Si te opones eres loco.

El fenómeno más vergonzoso en la historia de la psiquiatría cubana seguirá siendo para siempre los casos masivos de encarcelamiento de personas sanas en hospitales psiquiátricos por razones políticas. La fructífera cooperación entre las autoridades competentes y las personas con batas blancas condujo a la creación de un sistema orgánico de psiquiatría punitiva al estilo soviético.

No se conocen con certeza los hechos del uso de la “psiquiatría con fines políticos” pero desde enero de 1959 en Cuba fue usada. Incluso entonces, los tribunales militares comenzaron a dictar sentencias de este tipo: “… Teniendo en cuenta el estado doloroso e histérico del acusado … aislar de las actividades políticas y sociales, encarcelándolo en un sanatorio … “.

El primer método altamente secreto de la dictadura fue el uso del hospital psiquiátrico de la Habana para opositores. El procedimiento psiquiátrico se transformó en una forma de sala de aislamiento opositor para “aquellos que no están de acuerdo y son especialmente peligrosos para las autoridades”. Se abrieron “departamentos judiciales” especiales y la propaganda en la televisión se enfocó muchas veces en opositores con problemas mentales, uno de esos casos es el caso de Keilylli de la Mora Valle de la cual hace unos días el presentador Humberto López presentó su caso “como una persona con trastornos mentales”, así lo han hecho con José Daniel Ferrer, y muchos otros que podía mencionar.

Pero es real hay presos que enfermaron con trastornos mentales a causa de las torturas que aplica el sistema policial y el gobierno y que los métodos fueron traídos desde Rusia.

En el curso de un duro control llevado a cabo en la época de Fidel Castro, un amigo que había trabajado en el hospital psiquiátrico de la Habana, me contó que muchas veces emitió un certificado a la policía (pero no en su deber de médico, sino de revolucionario comprometido con las ideas del loco Fidel).

En esas hoja de papel manuscrita que pude leer en una ocasión se redactaba de vez en cuando por este médico,el cual se permitía establecer con precisión la fase inicial del uso de la represión psiquiátrica masiva en Cuba contra opositores:

Pues el papel de “inestabilidad” y enfermedades como esquizofrenia fueron asignado a muchos de los que iban contra la dictadura.

La historia de la organización del hospital psiquiátrico de la Habana con el Ministerio del Interior de Cuba en términos generales tener relevante participación.
Al inicio de la Revolución estaban alojados en dos robustos compartimentos aquellos que no pudieron fusilar por sus ideales y por diversos motivos, entre estos una Revolución que comenzaba a ser cuestionada por fusilar abiertamente y sin piedad.

Entonces se les asignó la miel más confiable de los psiquiatras cubanos al servicio de la dictadura y por supuesto físicamente fuerte para servir personalmente bajo una medicación excesiva contra los detenidos opositores “locos”Controlaban así personas que abiertamente se manifestaban contra el régimen y eran clasificados con varias enfermedades mentales, ejemplos sobran en la historia de los años 60 cuando este método se puso en práctica, lo interesante es que muchas familias se prestaron para meter sus seres queridos en psiquiatría para evitar Castro los fusilar.

Sin embargo, el estudio de los pacientes por parte del personal no estaba debidamente organizado, por lo que entre ellos seguía habiendo un grupo no aislado de psicópatas enfermos reales y severos, lo que mantenía a todo el departamento en constante tensión, muchos profesionales médicos se dieron cuenta de este tipo de manipulación y la opción de mucho en los años 60 fue irse del país.

Este grupo de pacientes y psicópatas, en representación de todos los pacientes, presentó una serie de demandas (incluida la exigencia de ser dado de alta del hospital), que ningún médico pudo cumplir, ni el personal del departamento, ni la administración del hospital, ya que los pacientes estaban en tratamiento obligatorio por orden de las autoridades judiciales (al parecer, principalmente por orden de una Reunión Especial bajo la supervisión del Ministro de las Fuerzas Armadas). La tensión en los departamentos de psiquiatría fue aumentando paulatinamente, los pacientes imponían su voluntad a los asistentes, los “autorizados” de los pacientes declaraban a los médicos: “El colectivo de pacientes decidió…. y entonces Castro disminuir un poco enviar “opositores locos”, pero la práctica continua hasta la actualidad.

Me cuenta mi amigo psiquiatra que por orden de Fidel se decidió la asignación de todos estos pacientes(opositores) en una habitación separada, especialmente porque se esperaba la llegada de un nuevo lote de tales pacientes, esto fue en 1965, los que se opusieron ir a la UMAP por supuesto fueron metidos en centros internos psiquiátricos.

El sistema “judicial” del hospital psiquiátrico fue reparado con urgencia y a finales de 1965 todos los pacientes que llegaron para tratamiento obligatorio fueron trasladados a él, allí estaban chicos muy jóvenes que tenían rasgos femeninos, y que muchos no eran Gay.

Así surgió un “cuerpo especial” en el Hospital Psiquiátrico de la Habana en conjunto con el Ministerio de Salud, que estaba subordinado administrativamente al médico jefe del hospital psiquiátrico y, por lo tanto, estaba a disposición del departamento de salud, pero al mismo tiempo fue atendido operativamente por la G2.

Se introdujo el puesto de comandante del cuerpo especial, que se comunicaba con la dirección del Ministerio del Interior de Cuba. Todo era un engrane macabro.

Esta doble subordinación de la especificación continúa aún vigente. Y es común que cuando se ataca a un opositor por la televisión se trate de enfocar la visión de una persona fuera de sus juicio.

Al final esta es una técnica usada por la KGB durante muchos años y que Cuba heredó.

Publicado por Yordan Roque Álvarez

Nacido en Cuba en 1983, Ciego de Ávila, Profesor de Historia , escritor y periodista e investigador,trabajó en la prensa independiente de su país en la Agencia de Prensa Libre Avileña (APLA), emigró a Rusia en el 2013, donde realizó un diplomado de periodismo y trabajó como Guía Turístico en el Kremlin de Moscú, también fue colaborador del Comité de Asistencia Cívica de Moscú, en 2018 obtiene la ciudadanía española y se va ese país donde reside actualmente, fue Administrador General de la Editorial Ribadeo SLU y ha escrito varios libros entre sus obras está el libro "El camino angosto en busca de la libertad", "Juegos del Corazón", "La columna del Terror", "La Jungla de Espionaje"además de realizar investigaciones relevantes sobre el descubrimiento en Venezuela de Tropas Cubanas,. Ha residido además en Holanda, Alemania.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: