El caso Navalny, ¿por qué no es noticia en España?

La detención del líder opositor ruso Alexéi Navalny apenas ha suscitado reacciones entre los políticos españoles, que han respondido a la noticia con una condena tácita o con un silencio delator.

Navalny llevaba en Berlín desde agosto, donde se recuperó del intento de asesinato supuestamente perpetrado por el FSB, el temido servicio de inteligencia ruso heredero de la KGB, que trató de envenenarlo con una sustancia tóxica militar -novichok-. Tras reponerse, fue detenido el pasado domingo por la Policía en el control de pasaportes del aeropuerto Sheremétievo de Moscú.

Ni su esposa, Yulia, ni su abogado pudieron acompañarlo a la comisaría más cercana, donde se celebró una audiencia exprés en la que el juez dictó una sentencia de 30 días de prisión provisional.

Estos hechos han sido condenados unánimemente por la comunidad internacional: desde el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo; hasta el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que calificó el arresto de “inaceptable” y llamó a las autoridades rusas a liberarle “inmediatamente”.

Pedro Sánchez, se refirió escuetamente a ese “hecho lamentable” en su intervención inaugural de la VI Conferencia de Embajadores españoles.

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ni siquiera se ha pronunciado al respecto y se ha limitado a compartir un tuit de Josep Borrell, responsable de Exteriores de la Unión Europea, en el que pedía a las “autoridades rusas” que respetaran “los derechos” de Navalny y lo liberaran “de inmediato”.

En cuanto al resto de líderes políticos españoles, mutismo absoluto. Ni Pablo Casado, ni Santiago Abascal, ni Pablo Iglesias, ni Inés Arrimadas, tampoco los principales líderes separatistas, han empatizado con el calvario sufrido por el opositor ruso, aún aprisionado.

Pero,¿qué pasa con el caso Navalny ahora?

Un tribunal de Krasgonorsk, cerca de Moscú, estimó que la detención prevista hasta el 15 de febrero, decretada por otro tribunal poco después de su regreso a Moscú el 17 de enero, era legítima.

Esta decisión llega horas después de la detención de varios de sus allegados y un día después de una serie de registros contra apartamentos de personas cercanas a él y locales de su Fondo de Lucha contra la Corrupción.

El opositor de 44 años, que compareció por videoconferencia desde su lugar de detención, denunció una “flagrante violación de la ley”, un acto “arbitrario” que busca “intimidar[lo]” e “intimidar a todo el mundo”.

Los jueces solo son obedientes esclavos de esta gente que robó nuestro país, que nos robaron durante 20 años y que quieren silenciar a personas como yo”, agregó el activista anticorrupción y enemigo jurado del Kremlin.

La letrada Olga Mijailova, para quien los procesos abiertos buscan “excluir” a su cliente de la vida política rusa, anunció a los periodistas que recurriría esta decisión, aunque “sin grandes esperanzas”.

El equipo de Navalny urgió a los rusos a salir de nuevo a la calle en todo el país el próximo domingo, después que las primeras protestas el pasado fin de semana se saldaran con casi 4.000 detenidos por la policía.

El opositor enfrenta varios jucios abiertos desde su regreso a Rusia desde Alemania, donde se recuperó de un envenenamiento en agosto que atribuye a Putin y a los servicios de seguridad FSB.

El hermano del opositor, Oleg Navalny, y su aliada y figura emergente del movimiento, Liubov Sóbol, fueron detenidos este jueves y permanecerán en arresto durante 48 horas por “violar las normas sanitarias” en vigor por la pandemia durante las manifestaciones.

El abogado de Sóbol, Vladimir Voronin, denunció en Twitter “un completo delirio y arbitrariedad”.

María Aliójina, miembro del grupo de protesta Pussy Riot, también fue detenida durante 48 horas por el mismo motivo, según dijo su compañera Nadezhda Tolokónnikova en Instagram.

Y Anastasia Vasilieva, jefa de un sindicato médico parcialmente vinculado a Navalni, corrió la misma suerte, al igual que otros colaboradores, según un estrecho colaborador del opositor Ivan Zhdánov.

Un video difundido en los medios y en redes sociales mostraba a Vasilieva tocando el piano en su casa, mientras los investigadores registraban su apartamento.

El miércoles, la policía registró también los domicilios de la esposa de Navalny, Yulia, de su hermano Oleg y de su portavoz Kira Yarmysh, condenada el pasado viernes a nueve días de prisión, así como locales de su organización.

Las autoridades abrieron también unas 20 investigaciones, en particular por llamados a disturbios, violencia contra la policía o incitar a menores a cometer acciones ilegales.

El órgano supervisor de las telecomunicaciones Roskomnadzor anunció que multaría a las redes sociales hasta con 4 millones de rublos (unos 52.600 euros, 63.500 dólares) por no haber borrado los llamados incitando a los menores a manifestarse.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, defendió este jueves a las fuerzas del orden que “cumplen con su trabajo” y subrayó que “hubo múltiples violaciones de la ley” en las protestas del sábado.

Los apoyos de Navalny, quien debe comparecer ante los jueces la próxima semana, convocaron nuevas protestas para el domingo y esperan aprovechar el éxito de una investigación del opositor sobre un presunto palacio de Putin a orillas del mar Negro.

Según su abogada, el opositor se enfrenta a “alrededor de dos años y medio” de prisión firme por violar los términos de una condena de 2014 a tres años y medio de prisión con suspensión de pena.

Lo interesante de todo esto está en la repercusión internacional que es ahora mismo la que puede hacer cambiar el ritmo del futuro del opositor ruso.

¿Por qué el silencio de España?

Rusia ha sido importante en el suministro de gas y petróleo, así que a España no se le ha perdido nada ahora en Rusia. España tiene cada vez unos intereses más inmediatos en términos geográficos y a todos los niveles. A España ahora le interesa lo que suceda en el norte de África y en Europa. Punto. Y cada vez ha reducido más su presencia internacional.

Esa política exterior poco activista del Gobierno de España se evidencia, a juicio del experto, en el perfil técnico escogido para la ministra de Exteriores: “No tiene una intencionalidad política; la política exterior va camino de dejar de tener componentes políticos y tener exclusivamente componentes económicos, comerciales… que ayuden a la dimensión internacional de la economía española”.

Publicado por Yordan Roque Álvarez

Nacido en Cuba en 1983, Ciego de Ávila, Profesor de Historia , escritor y periodista e investigador,trabajó en la prensa independiente de su país en la Agencia de Prensa Libre Avileña (APLA), emigró a Rusia en el 2013, donde realizó un diplomado de periodismo y trabajó como Guía Turístico en el Kremlin de Moscú, también fue colaborador del Comité de Asistencia Cívica de Moscú, en 2018 obtiene la ciudadanía española y se va ese país donde reside actualmente, fue Administrador General de la Editorial Ribadeo SLU y ha escrito varios libros entre sus obras está el libro "El camino angosto en busca de la libertad", "Juegos del Corazón", "La columna del Terror", "La Jungla de Espionaje"además de realizar investigaciones relevantes sobre el descubrimiento en Venezuela de Tropas Cubanas,. Ha residido además en Holanda, Alemania.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: