Con la dictadura:” no se negocia.”

En los últimos días he visto como cierto grupo de cubanos pide negociar con la dictadura cubana y emprender el diálogo inconcluso del período Obama.

Creo que en otro momento yo hubiera apoyado la iniciativa, sin embargo ahora creo eso no sea ni la solución y mucho menos una opción para terminar de una vez con tanta opresión al pueblo.

La expresión “ganar tiempo” tiene un significado literal: no creo que la dictadura esté intentando “ganar tiempo” con una posible negociación. Admitir eso supondría que su permanencia en el poder no depende de su voluntad y que tiene su tiempo contado, pues en el momento en que quisiéramos, la podríamos desalojar del poder y por supuesto negociar con Díaz Canel es dar oxígeno a algo casi muerto y ellos no pretenden”Ganar tiempo”, sino vivir más tiempodel cuento comunista.

Inmediatamente se volverán a reafirmar y continuarán engañando al pueblo, esa es su realidad. Alimentada por un Carlos Laso, Edmundo García y otro grupito de comunistas en los EEUU, luego vendría la etapa “tenemos el apoyo de la inmensa mayoría de la población, probablemente más del 85%”; y entonces volvería la gran mentira para resurgir 62 milenios.

El apoyo de la comunidad internacional de la dictadura cubana va en descenso, con ello la presión nunca jamás vista desde dentro, con una oposición que pasó a paso el pueblo comienza apoyar y reconocer, así lo vemos cuando apoyan a UNPACU, Movimiento San Isidro, y a la Prensa Independiente en general dentro de la Isla.

La dictadura de la isla es corrupta e inmoral, que ha vaciado de derechos a su pueblo y pretende vaciar de derechos a otros pueblos. Siempre han mantenido su línea y la mantendrán, recuerdo que no fueron capaces de aceptar ni un solo punto de los expuestos por Obama, sin embargo ellos comenzaron a beneficiar con la apertura.

En estos últimos sesenta y dos años el pueblo de América Latina que menos ha progresado ha sido Cuba, mientras, ha retrocedido a los tiempos más oscuros de la Edad Media en lo que respecta a derechos, libertades ciudadanas y condiciones de vida de su población.

Se a militarizado la sociedad, al extremo de que la calificación de desertor se le asigna a quien abandone una delegación oficial, así sea un artista, un deportista o un médico. La intolerancia y la sumisión a las consignas fueron las normas y serán. Se impuso un paradigma nacional que promovía el odio y el tableteo de las ametralladoras.

Decenas de miles han ido a prisión. Miles más partieron al exilio. La libertad intelectual desapareció. Se estableció un estricto control de los medios de información. Las religiones enclaustradas en sus templos. Una especie de nueva devoción impuso sus propias tradiciones, cultos, lutos y fiestas.

Sin dudas, la destrucción del país y la profunda crisis de nacionalidad que enfrenta Cuba es consecuencia de la visión mesiánica que Fidel Castro tenía de sí mismo, delirio que se acrecentó al triunfo de la insurrección por el amplio respaldo popular a sus propuestas y la adoración a su persona que rendía la mayoría de la población, incluyendo notables personalidades de la clase dirigente en la que destacaban industriales, ganaderos, artistas, periodistas y hasta figuras de la política nacional. Volver a dar un respiro es volver atrás lo logrado.

Los abusos del régimen generaron una oposición sin precedentes que se gesta y manifesta, hoy está generación va cambiando la ficha del dominó, porque en justicia, ante la mayoría que ciegamente se entregaba al pérfido tirano, una minoría sin las condiciones necesarias, en contra del más elemental sentido común, pero comprometidos con los ideales democráticos, inició un proceso de confrontación que no ha cejado nunca en su empeño por terminar con la opresión. Y hoy como nunca vemos un movimiento sin miedo enfrentando a los que oprimen al pueblo.

Entonces ¿Por qué negociar ahora?

Si quieren negociar o dialogar so hay tres puntos:

1-Elecciones libres y democráticas, con la presencia de observadores internacionales.

2-Reconocimientos de los Partidos Opositores y su libre movimiento y participación.

3-La libertad de prensa.

Solo tres puntos y dialogamos y negociamos lo que deseen

Publicado por Y.Roque

Cubano-Español.Periodista Independiente.Escritor de varios libros, nacido en Cuba, perseguido por la Seguridad del Estado Cubana.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: