La tragedia que hoy recuerdan los españoles (Atentados del 11M)

Los atentados del 11 de marzo de 2004 en España, conocidos por el numerónimo 11M, fueron una serie de ataques terroristas en cuatro trenes de la red de Cercanías de Madrid llevados a cabo por Al Qaeda y el Grupo Islámico Combatiente Marroquí, tal como reveló la posterior investigación policial, sentenció la Audiencia Nacional y reiteró el Tribunal Supremo. Fallecieron 193 personas y alrededor de dos mil resultaron heridas aquella mañana entre las 7:36 y 7: 39.

Era la hora punta, se produjeron diez explosiones casi simultáneas en cuatro trenes de Madrid. Más tarde, y tras un intento de desactivación, la policía detonó de forma controlada dos artefactos que no habían estallado. Tras ello desactivaron un tercero que permitiría, debido a su contenido, iniciar las primeras pesquisas que conducirían a la identificación de los autores.

Los atentados se produjeron tres días antes de las elecciones generales de 2004. Los dos principales partidos políticos españoles —Partido Popular (PP) y Partido Socialista Obrero Español (PSOE)— se acusaron mutuamente de ocultar o distorsionar información relativa a los atentados por razones electorales. Esta fue una de las causas por las que surgieron especulaciones sobre la investigación policial e instrucción sumarial, posteriormente denominadas teorías de la conspiración del 11M.

Es el mayor atentado de la historia de España y el segundo mayor atentado cometido en Europa por detrás del atentado de Lockerbie de 1988. Este no fue el primer atentado de corte yihadista perpetrado en España: en 1985 se produjo el atentado del restaurante El Descanso, que causó 18 muertes.

Antecedentes:

El 11 de septiembre de 2001 se produjeron los atentados del 11S en Estados Unidos. 19 miembros de la red Al Qaeda secuestraron aviones comerciales para ser impactados contra diversos objetivos, causando la muerte de alrededor de 2996 personas y dejando a 6000 heridos. En España habían sucedido algunos acontecimientos relacionados con antentados de esta naturaleza.

Las amenazas comenzaron:

  • En diciembre de 2001 en Karachi se toma la decisión de atentar en España, ratificada en febrero de 2002 en Estambul durante una reunión de organizaciones yihadistas norteafricanas y aprobada por los dirigentes de al-Qaeda hacia finales del verano o inicios del otoño de 2003. La red del 11-M estuvo conectada con la matriz de al-Qaeda en Pakistán mediante Amer Azizi, adjunto a su jefe de operaciones externas y antiguo destacado miembro de la célula de Abu Dahdah 
  • El 12 de marzo de 2003, Guardia Civil emite la siguiente nota: “Es probable que, en parte o en todo el territorio nacional, no puede descartarse la comisión de actos ilícitos de diversa índole, incluso de carácter terrorista”. La reitera a mediados de 2003, en los siguientes términos: “El apoyo prestado a los Estados Unidos en su guerra contra Irak implica determinados riesgos. La imagen de nuestro país pasa de ser la de una entidad individual a la de un “opresor occidental”, a los ojos de determinadas naciones y grupos extremistas” .
  • El 18 de octubre de 2003, Bin Laden, expresa y directamente amenaza a España tras el apoyo explícito y visible, por parte del Gobierno, a las guerras de Irak y Afganistán y por la participación de las Fuerzas Armadas españolas en la coalición que ocupó Irak tras la invasión, emitidas por el canal catarí Al Jazeera . Al día siguiente, como nota de agencia, fue publicitada por el periódico El Mundo y otros medios.
  • A finales de 2003, el Centro Nacional de Inteligencia emite nota informativa en la que informaba de un comunicado de Bin Laden y de las amenazas de atentado yihadista que se cernía sobre España. En el mismos sentido informó la Comisaría General de Información en una nota fechada el 28 de diciembre de 2003, comunicando que Al Qaeda, con un operativo de la organización Ansar al Islam, estaría reclutando extremistas islámicos en Túnez y Argelia, para trasladarlos a Alemania y España al objeto de planear atentados en Europa.
  • El 10 de diciembre de 2003, el órgano de Información de Ayuda al Pueblo Iraquí (Centro de Servicios de los Muyahidin), en la lista de distribución del Global Islamic Media (GIM), a través de internet, difunde un documento donde aconseja atentar contra España.

En la primera parte del dictamen de la Comisión Parlamanetaria del 11 M, dedicaba a terrorismo internacional, se hace constar el conocimiento que ya se tenía sobre estas amenazas citadas y otras que también figuraban en informes del CNI, de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. Esta parte del dictamen, también refleja las reuniones de los grupos de colaboración y prevención europeos a los que había asistido el ministro Acebes.

El 13 de marzo de 2004, dos días después de los atentados, el diario El Mundo publica un artículo titulado Cronología de las detenciones de integristas islámicos en España.

El 13 de octubre de 2001, en un registro a un grupo islamista establecido en la calle de la Ronda de Cooperativas 4 de Madrid se detiene a un ciudadano marroquí, Majib Chaid Mohamed. junto a material para fabricar bombas se le encuentra un teléfono Trium con los orificios en la parte superior del mismo, similar a los utilizados por la red Al-Qaeda en el ataque de Bali (Indonesia). Posteriormente, según el escrito del fiscal (2005), coincidiría también con el mismo sistema que ha sido usado en los ataques terroristas de Madrid, cometidos el 11 de marzo de 2004 y, en particular, con el terminal de telefonía móvil recuperado en la mochila que fue desactivada por los TEDAX en Puente de Vallecas. En realidad, Majib Chaid Mohamed huyó en esa fecha, pero fue detenido posteriormente en Barcelona. Al realizar el registro en el citado domicilio de Madrid fue cuando se halló armas y material para fabricar explosivos .

A principio de 2003 se llevan a cabo otras operaciones policiales en Barcelona para desarticular al comando “Dixan”, en las que se detiene, por segunda vez a un terrorista islamico que portaba documentación falsa.

En marzo de 2003, la Audiencia Nacional pone en libertad a varios detenidos a los que se le habían ocupado varios videos con operaciones militares y con documentación falsa.

En enero de 2004, al investigarse una nueva trama, aparece un teléfono móvil similar manipulado en la calle Bonaire de Olot, domicilio del argelino Mohamed Amine Benboura Sin embargo, El Mundo nunca informó de estos detalles relacionados con los teléfonos móviles.

Algunos analistas, ya en el 2004, después de los atentados, consideraron la posibilidad de que todas estas operaciones, policiales llevadas a cabo antes de los atentados, crearan una falsa sensación de seguridad en las autoridades policiales y políticas y le atribuyeron un efecto preventivo que no tuvieron.

A fecha de 23 de marzo de 2004, la cifra oficial de muertos era de 190. El número de 202 fallecidos que se había proporcionado en un principio se redujo debido a una mejor identificación de algunos restos. El recuento definitivo de heridos fue de 1857 personas lesionadas.

Los heridos fueron trasladados a diversos hospitales de Madrid. El número de afectados fue tan grande que fue preciso instalar un hospital de campaña en las instalaciones deportivas Daoíz y Velarde, próximas a la calle Téllez, para proporcionar las primeras ayudas y planificar la evacuación a instalaciones hospitalarias.

El 3 de abril murió un agente del GEO cuando asaltaban el piso de los terroristas en Leganés.

El 10 de mayo murió un recién nacido a las 48 horas de nacer debido a las heridas sufridas por su madre en el atentado.En 2014 murió otra víctima de los atentados, tras pasar diez años en coma, con lo que el número de fallecidos en los atentados del 11 de marzo de 2004 quedó en 192.

Los atentados del 11M quedaría en la memoria de muchos españoles y daría una lección a los políticos sobre seguridad nacional.

Imágenes del atentado

Publicado por Y.Roque

Cubano-Español.Periodista Independiente.Escritor de varios libros, nacido en Cuba, perseguido por la Seguridad del Estado Cubana.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: