¿Sabías que la Florida (EEUU) fue de España?

Se celebra el segundo centenario de la ratificación del Tratato de Adams-Onís por el que la corona española recibía la plena soberanía sobre Texas a cambio de ceder Florida y Oregón.

Entre 1810 y 1825, la mayor parte del Imperio español en el continente americano terminó por independizarse –solo Cuba y Puerto Rico continuaron siendo colonias españolas hasta finales de siglo–, el episodio que nos ocupa hoy nos lleva a 1821 aprovechando la efeméride “redonda”. Es en esta fecha cuando España, con el Rey Felón –Fernando VII– al mando, se despide de Florida.

Hay que recordar que cuando nace Estados Unidos como tal más de dos terceras tercios del territorio actual del país continuaban perteneciendo a la corona española. Sin embargo, ese dominio se iba a ir limitando y debilitando con el paso de los años hasta su total desposesión con firmas como la del Tratado de Adams-Onís.

Años antes, el Tratado de París (1783) ya había logrado dar un mordisco a los intereses británicos con la aceptación de las trece colonias fundadoras que ya habían declarado su independencia el 4 de julio de 1776. Con eso bien asentado, llegó el momento de ampliar fronteras más allá de la costa este. Por lo que EE UU comenzó a poner sus ojos en los territorios que dominaba, principalmente, España con las administraciones del Virrenato de Nueva España, la colonia de Luisiana y Florida.

Tras la invasión de la Florida Oriental por parte de Andrew Jackson en Primera Guerra Seminola, se llegó al Tratado de Adams-Onís –llamado así por los nombres de los dos representantes de los Estados: Luis de Onís, por parte de España, y John Quincy Adams, por la de EE UU–, firmado el 22 de febrero de 1819 y ratificado dos años después. El nombre se debe a los dos mandatarios que representaron a los estados. Con la firma, España se hacía con la plena soberanía de Texas a cambio de ceder Florida y Oregón.

Por su parte, Estados Unidos lograba llegar hasta la costa oeste con el segundo de los territorios y, además, Florida le permitía potenciar las relaciones marítimas y comerciales con Europa.

El documento advertía de que el país americano debía pagar cinco millones de dólares a España. Sin embargo, dos siglos después aquello sigue siendo papel mojado. Entonces, la gran mayoría de la población española en la Florida emigró a Cuba, aunque atrás dejaron su huella en un territorio marcado por el paso español, principalmente en muchos de los nombres que todavía hoy se conservan.

Publicado por Y.Roque

Cubano-Español.PeriodistaIndependiente.Escritor

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: