En Historias de Domingo: El legado de Fidel es continuidad.

Hablaba del calentamiento global, el deshielo de los glaciares o las posibilidades alimenticias de una planta llamada moringa, incapaz de entender que para el pueblo la única preocupación climática real son los terribles huracanes que asolan al país, que han lanzado a miles de cubanos a vivir hacinados en albergues o en viviendas depauperadas, sin condiciones de habitabilidad, asolados por epidemias debido a las pésimas condiciones de salubridad.


La Cuba que Fidel Castro dejo no se diferencia mucho de a esta Cuba que retomó Raúl Castro y títere dictador Díaz Canel. Los cubanos siguen esperando ese país más próspero, esa nación más digna, esa igualdad real entre todos los cubanos, esa independencia absoluta en todos los ámbitos de la vida nacional, que prometió el Fidel de la Sierra, entre otras cosas, en el más histórico de sus primeros discursos, “La historia me absolverá”, pronunciado en su alegato de autodefensa en el juicio en 1953 por el intento de sacar a Batista del poder con el asalto al Cuartel Moncada.

Basta comparar el recuento valorativo que de la situación económica, política y social en Cuba hizo Fidel en ese alegato para comprobar que la Cuba actual, tras 57 años bajo ese programa social de “la Revolución”, es absolutamente peor, más caótica, más desigual y más empobrecida ética, económica, financiera y socialmente.

Fidel dejó una isla convertida en una de las economías más pobres de América, donde la represión contra el creciente movimiento opositor aumenta por día, donde ni siquiera ya puede hablarse de sistemas de salud y educación de primer mundo, donde el único sueño de la juventud, según encuestas oficiales, es emigrar, y donde el poder se traspasa de los viejos castristas a unos herederos claramente impopulares: el neocastrismo y el fetichismo de Miguel Díaz Canel.

En la “gran piedra” mortuoria del Cementerio de Santa Efigenia, que según dicen contiene las cenizas del dictador Fidel Castro, están enterradas también todas las promesas incumplidas que le hizo al pueblo de Cuba incluso antes de tomar el poder.

Las personas de mi generación recuerdan muchos de sus largos discursos, en los que acostumbraba a hablar del futuro de nuestro país.

Lo que mejor se me ha quedado grabado son sus compromisos sobre la producción de leche. En el año 1964 dijo: “Nosotros vamos a tener dentro de diez años una producción de leche superior a Holanda”. Dos años después aseguró: “En 1970 la isla habrá de tener 5 mil expertos en la industria ganadera y alrededor de 8 millones de vacas y terneras que habrán de ser buenas productoras de leche. Habrá tanta leche que se podrá llenar la bahía de La Habana con leche”.

En el alegato del Moncada dijo: “Tan grave o peor es la tragedia de la vivienda. Hay en Cuba doscientos mil bohíos y chozas; cuatrocientas mil familias del campo y de la ciudad viven hacinadas en barracones, cuarterías y solares sin las más elementales condiciones de higiene y salud (…) El Estado se cruza de brazos y el pueblo sigue sin casas y sin luz”.

Hoy aún en pueblo de la Serranía hay personas sin luz, eso sin contar que en los noventas nos alumbramos muy poco y ahora con las tarifas de electricidad creo que muchos volverán a las llamadas “chismosas”.

Cada vez que han tratado de buscar al menos una esperanza para los necesitados, se han equivocado; en particular por el hecho de que el Estado quiere ejercer más control del que puede y carece de los recursos financieros y materiales para solucionar estos problemas, el nuevo ordenamiento es la mejor muestra que a penas 15 días va dejando un mal sabor para el humilde pueblo trabajador.

Se decidió eliminar los subsidios, cuando en Cuba más del 75% de la población esta carente de todo.

Pero si algo a quedado del Legado de Fidel es Díaz Canel que no cambia nada, continua con la retórica, el experimento social, el afloja y aprieta, y aprieta más.

Hoy vive Cuba el cambio monetario donde los mismos errores de cuando se impuso la moneda convertible(cuc) se repiten a la inversa, el pueblo vuelve al desamparo de sus ahorros e incluso estando en el banco.

Las subidas de precios exorbitante no asustan porque eso se ha vivido en varias etapas de la “Revolución de Castro”, la continuidad como lema es real e indiscutible.

Continúa los niños sin leche, las personas más desamparadas lo interesante es que no lo niegan porque según Alejandro Gil: 12000 personas reciben ayuda del Estado cuando en Cuba si caminamos cada barrio de este país encontramos más de tres familias en condiciones de vulnerabilidad.

El ordenamiento es la muestra de una misión fallida como la zafra del 70, o las olas de trabajadores sociales que quedaron en el olvido, o la vivienda diaria que Díaz Canel prometió.

Hoy miles de ancianos que la Revolución no abandona se han ido de las llamadas casas de abuelos porque prácticamente su jubilación queda en manos del gobierno dictador.

Hoy cientos de niños no pueden comer el magnífico pan de la cuota porque el gran salario a los padres no les alcanzó.

Hoy el sindicato que no representa a nadie subir su cuota para seguir alimentando barrigas llenas.

Hoy cada vez hay más ataque contra los que se oponen y periódicos como Granma amenazan hasta con la muerte a los que tienen valor de enfrentar la dictadura.

Hoy los mercados están más desabastecidos, y la cuota normada es casi imposible de comprar.

Hoy el transporte se hace más caro y con menos presencia de vehículos.

Hoy la medicina, una de las conquistas de la Revolución tiene medicamentos que sobrepasan los 800 pesos cubanos.

Hoy se cierra cada vez más al pueblo haciendo una campaña Anticorrupción cuando ellos se han robado todo un país y lo peor lo han destrozado.

La continuidad histórica del legado de Fidel, sin dudas y se mantiene, solo falta ver hasta cuando el pueblo desea continuarla.

Publicado por Yordan Roque Álvarez

Nacido en Cuba en 1983, Ciego de Ávila, Profesor de Historia , escritor y periodista e investigador,trabajó en la prensa independiente de su país en la Agencia de Prensa Libre Avileña (APLA), emigró a Rusia en el 2013, donde realizó un diplomado de periodismo y trabajó como Guía Turístico en el Kremlin de Moscú, también fue colaborador del Comité de Asistencia Cívica de Moscú, en 2018 obtiene la ciudadanía española y se va ese país donde reside actualmente, fue Administrador General de la Editorial Ribadeo SLU y ha escrito varios libros entre sus obras está el libro "El camino angosto en busca de la libertad", "Juegos del Corazón", "La columna del Terror", "La Jungla de Espionaje"además de realizar investigaciones relevantes sobre el descubrimiento en Venezuela de Tropas Cubanas,. Ha residido además en Holanda, Alemania.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: