En historias de domingo: El Che que llevas tatuado.

En los jóvenes de los últimos tiempos en Cuba y fuera de esta que se inclinan por un héroe comunista y asesino, se ven reflejado en diferentes partes de su cuerpo la figura del Che.

Muchos de estos jóvenes lo creen un ídolo rebelde que ha hecho una historia por su justicia.

¿Conocen al Che realmente?

Si algo tuvo Fidel Castro es que salvo excepciones se conoce muy poco su aprobación directa de fusilamientos, aunque es sabido que como gobernante es el que firmaba.

Al contrario el Che tenía el sinismo de relatar en su diario esos crímenes, a veces tan injusto que dan horror. Uno de los que relata en su diario es cuando dos de los compañeros de su tropa en la Sierra Maestra se robaron un pedazo de queso y boniatos cocidos, y el Che para dar ejemplo y con la orden de Fidel los fusilaron para “dar escarmiento en la tropa”.

Che Guevara, quien tanto hizo por destruir el capitalismo, es hoy una marca quintaesencial del capitalismo. Su imagen es adorno de tazas, mecheros, llaveros, carteras, gorras, pantalones vaqueros, sobres de infusiones y, por supuesto, esas omnipresentes camisetas con la fotografía tomada por Alberto Korda: el galán del socialismo, con gorra, en los primeros años de la revolución, pasando casualmente por delante del visor del fotógrafo y quedando fijado en la imagen que, treinta años después de su muerte, sigue siendo el logotipo de los izquierdistas revolucionarios de Cuba y el mundo.

En Líbano, los manifestantes que protestaban contra Siria frente a la tumba del primer ministro Rafiq Hariri portaban la imagen del Che. Thierry Henry, un futbolista francés que juega en el Arsenal, apareció en una gran fiesta organizada por la FIFA con una camiseta roja y negra del Che. En Stavropol, en el sur de Rusia, los manifestantes que denunciaban el pago en efectivo de ayudas sociales tomaron la plaza central con banderas del Che. En el campo de refugiados de Dheisheh, en la franja de Gaza, carteles del Che adornan un muro en el que se rinde tributo a la Intifada. Leung Kwok-hung, el rebelde elegido para el Congreso Legislativo de Hong Kong, desafía a Pekín vistiendo una camiseta del Che.

En EEUU tras la muerte de Floyd se vieron miles de insignias del Che.

La imagen de un vecino policía en Cuba en su brazo es un Che tatuado.

Puede que Guevara estuviera enamorado de su propia muerte como guerrillero, pero estaba mucho más enamorado de la muerte de los demás eso sin dudas.

 En una carta a su madre de 1954, escrita en Guatemala, donde fue testigo del derrocamiento del Gobierno revolucionario de Jacobo Arbenz, escribió: “Fue muy divertido, con todas aquellas bombas, discursos y otras distracciones que rompían la monotonía en la que estaba viviendo”. Su visión de ver morir era evidente.

En el libro Ernesto: Memorias del Che Guevara en Sierra Maestra, expresó: “Aquí, en la selva cubana, vivo y sediento de sangre.”

En enero de 1957, como indica su diario de Sierra Maestra, Guevara mató de un disparo a Eutimio Guerra porque sospechaba que estaba pasando información al enemigo: “Acabé con el problema con una pistola del calibre 32, en el lado derecho de su cerebro…Sus pertenencias ahora son mías”. Luego dispararía a Aristidio, un campesino que expresó su deseo de abandonar la lucha cuando los rebeldes se trasladaran a otro lugar.

Al Che que llevas tatuado no le tembló el pulso a la hora de ordenar el asesinato de Echevarría, hermano de uno de sus camaradas, por crímenes no especificados: “Tenía que pagar el precio” escribió.

En otras ocasiones simulaba ejecuciones, aunque no las llevara a cabo, como método de tortura psicológica.

Al triunfo de la Revolución en 1959 Castro lo puso al frente de la prisión de La Cabaña. San Carlos de la Cabaña era una fortaleza de piedra utilizada para defender La Habana de los piratas ingleses en el siglo XVIII; allí se llegó a fusilar de Lunes a Viernes a veces en grupos de hasta cinco cubanos, algunos simplemente no sabían ni por que se les condenaba a muerte. Y en solo unos meses según contar testigos la cifra de fusilados por el Che fue de 200, aunque otros dicen cerca de 500.

No piense usted que los fusilamientos eran a antiguos militares del equipo de Batista, allí se quitó la vida hasta cristianos.

Mi pregunta es para ti joven: ¿ Qué significa para ti tatuarte al Che?

Mi única respuesta es que lo consideres la representación de la muerte y el genocidio, si es así pues acertado tu tatuaje.

Tatuaje del Che

Publicado por Yordan Roque Álvarez

Nacido en Cuba en 1983, Ciego de Ávila, Profesor de Historia , escritor y periodista e investigador,trabajó en la prensa independiente de su país en la Agencia de Prensa Libre Avileña (APLA), emigró a Rusia en el 2013, donde realizó un diplomado de periodismo y trabajó como Guía Turístico en el Kremlin de Moscú, también fue colaborador del Comité de Asistencia Cívica de Moscú, en 2018 obtiene la ciudadanía española y se va ese país donde reside actualmente, fue Administrador General de la Editorial Ribadeo SLU y ha escrito varios libros entre sus obras está el libro "El camino angosto en busca de la libertad", "Juegos del Corazón", "La columna del Terror", "La Jungla de Espionaje"además de realizar investigaciones relevantes sobre el descubrimiento en Venezuela de Tropas Cubanas,. Ha residido además en Holanda, Alemania.

2 comentarios sobre “En historias de domingo: El Che que llevas tatuado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: