Cubano envía carta abierta a Raúl Castro

A.Raúl Castro Ruz
Le escribo desde el respeto que merece un señor de su edad, sin saber si aún existe o si aún conserva su sano juicio, usted tiene la edad de mi padre y a esa edad ya es normal que disminuyan mucho las facultades y capacidades, sin embargo debo escribirle pues aún conserva su cargo al frente del único partido político que existe en Cuba.
Esta, con el dolor de mi alma será mi última publicación y ahí radica el motivo por el cual le escribo para que aún cuando no esté el mensajero el mensaje perdure. Resulta que en mi trabajo uno de mis compañeros ya me ha “advertido” que perderé mi puesto si me mantengo expresando mis ideas que son las de muchos cubanos, tengo una bebé de dos años y dejarme sin trabajo en medio de la “tarea ordeñamiento” sería poner a morir de hambre a mi familia que ya hoy como casi todo cubano pasa bastante trabajo, no tendría cara con la que mirar a mi esposa e hija y me sentiría responsable de su situación aún cuando se trata de un chantaje político.
Soy abogado, del área empresarial, me especializo en contratación económica y créame cuando le digo que soy bueno, quizás mejor que muchos que hacen lo mismo que yo pero desde una militancia comunista. En mi trabajo hago solo eso, trabajar, nunca he tocado un tema político.
Con motivo de la próxima celebración del 8vo congreso del partido que usted dirige me gustaría hacerle algunas sugerencias y le repito nuevamente que las hago desde el respeto.
En su 8vo congreso que debería ser dado el momento que vivimos el más aterrizado y realista tendrían que debatir sobre el por qué todos los cubanos tenemos que alinearnos a una sola forma de pensar, por qué consideran un delito expresar ideas políticas diferentes a las suyas si eso es un derecho humano, por qué profesionales de primer nivel son expulsados de nuestras universidades, de nuestros hospitales y de nuestras empresas si quizás son más idóneos que cualquier comunista que desempeña la misma función. Su congreso pudiera analizar la pésima gestión del gobierno actual, el estado calamitoso en que se encuentra nuestro pueblo, el hambre y la miseria que se han repartido de forma equitativa, hoy en Cuba contradiciendo el principio marxista todos somos extremadamente pobres independientemente de nuestra capacidad e independiente de nuestro trabajo.
Sería muy honesto se analizaran antes de aprobar otros 200, los lineamientos que rigen la política económica cubana y su estado de cumplimiento, porque realmente debe ser imperceptible.
Sugeriría al PCC que analizara con fundamento las causas reales por las cuales no se puede dialogar y se acusa a todo pensamiento divergente de servir a intereses extranjeros. Sería de mucha ayuda que el partido se pronunciara sobre la inscontitucionalidad de las tiendas en MLC, porque van contra la obligación del estado de fomentar la igualdad entre cubanos conforme al artículo 44 de la carta magna. Me encantaría se analizara en profundidad las verdaderas causas del diferendum con los productores y la responsabilidad que tiene el estado en que el asunto no se resuelva, lo cual colleva a la violación del derecho humano a la alimentación consagrado también en nuestra constitución en el artículo 77 aquí me gustaría se explicara al pueblo el verdadero impacto del bloqueo en el círculo vicioso de improductividad en que hoy se encuentra el país, que se dijera si es culpa del bloqueo que hoy en Cuba no haya Zafra, si es culpa del bloqueo que en Cuba no haya ganadería ni agricultura, si es culpa del bloqueo que a los niños les sea impuesta en las escuelas una ideología desde los 5 años, si es culpa del bloqueo que no existan derechos ni garantías políticas para la oposición, si es culpa del bloqueo que un país rodeado de mar y lleno de tierras fértiles tenga a su pueblo pasando hambre cuando hay estados que con menos solo viven de la pesca o la agricultura. Me gustaría se analizará si el artículo 4 de nuestra carta magna, único en el mundo, consagra o no el establecimiento por cualquier vía de una dictadura, que se analizara cuando los cubanos podremos participar en partidos y organizaciones diversas, cuando podremos ejercer el derecho a elegir por mayoría a un gobernante o a un sistema político tal como consagra la Declaración Universal de los DDHH, y que según ella misma en su artículo 30 establece que estos derechos no pueden ser interpretados de otra manera por gobierno alguno.
Señor Raúl Castro el pueblo de Cuba agradecería un congreso serio y sincero, un congreso que de lugar a los cambios políticos y económicos que hoy urgen a este país, el pueblo de Cuba les agradecería que el 100 porciento de los seres humanos que lo componen sea tomado en cuenta.
Esta será mi última publicación, volveré cuando en Cuba se aplique la democracia, cuando su partido autorice el respeto a la libertad de expresión, cuando la integración política comunista no sea un requisito para trabajar o cuando pueda evitar el chantaje y encuentre otra vía apartada del dominio estatal para alimentar a mi familia eso sí voy a volver de una u otra forma.


Firma: Manuel Viera

Manuel Viera

Publicado por Y.Roque

Cubano-Español.Periodista Independiente.Escritor de varios libros, nacido en Cuba, perseguido por la Seguridad del Estado Cubana.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: