El pacto fallido de la moción de censura en Murcia

Santiago Abascal, presidente de Vox, ha cargado contra Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, por la moción de censura presentada en la Región de Murcia para tratar de desbancar al Gobierno de coalición con el PP. Abascal considera que esto responde a un pacto de la formación naranja con Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. «Es muy fácil pactar con Sánchez. Sólo hay tener tan pocos escrúpulos como él», ha asegurado. Esto ocurría unas horas antes de la Moción de Censura, concretada hoy, con un duro revés para Inés Arrimadas.

Tres de los seis diputados de Ciudadanos en Murcia no apoyarán la moción de censura pactada por la dirección de su partido con el PSOE. Su voto en contra de la moción para echar al Partido Popular de la presidencia de la Región hace imposible que ésta salga adelante.

El PSOE necesitaba del apoyo de al menos cuatro de los seis diputados de Ciudadanos para que le salieran las cuentas. Los socialistas cuentan con 17 escaños en la Asamblea regional, que se juntarían a los dos de Podemos. Se quedaría en 22 si sólo lograse tres votos de Ciudadanos, uno menos de los necesarios para la mayoría absoluta.

El presidente murciano, Fernando López Miras, ha anunciado una comparecencia extraordinaria junto a la vicepresidenta regional, Isabel Franco -una de las diputadas de Cs que se ha rebelado contra Arrimadas- este mismo viernes, después de que la noticia saltase a los medios de comunicación. Hasta la Región también se ha desplazado esta mañana el secretario general del PP y número dos de Pablo Casado, Teodoro García Egea, quien ha pilotado toda la operación.

El plan de la moción de censura, negociada al más alto nivel entre PSOE y Ciudadanos, terminó de fraguarse en la noche del pasado martes, momento en que el vicesecretario general de Ciudadanos y hombre fuerte de Inés Arrimadas, Carlos Cuadrado, se presentó en Murcia con la moción de censura preparada para que la firmasen los seis diputados naranjas en la Región.

Al día siguiente, se hizo oficial el anuncio: Ciudadanos unía su destino al PSOE -y a Podemos- para desbancar al popular Fernando López Miras de la presidencia regional. Por unas horas, todos los gobiernos autonómicos del PP estuvieron en peligro. Ante la amenaza de perder Madrid, Isabel Díaz Ayuso no dudó en apretar el botón de adelanto electoral, previa deliberación con el presidente del PP, Pablo Casado.

Con este movimiento, se confirmaría un paso en falso de Inés Arrimadas que puede costarle muy caro a una formación ya de por sí debilitada, tanto electoral como estructuralmente. De esta forma, los naranjas no sólo perderían el poder en Murcia, sino que podrían haber condenado también su presencia en la Asamblea de Madrid a la espera de lo que dicten las urnas el próximo 4 de mayo, donde conservaban 26 diputados. 

No hay que olvidar que Ciudadanos viene de perder 30 escaños en las elecciones catalanas y que el poder autonómico que aún conservaba se estimaba como la principal fortaleza de la formación que dirige Inés Arrimadas.

Publicado por Y.Roque

Cubano-Español.Periodista Independiente.Escritor de varios libros, nacido en Cuba, perseguido por la Seguridad del Estado Cubana.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: