Ya tenemos Soberana, y más lejos la soberanía económica.

“Ya tenemos Soberana.
Somos felices aquí.
Y aunque no tengamos jáma,
moriremos sin Covid…”


“Ya se anuncia otra jornada,
Con el nuevo ordenamiento,
Y aunque quedes descontento,
Te alivia la continuidad”


Le prometí a una seguidora hablar de las novedades de la dictadura cubana. Inicialmente, se me ocurrió hacerlo en versos, pero después que iba por la segunda estrofa cambié mi parecer, porque creo que la verdadera historia de los últimos años de esa tierra no merece el más mínimo esfuerzo creativo, aunque el mismo sea de muy mala factura.
Comencemos por “las soberanas”, porque ya en Cuba se experimenta con versiones autóctonas para el Covid.

Como siempre, el discurso de la propaganda tiende a convertir lo difícil en epopeya, pero obviando siempre lo esencial que al parecer no hace falta cuando uno siempre está inmerso en objetivos mas “elevados”.


Por culpa de uno de los sueños de Fidel Castro Ruz , hace 20 años fue desmantelada la industria azucarera.

El loco de Birán por esos años tenía metido entre cejas y cejas el “delirium tremens” que íbamos a ser una potencia de la biotecnología. Y así de plano acabó con una industria que era uno de los rubros insignes de la economía cubana, y que para colmo, el karma nos maltrató instantáneamente cuando se pusieron de moda a principios de siglo XXI la venta de subproductos de la industria azucarera, como el alcohol, muy cotizados en el mercado internacional: por obra y gracia de los huevos del comandante, no solo cambió el lema de “sin azúcar no hay país”, sino que potenció con su estrategia lo que siempre hizo, no se si consciente o no, hundir no solo el azúcar, sino el país.

Pero ese no es el tema de hoy, veo que me estoy disociando…
La cuestión es que, en Cuba, para el próximo año habrá Soberana, pero faltarán solo tres cosas: la aspirina, la duralgina y todo lo demás.
Los propios médicos en los consultorios te dicen que para qué te van a recetar si no hay nada en la farmacia habitual ni en la internacional, porque están vacías. Aunque algunos, mas actualizados, te dicen nombres de medicamentos en el mercado internacional, sobre todo en USA y España para que lo mandes, de mercenario, a pedir al extranjero.


Todo está en falta en las farmacias, hasta los productos del llamado tarjetón, aunque de vez en cuando, algún producto puede aparecer, pero si quieres comprarlo cuando lo anuncia “la radio oficialista” o te pasas la noche anterior en la farmacia durmiendo, o la pagas a los revendedores, que casi todos ponen sus precios relativos a como se mueve la divisa en sol de batey.


De cómo se consiguen algunos medicamentos hiper-regulados no quiero profundizar porque me averguenza. Aquellos que solo se pueden conseguir en algunos hospitales, y casi siempre pasa por la sustracción de estos, robando dosis recetadas a unos enfermos, para después, en el mejor de los casos, dársela a un familiar, o venderla como todo lo demás en el mercado negro.


Pero bueno, para qué hacen falta los medicamentos en un pueblo tan sano y bien alimentado. Mejor hablemos de otras carencias “menos esenciales”, como la pasta dental.

En “Cuba la desdentada” hay crisis de pasta de diente, a tres personas, le tiene que alcanzar un tubo de perla para tres meses, pero te la puedes encontrar con mucha suerte en la tienda de los mercenarios, o en “la calle” (porque Cuba es el paraíso de los revendedores), a 12 cuc el tubo de pasta Colgate (el dentífrico del enemigo), o sea que la pasta dental yanqui cuesta en Cuba más o menos seis veces lo que cuesta en la tiendas de cualquier país normal.


Pero bueno, la pasta de diente no es tan esencial cuando hay una buena alimentación y que “volá con la leche, la mantequilla y el queso…” Bueno pues hay gente en cuba que no recuerda muy bien ni el sabor, ni el formato de venta de la mantequilla, la bolsa de leche de 1 kg se puede encontrar en la “bolsa negra” a 8 CUC. Pero bueno, y la carne; el pescado, los huevos.

Madre mía, un cartón de huevo a 10 CUC; los pescadores furtivos venden su producto a 2 CUC la libra; los cerdos parece que se fueron en balsa; el pollo (por cierto importado de USA) es lo único que se ha intentado mantener como una de las válvulas de escape de la gran olla de presión social que es la isla del terror comunista.

Pero ya hay gentes en Cuba que casi le dedican su vida diaria a la gestión, real y virtual de esas pequeñas cosas, como el pollo que nos dejó un tiempo de rosas.


Pero, vamos a cosas más sofisticadas aún: qué volá con los moños de la mujer cubana, ese pelo mestizo y maltratado por la humedad y el sol: ¿cómo resuelve la mujer cubana media para mantener el tejado sin que parezca que fue dañado por el ultimo huracán categoría cinco?.

Pues bien, en las redes de la especulación cubana hay oferta de champú con acondicionador por el módico precio de 40 CUC; nada, que dicen las malas lenguas que el proveedor de este producto va a sacar una línea especial para cubita que le denominará “Prepara tu bolsillo”
Pero dejemos la bobería que sabemos que el pelo con jabón de lavar y vinagre se pone suave ( jabón, vinagre ¿dónde?)
¿Qué volá con el desodorante? – Sin comentarios.


Hay una cosa que, si que me ha dejado sin argumentos, yo creía que el castrismo se acababa en Cuba cuando faltara el néctar negro de los dioses blancos:”El café”, pues nada, la pandemia, ha demostrado el aguante nivel premium de esta sociedad.

Un paquete del conocido “La Llave” cuesta 15 CUC y uno de producción nacional de 1Kg a 25 CUC. Dicen las malas lenguas que el proveedor de “La Llave” esta pensando abrir una línea comercial de café solo para cubanos en cuba y que le llamará “La Caja Fuerte”
¿Pero quién a provocado todo esto ?¡ El criminal bloqueo !


En Cuba falta de todo, y lo único que sobra es el régimen castrista. Llevan 10 años tratando de eliminar una cosa que ellos mismos provocaron para “enmascarar” la dolarización de la economía cubana.

Y qué se les ocurrió ahora a los estrategas del picadillo de soya, pues liberar el dólar en la red minorista, los productos que antes se vendían en CUC, ahora se venden en MLC, dicen que la cadena de tiendas TRD, se va a comenzar a llamar ahora MLC; y en las de CUC, dejaron solo agua, para que te ahogues antes del 31 de diciembre porque el primero llega el ordenamiento, y el ron, para que no te vuelvas loco, lo demás es provisto por las tiendas de los mercenarios, plus su cadena irregular de revendedores de la bolsa prieta.


Ahora, más de lo mismo, 61 años sufriendo con el proceso de rectificación de errores y tendencias negativas; los lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución en el marco de la actualización del nuevo modelo económico y social cubano; la final tristemente famosa, antes de comenzar, tarea del nuevo ordenamiento, con su armagedónica:”Hora Cero”.

¿Se acaba la “dualidad” monetaria?, desaparece el CUC, pero se mantiene el CUP y el MLC (pero qué diantres, creo que la carne de jutía y avestruz está poniendo a la gente tonta ), reforma salarial, eliminación de los subsidios, subida de los precios de los servicios esenciales, en fin, solo Dios o el Diablo saben hasta cuando puede una sociedad aguantar mansa todas esas arbitrariedades, carencias y miserias que asumen como el costo de vivir en una sociedad “más justa” conociendo a priori que no todo lo justo es correcto, como dijese el gran sabio Aristolete: “no todo lo justo es correcto, porque si te dejas meter el dedo en el ano, casi siempre entra justo pero no es lo correcto”.
Sigan tontos y disfruten lo “votado”, porque en todo este trayecto apocalíptico los cubanos han votado consciente o inconscientemente por modificar su constitución justo a la medida de los mangantes y en contra de los derechos esenciales de los ciudadanos. Cuba no se arreglará, mientras mas de la mitad de la población siga sirviendo de marioneta activa o pasiva al régimen dictatorial cubano.
Bueno, no estarán solos en el 2021, el mundo entero va hacia el NOM, paradigma chino de “capitalismo inclusivo” donde hay millonarios buenos, que viven junto a los pobres, pero que los quieren más que en el capitalismo occidental. Y como no podría ser de otro modo en cuba se impondrá ahora un Nuevo Ordenamiento para estar a tono con el mundo, pero un poquito mas exclusivo: “A llorar que se perdió el tete”.

Por: Guillermo Ceballo Santos

Publicado por Yordan Roque Álvarez

Nacido en Cuba en 1983, Ciego de Ávila, Profesor de Historia , escritor y periodista e investigador,trabajó en la prensa independiente de su país en la Agencia de Prensa Libre Avileña (APLA), emigró a Rusia en el 2013, donde realizó un diplomado de periodismo y trabajó como Guía Turístico en el Kremlin de Moscú, también fue colaborador del Comité de Asistencia Cívica de Moscú, en 2018 obtiene la ciudadanía española y se va ese país donde reside actualmente, fue Administrador General de la Editorial Ribadeo SLU y ha escrito varios libros entre sus obras está el libro "El camino angosto en busca de la libertad", "Juegos del Corazón", "La columna del Terror", "La Jungla de Espionaje"además de realizar investigaciones relevantes sobre el descubrimiento en Venezuela de Tropas Cubanas,. Ha residido además en Holanda, Alemania.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: