Un local con temática del dictador Stalin cierra en menos de 24h.

Cuando leer la noticia, me acordé de aquel local de Balashija en Moscú donde hay una barbería con el nombre de Fidel. Un día mientras me pelaba caer en el nombre del local y pregunté al Ruso ¿Por qué el nombre?, el me dijo: por el deseo que tendrían muchos de cortarle la barba al dictador cubano.

Yo le conteste:- y de paso el cuello.

Pues bien al parecer otro local quería impresionar con el regreso de Josef Stalin volviendo a las calles de Moscú hace unos días, cuando Stanislav Voltman, un animoso emprendedor ruso, abrió un puesto de kebabs bautizado con el nombre del exdictador soviético. Tras 24 horas, 200 kebabs vendidos y miles de protestas, el negocio tuvo que cerrar y su dueño acabó en la comisaría.

“Me preguntaron directamente si tenía la cabeza jodida; ni que hubiera usado a Adolf Hitler como nombre para mi tienda”, dijo. La anécdota, y el hecho de que el Stalin Kebab cosechase amenazas, pero también muchas felicitaciones, pone de manifiesto que la sombra del dictador soviético sigue presente, incluso en la Rusia actual. 

 En el local moscovita, cuyos empleados vestían el uniforme de la NKVD, la policía política que con el tiempo se transformaría en el KGB, el menú tenía como estrella el kebab Stalinskaya, con doble ración de carne (“mayor y más rico”, según Voltman), sin aclarar si se trataba de una referencia al apodo de “carnicero” que el dirigente soviético se ganó por provocar la muerte de millones de compatriotas.

Las otras especialidades también tenían nombres que auguraban una mala digestión, como el kebab Beria, nombrado en “honor” del jefe del servicio secreto entre 1938 y 1953 y que, por ejemplo, consiguió el permiso por carta del “gran camarada” para fusilar a 346 personas. En la única jornada que el pequeño local permaneció abierto, un cartel saludaba a los clientes con el lema ahora la vida es mejor, ahora somos más felices, acuñado por Stalin. 

 Lo cierto es que Stalin es hoy día más popular en Rusia de lo que fue jamás en vida. Una encuesta reciente dice que el 70% de los rusos ve como positiva su contribución a la historia. Tal vez tenga algo que ver en ello la ambigua -en el mejor de los casos- postura del Kremlin al respecto.

Sin embargo si es bueno se conozca que muchos en ese país saben lo que significó este dictador comunista, con miles de asesinatos a sus espaldas, torturas, desapariciones.

Publicado por Yordan Roque Álvarez

Nacido en Cuba en 1983, Ciego de Ávila, Profesor de Historia , escritor y periodista e investigador,trabajó en la prensa independiente de su país en la Agencia de Prensa Libre Avileña (APLA), emigró a Rusia en el 2013, donde realizó un diplomado de periodismo y trabajó como Guía Turístico en el Kremlin de Moscú, también fue colaborador del Comité de Asistencia Cívica de Moscú, en 2018 obtiene la ciudadanía española y se va ese país donde reside actualmente, fue Administrador General de la Editorial Ribadeo SLU y ha escrito varios libros entre sus obras está el libro "El camino angosto en busca de la libertad", "Juegos del Corazón", "La columna del Terror", "La Jungla de Espionaje"además de realizar investigaciones relevantes sobre el descubrimiento en Venezuela de Tropas Cubanas,. Ha residido además en Holanda, Alemania.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: