estas alturas, muchos se preguntan por qué un proyecto que beneficiaría a tantos no ha logrado el impacto deseado.
La puesta en marcha no ha sido del todo feliz. Los desperfectos se han sucedido una y otra vez. Pudiera alegarse que la falta de capacitación es la causa de las continuas paradas, impidiendo que las líneas de producción alcancen la capacidad máxima, de 120 mascarillas por minuto.
Según Maribel Rodríguez Argüelles, los empleados contaron con 15 días de adiestramiento, aunque reconoce que lo ideal hubiese sido que viajaran a China, o que llegara algún especialista desde ese país. La pandemia frustró ambas variantes.
Para Diosdado Abreu Falcón, director del grupo empresarial Gardis, los contratiempos han sido menores. “Yo no creo que haya ningún problema. Las máquinas se van adaptando a un período de trabajo, que se llama en la industria un proceso de adaptación de la maquinaria”.
En cambio, el sirio Lway Aboradan no sabe cómo explicar la nula eficacia, si partimos del objetivo primordial de la planta: la comercialización del producto.
“No está a su máxima capacidad porque hubo muchos inconvenientes por los mismos procesos de preparación de la instalación, la preparación de las personas que estaban al frente”.
Severo en sus planteamientos, Aboradan explica que quienes montaron la planta no se guiaron estrictamente por las indicaciones que traía el equipo. “La desprogramaron y empezaron a usar una como repuesto de la otra”, agrega el euroasiático.
Los inconvenientes que afectaron el montaje, según relata, se iniciaron desde la propia llegada de las máquinas, las que fueron extraídas del embalaje antes de asumir las labores constructivas en la edificación, lo que provocó que fueran expuestas al polvo.
El propio día de la llegada del segundo compresor (el primero no lograba distribuir el aire necesario para el funcionamiento de las dos líneas), sufrió una avería en uno de los relojes que miden la presión por mala manipulación durante el traslado.
Se suma, además, que la empresa no contaba con el importe necesario para adquirir equipos de climatización, una de las indicaciones ineludibles para la operación y conservación de la planta. ¿Y los estudios de factibilidad no lo previeron?, se preguntaría uno.
Si bien gracias a la gestión del propio suministrador de la materia prima, la fábrica contó finalmente con tres aires acondicionados, todavía no se logra instalar un tercero que completaría las ocho toneladas requeridas para el buen desempeño de la instalación. Este detalle imprescindible pudiera acarrear roturas en el futuro.
“La máquina está preparada para un clima bajo. A mayor nivel de producción genera más calor y se puede sobrecalentar al no estar en un clima adecuado”, reconoce Liudmila Pérez Montero, administradora de la planta.
Aunque el comprador de la moderna línea de producción aseguró durante nuestra entrevista que el equipamiento funcionaba días antes de salir de viaje, y para corroborar el hecho mostró una grabación en su celular, Liudmila Pérez Montero justificaba el funcionamiento de una sola línea “porque la otra había sufrido un desperfecto técnico en un tornillo, así que como cubanos hemos tenido que innovar”.
Lejos de enaltecer el ingenio nacional, produce un poco de estupor, porque apenas se ha logrado pagar la inversión; incluso, no se ha comercializado un producto y la falta de pericia y capacitación en el manejo se hace evidente.
Se coleccionan mascarillas
A las evidentes complejidades técnicas, deficiencias en la manipulación y demás inconvenientes de la puesta en marcha, habría que añadir una paradoja lamentable: no ha llegado a la población o personal de la salud ninguna de las más de 200 000 mascarillas acumuladas durante ese periodo.
Resultan justamente las limitaciones y deficiencias en la comercialización de este producto uno de los puntos débiles más evidentes de la añorada inversión.
En principio, las irregularidades de la puesta en marcha truncaron, incluso, posibilidades de exportación a países del área, interesados en la compra de casi cuatro millones de mascarillas.
Sin embargo, en las entrevistas realizadas, este equipo conoció de las fallidas gestiones de la dirección de Unymoda y el grupo Gardis para cumplir con el objeto social de la fábrica de llevar el imprescindible accesorio a sectores prioritarios como la salud y el turismo, con los que aún no existen contratos.
Por otra parte, de las empresas y entidades mencionadas por Maribel, con las que supuestamente se procesa la venta de las mascarillas, solo la Rayonitro confirmó el pedido de compra de 200 mascarillas, todavía por formalizar.
Mientras, la producción, pese a los contratiempos, avanza y se acumula más de medio millón de mascarillas sin destino inmediato.
Este asunto no preocupa a Diosdado y Maribel, quienes explican que, como empresarios, el tiempo estimado para reponer la inversión aún les permite otros meses, incluso años de producción estancada, que, aseguran con especial optimismo, venderán en algún momento.
“Con las mascarillas que tenemos ahora, si las vendiéramos al mismo precio que otros en La Habana, tendríamos tres millones de pesos, y esta fue una inversión de cinco millones para pagar en cinco años. Es decir, no tenemos preocupaciones como empresa. Nosotros salimos adelante, porque se van a vender. Además, tenemos otras entradas en divisas y contamos con materia prima para tres millones de mascarillas, lo que equivaldría entonces a 15 millones”.
Este aspecto no lo comprende, por el contrario, Lway Aboradan, quien ofreció a esta empresa facilidades de pago que favorecen los procesos de comercialización.
“Yo di tiempo de pago para que compraran la materia prima, fabricaran, vendieran y después me pagaran. Como empresario extranjero, no entiendo cómo un nivel de producción en medio de un momento de crisis aquí no se vendió. ¿Por qué no se vendió?, yo pregunto igual que ustedes”, dice.
Para Maribel, el principal inconveniente resulta la forma de pago en MLC, moneda en la que se adquiere la materia prima, y aunque afirma que se valora la venta a la población, esta parece depender del mercado priorizado en MLC.
“Hicimos nuestros cálculos y hay un porciento que podemos venderle a la población; es decir, que cada tres mascarillas que vendamos en MLC, podemos vender una mascarilla a la población”, asegura, un razonamiento del que se deduce continuaremos esperando para adquirir las mascarillas matanceras.
En tanto, Consumimport, que almacena la materia prima a pocos metros de la fábrica matancera, también ha hecho sus cálculos y ha trasladado, hasta la fecha, buena parte de los insumos inicialmente importados hacia otros talleres que, con menor capacidad de producción, sí logran vender las mascarillas.
“Yo garanticé a Cuba seis meses de producción a razón de 120 mascarillas por minuto por dos —porque son dos líneas— en una jornada laboral de ocho horas, que suman 1 500 000 mascarillas por mes. No es lógico que dos entidades del país, una de ellas con una sola máquina que no produce ni 40 por minuto, ya comprara dos o tres veces y aquí aún estén almacenando mascarillas”, cuestiona Aboradan.
Y mientras allí se almacena, la demanda persiste; tanto, que se comercializa en el sector no estatal alrededor de los 25 CUP, casi cinco veces el precio estimado para la venta por Unymoda.
Según explicó a Girón Aboradan, en los inicios del proyecto Cuba compró dos millones de mascarillas a unos 48 centavos dólar como promedio, unos 960 000 en total, cifra que, de haberse producido en Cuba, solo hubiese ascendido a 160 000.
Conclusiones
La fábrica de mascarillas contaba con el contexto, los recursos y la voluntad para convertirse en un proyecto altamente oportuno. Más allá de un valor puramente financiero, también hubiera tenido una gran utilidad social. Nunca sabremos cuánto dinero en concepto de importación de mascarillas le hubiera ahorrado al país o cuántos profesionales de la salud o pueblo en general se hubieran podido beneficiar de sus productos, en medio del más violento brote de covid-19 que ha sufrido el país.
Gran parte de la responsabilidad de la llegada a buen puerto de estos proyectos depende de factores que no se pueden violentar, como el cuidado en cada detalle, la claridad en lo que se desea, la previsión y la preparación del personal.
En ocasiones, las buenas intenciones no resultan suficientes. Hay que recordar que el dinero empleado para la compra de las maquinarias y su puesta en funcionamiento, aunque manejado por Gardis, pertenece al pueblo y, por tanto, su uso debe ser lo más inteligente y cuidadoso posible.

Las mentiras de Bruno y Canel que no cuadran.”Si van a mentir, pónganse de acuerdo”


No hace mucho el Canciller Bruno Rodríguez negó rotundamente ante la NBC News, la existencia de hambre y de familias viviendo en la extrema pobreza en Cuba…

“No tenemos hambre, no tenemos pobreza extrema, no hay desempleo sin una protección social”, fueron las palabras del mandatario”

Y hoy el presidente cubano Miguel Díaz-Canel reconoció públicamente que existen miles de familias en la isla que viven en condición de extrema pobreza y que su Gobierno es incapaz de resolver todos los problemas nacionales actuales “de golpe”.

Lo cierto es que ambos de una forma u otra aunque de manera dictatorial representan al país, y se ve muy feo o poco profesional que mientras uno anda brindando declaraciones negando los padecimientos de nuestro pueblo el otro por su parte esté reconociendo las carencias por las cuales está afrontando nuestra nación…

Seamos serios, por favor..Bueno .¿Cuando ellos han sido serios?

Es difícil vivir en Cuba y ver perder tú vida por un sistema dictador


Foto: 11/7

Es difícil perder tú juventud esperando que mejorará la situación, es difícil creer que el gobierno revolucionario avanza, 62 años de sacrificio, la generación de los 60 se ha muerto de necesidades, el que queda vivo sigue esperando milagros revolucionarios.
La época de los 60 fue de hambre y BLOQUEO comenzó 16 de octubre de 1962 cuando la gente decía “dinero para que” la Crisis de los Misiles con un verdadero BLOQUEO dejo el país en una miseria espantosa, desde ahí en Cuba no ha salido el sol.
Tras la Crisis de los Misiles el lema era ¡Patria o Muerte! Si morías por la patria comunista, vestido de verde entonces era necesaria tu muerte.
Llegaron las promesas del que seríamos una potencia en Oro Rojo ( Carne de res), luego que tendríamos tantos huevos que tendríamos que exportar, pero todo terminó en una zafra del 70, ¿ Qué fue la zafra del 70?
En la práctica, la zafra fue una actividad militarizada y, según testimonios directos, entre octubre de 1969 y mayo de 1970, vivieron sometidos a un régimen de semiesclavitud a lo largo de doce horas diarias, seis días a la semana, mal alimentados bajo un clima impenitente, ese: “esfuerzo decisivo” lo hizo los jóvenes cubanos de esa época, el reto de Castro no pudo ser, y se convertir en una de las muchas derrotas del régimen.
Luego llegaron los 80, los rusos habían ganado terreno y todo parecía que marchaba en Cuba, que se alimentaba de la teta soviética, fue la época de “rectificar errores, si porque aunque pensemos que estos errores del hoy presidente puesto a dedo Díaz Canel son de ahora, en el país el nivel de corrupción era alto, la influencia del PCC hasta en temas familiares se hizo presente, se prohibió oír música capitalista, para ser militante UJC tenías que ser un súper héroe,  se crearon falsos jefes, falsos revolucionarios, todo era un engaño que la gente acepto como algo bueno.
Aquellos gloriosos años 80 se irían en un chasquido de dedo, en 1990, tras la caída de la URSS, Fidel Castro tuvo que reconocer que la teta se desmerengar y que vendría tiempos difíciles. Los cubanos que no habían salido de tiempos difíciles, entrarían en una de las Crisis más horribles que pueda haber pasado un pueblo de Latinoamerica.
Aquí llego el “jineterismo”, los chulos, las familias que venían con ideología pura-comunista, si estas familias veían ver a la joven de casa ir a la Habana o Matanzas a prostituirse, muchos se peleaban a muerte con sus hijos y familiares sin embargo en 1993 muchos habían aceptado de nuevo a los prodigos, la jinetes de la familia era la que sostenía la casa mientras el hijo doctor su salario era de 2 dólares al mes, Fidel en público reconocía que habían Jineteras y que era parte del turismo de la isla, habían muchas, y muchos que no pasaban de 16 años. Esa era la juventud que nació en los 80, algunos desmemoriados quieren ocultar esto, e incluso algunos que no pasaron hambre y necesidades gracias al cul..de su hija o familiar seguían gritando ¡ Patria o Muerte!
Así llegaron los apagones, si porque aquí en las redes leo quejándose, pero en los noventa en mi pueblo se caer el transformador que había frente al hospital y nos quedamos una semana sin corriente.
Recuerdo cuando “Segundo”, el jefe de la Brigada Eléctrica de mi pueblo iba a cortar la electricidad la gente gritaba improperios,  como si el hombre tuviera culpa que de arriba le dijeran:”apaga”, y que hablar de cuando llegaba. Y así nos pasamos casi 10 años, matando mosquitos en pleno mes de agosto, el charco de sudor corría por las sábanas, el que tenía sábanas.
El hambre, esa si hizo época en los 90, días de agua de azúcar y pan de la cuota hecho de harina de boniato, la ropa era prácticamente imposible de comprar un pitusa podía costar el salario de un año, y una camisa “Bacteria” era un lujo.
Zapatos kikos plástico era un lujo, a mi me tocó ir en mi juventud con zapatos de tela fabricado por mi madre.
Pero mientras esto pasaba más de 35000 cubanos murieron en el mar en los 90 tratando de llegar al imperio malo, ese que mantiene al 50 % de muchos dentro de la isla porque tienen un familiar allí.
La gente olvida muy rápido, olvida los muertos, los desaparecidos en la llamada época de los balseros, pero es que la gente olvida a conveniencias, lo interesante es que siguen culpando al imperio.
Yo no olvido las miles de Tribunas que le dio a Castro por hacer y que llamó Batalla de Ideas, yo años después comprendí que fue más que todo una estrategia la decadencia de los 90 en credibilidad de la Revolución era como lo es hoy con Díaz Canel, y entonces la mejor forma de avivar la Revolución era acto político tras acto político, no hubo un solo fin de semana que no se hiciera una campaña televisada.
La lucha por Elian, los Cinco Espías, el Bloqueo fue el entretenimiento de los años 2000 en adelante, la juventud en las escuelas eran obligados a ver las mentiras de la Mesa Redonda ¡ Qué tiempos!
Así llegó la Época de Raúl Castro, para empezar ya que no había muy buena opinión de él, aplicó una serie de decretos y leyes en un año que en 62 años no se habían hecho, permitió comprar casa, los autos podías venderlos ahora, podías viajar al extranjero e incluso aprovecho a Obama  y todo parecía que iba viento en popa, pero Raúl Castro sabía muy bien que al final venían tiempos difíciles y el no tiene salud para eso, entonces de la nada y con una vara mágica salió Díaz Canel.
Si me preguntan hoy yo que conocí como era Fidel, y viví los 10 años de mandato de Raúl, ¿Qué piensas de Díaz Canel? Simplemente le diría que es 10 veces más malo que sus maestros.
A un mes de tomado el poder se le cae un avión 101 cubanos murieron, tardo un año en dar una aclaración a los familiares y al final culpó a los pilotos aunque se sabía que el aparato presentaba desperfectos hacía tiempo, las familias no fueron indemnizadas.
Pasaron unos meses y un día mientras el bailaba en la plaza, en la otra parte de la Habana 6 personas fallecían por el paso de un Huracán, si no hubiera sido por la crítica internacional aún estuvieran esperando ayuda.
El país comenzó a decaer y el hablaba de la “limonada es la base de todo”,” es un problema coyuntural”, hay que recordar las niñas fallecidas en la Habana tras un derrumbe y que el gobierno revolucionario indemnizar con 300 pesos cubanos a la familia. Mientras todas estas cosas desagradables pasaban llegó la “Pandemia”, lo primero la Ministra de Turismo alentaba visitar Cuba un paraíso seguro y con Turismo de salud, donde ya se fabricaban 5 candidatos vacunales.
Las colas tras la escasez que se pronunciaba, confinamiento, y la propaganda de las Abdalas y Soberanas. América Latina se reúne para empezar la vacunación, Cuba se niega a ser parte del proyecto porque tenía 5 vacunas en proceso, el mundo tiene vacunado un 70% de su población, Cuba procesa aún las vacunas, el virus va dejando hoy 8000 cubanos fallecidos gracias al ego revolucionario.
Apagones, hambre, un Ordenamiento en medio de una crisis mundial que trae un Periodo Especial tan crudo como el de los 90.
Salarios altos, productos elevados, y difícil de conseguir hasta un huevo.
La gente esperando se reanuden los viajes para irse en masa, esta es la historia próspera y sostenible que el 11 de julio llegó a estallar, y donde el comunismo mostró su verdadera cara, y muchos despertaron al ver atropellar al pueblo pacífico, un muerto, cientos de heridos y presos, es el resultado del nuevo gobernante comunista.

Apagones en China


Hay apagones masivos en China. Se pide a la gente que no encienda Microondas y calderas
En China, la crisis energética se agrava, debido a que ya han comenzado las interrupciones en el trabajo de las plantas. Ahora las ciudades carecen de electricidad: los residentes de la región escriben en las redes sociales que sus casas han dejado de calentarse y que los semáforos no funcionan en las calles.
Debido a las interrupciones de la semana pasada, muchas fábricas suspendieron sus operaciones, incluidas las que suministran componentes a Tesla y Apple. El domingo por la noche, uno de los proveedores de tableros para productos de Apple, Unimicron Technology Corp, dijo que tres de sus plantas suspendieron sus operaciones durante cinco días, del 26 al 30 de septiembre, debido a restricciones en el consumo de electricidad.
Los problemas de electricidad en China comenzaron en el verano. En julio, las autoridades comenzaron cortes programados en Beijing y Xi’an. La agencia Bloomberg, citando a la Corporación de red eléctrica China, informó entonces que las interrupciones son posibles en 11 provincias en el este y el centro del país: el consumo en estas provincias aumentó a valores récord. Entonces, los analistas lo atribuyeron al clima caluroso del verano.
Goldman Sachs estima que los cortes de electricidad afectaron al 44% de la actividad industrial de China. Los apagones de Ventilador chinos son otro eslabón de la triste cadena de eventos sobre la que escribimos en las últimas semanas: el mundo carece de todo, y en primer lugar, de energía.
En Europa ya hay una crisis del gas, no hay nadie para trabajar, no hay nada para transportar bienes y no hay dónde almacenarlos. La producción de automóviles y productos electrónicos está cayendo en todas partes debido a la escasez generalizada de microchips. Los precios suben y la economía frena. Y eso es solo el comienzo. muy pronto, la crisis energética llegará al resto de los países.
En Brasil, la sequía y la caída de la generación de centrales hidroeléctricas. Estados Unidos y Rusia reponen sus propias reservas y se niegan a aumentar las exportaciones. En Europa, se produjo un verano sin viento y caluroso, y las reservas de gas en los almacenes subterráneos son récord.
Y eso es todo antes de que el invierno llegara al hemisferio Norte y comenzara la temporada de Calefacción. Así que mientras el mundo tenga las condiciones ideales para que en los próximos meses el gas y la luz, y luego la comida, los materiales, los bienes y el transporte continúen aumentando, los negocios se arruinen, la economía se frene y la gente se vuelva pobre.

Las Empresas Cubanas en Moscú


Casualmente entró a la página de la Embajada de Cuba en Rusia y me encuentro una serie de empresas que radican en Moscú y que los dueños por supuesto es el gobierno cubano con colaboración rusa: AQUÍ DEJO EL ENLACE PARA SI ALGUIEN TIENE DUDAS DE LO QUE PLANTEO:(http://www.cuba-vision.com/info/?i=13)
Lo más interesante es que dos empresas me llaman la atención, la primera:
Heber Biotec para el que no sepa, en estos laboratorios ubicados en Puchkinskaya casi ocupan una cuadra dan trabajo a más 400 personas la mayoría científico, allí se elaboró el primer ensayo de la Sputnik.

Para los que no saben Sputnik fue después de las vacunas Chinas la que más rápido salió. Su efectividad está comprobada en menores de 65 años con mucha efectividad a pesar de muchos comentarios por el mundo, la Sputnik está en 39 países.
Repito de Europa fue la primera vacuna que salió, y esa vacuna llegó a países como Argentina, Salvador e incluso Venezuela hace ya más de 11 meses.
¿Esto se elaboró en laboratorio cubano?, pues sí, han tenido que dejar morir tantas personas (7300) y van por más, porque simplemente ellos, “los comunistas” querían que el pueblo tuviera una agua de azúcar producido en Cuba y que llevara nombres políticos. ¡Esto me duele! Esto es un genocidio al estilo Hitleriano, lo que han hecho en Cuba.
Ahora me detengo en la segunda empresa “Medicamentos Moscú”; que por cierto en Internet aparece como Sociedad Anónima (los que saben de mercado saben lo que significa) pero bueno para que tengan una idea esta fábrica de medicamentos ubicada cerca Sokolniky Park donde trabajan más de 700 personas, produce el medicamento que Exporta Rusia en colaboración con Cuba y como dato curioso Cuba recibe el 49% de ganancias, Rusia se beneficia de tener los especialistas o científicos cubanos que operan la industria al igual que Cuba pagando salarios básicos, la empresa está al lado de Kanofarma otra gran industria de medicina Rusa, ¡recorcholis, en Cuba ha muerte gente en el último año por falta de un antibiótico! Mientras Cuba con una empresa en el exterior exporta medicamentos y se queja de que el Bloqueo Genocida, lo genocidas son ellos, han visto morir al pueblo por falta de una amoxicilina y ellos fabricando para negocio, con el perdón de todos son unos HP.
Y no quiero ir más lejos, pero desde la industria azucarera, que se pasan la vida quejándose de piezas de respuesto por culpa del Bloqueo, hasta el cigarro que también se extinguir como los dinosaurios en estos meses, ellos, los gobernantes humildes del PCC, tienen en negocio en Rusia.

Pero bueno el Karma es grande por lo menos sus mentiras, manipulaciones y su genocidio contra el pueblo cada día es más repudiado.

Captura de pantalla

El bolso de Lis Cuesta representa la realidad que defienden los comunistas.


Cualquiera diría:” es la Primera Dama”, “en todos los países los gobernantes se dan lujos”, la realidad es que necesitamos de ser extremistas”.
El problema es que el comunismo que enseñaron en Cuba desde 1959 va en contra de toda esas cosas
Ella, es Lis Cuesta la primera Dama de Cuba, ella podría mostrar bolsos típicos de Cuba, de la prosperidad revolucionaria, ya que hablaba de saco alguien que le defender cuando critique que llevara un bolso de más de 8000 dólares en un país que la gente está muriendo por falta de un medicamento como un paracetamol.
Recuerdo que en los 90 le regalaron a mi madre uno de saco “por mejor trabajadora de Comunales” allá en Cuba, así que ¿por qué ella que representa esta revolución no puede llevar un bolso fabricada por la Atelier #1 del Cotorro? Esa marca sería única e incomparable porque estoy seguro que en Internet no iban a cuestionar el precio.
Nada comunistas de casa y capitalistas cuando de lujos se trata.
Y el pueblo aún se cree la píldora 💊 🙄

La mujer es un ser extraordinario


Esta pintura cuenta una historia trágica y conmovedora que vengo a compartir con ustedes:

“Un pobre anciano de la época del gran Luis XIV fue declarado culpable de robar una barra de pan y condenado a muerte, pero una muerte trágica: morir de hambre.

Su hija, al enterarse de su dolor, pidió permiso para visitarlo. En cada visita, los guardias registraron adecuadamente a la joven y al bebé de 6 meses que llevaba. Entonces la dejaban visitar a su padre, una vez al día.

Al final del cuarto mes, al darse cuenta de que el condenado no estaba muerto ni delgado, las autoridades decidieron vigilarlo de cerca. Y se hizo la observación: la hija y única visitante del anciano en cada una de sus visitas diarias alimentaba a su padre con la leche materna destinada a su bebé.

Informados, los jueces en lugar de enojarse y condenarla, se compadecieron de esta mujer frente al amor que tiene por su padre, pero también frente a los resentimientos y sentimientos de una mujer frente a la vida. Dar primero la vida en el sufrimiento y protegerlo a toda costa. Los jueces ordenaron la liberación del anciano y su hija.

Todo esto llegó a oídos del gran y famoso pintor que pintó este cuadro para inmortalizar la historia”.

Esta historia nos lleva hoy a plantearnos ciertas preguntas: ¿Es la mujer solo el ser frágil y frágil que usamos a nuestro gusto?

¿Reconocemos siempre los sacrificios que hacen las mujeres para salvar nuestras vidas?

¿Nuestra felicidad?

¿Hasta dónde estamos dispuestos a llegar para ayudar, amar y proteger a este ser que daría cualquier cosa por salvar una vida, sea lo que sea?

Para meditar y reflexionar, la mujer es un ser extraordinario y maravilloso.