La vacuna política de Miguel Díaz Canel

Hoy cuando el mundo vacuna hace meses, hoy cuando el imperio vacuna hasta 2 millones de personas al día, cuando hasta una república bananera como Honduras ya compró 4 millones de dosis de vacunas, cuando Venezuela promete vacunar al 100 porciento de los venezolanos con vacunas rusas, cuando la imperfecta Chile se acerca a los 5 millones de vacunados, cuando cada país gestiona sus vacunas, en Cuba aún no se vacuna a nadie, y es el único caso en América.

El presidente no electo se aferra a la que considera su tabla de salvación, lo que considera como el acierto que necesita su impopular gobierno para aún después de todo el daño que ha hecho al pueblo, levantar una imagen que en este momento la mayoría no quiere ni ver!

Conozco muchos científicos consagrados e inteligentes que me han manifestado sentir un gran deber hacia la humanidad, conozco muchos, pero ninguno de esos que pasa horas tras un microscopio o sintetizando proteínas ninguno trabaja por política, mucho menos si tienen el congelador vacío como cualquier cubano mortal.

Es ya una costumbre que este tipo de logros de la ciencia cubana sean utilizados como banderas políticas en el mundo, una vez aprobadas asistiremos al show de la solidaridad “gratuita” a los países pobres del mundo pero que en realidad es a cambio de apoyo que necesitan en la ONU para seguir violando nuestros derechos.

Las vacunas cubanas han llegado tarde, quisieron tener la primicia y no lo consiguieron, hoy ya hay una decena de ellas en uso y la gran mayoría de los países tienen negociados sus contratos, por lo que amortizar sus costos de I + D resultará bastante complicado. Tampoco explicarán al pueblo cuánto costó la investigación y producción de esas banderas políticas si se sabe que producir en Cuba es a veces más costoso que importar.

Nadie explicará al pueblo cuánto de ahorro representan las mambisas y las abdalas si se compara su costo con el de la adquisición de 11 millones de dosis de Sputnik V en el mercado que se sabe son bien baratas. Cómo poder hacer un verdadero ejercicio de análisis de costo- beneficio si los datos reales nunca serán publicados? Estas vacunas se hubiesen producido al costo que fuese necesario para lograr defenderse políticamente del mal momento que atraviesan!

Pero como nos devolverán a los 5 abuelitos fallecidos ayer? Como nos devolverán a los abuelitos que inevitablemente morirán hoy y los que seguirán muriendo sin razón porque aún la tabla de salvación que ya parece más un capricho de Canel no acaba de llegar?

Todos seremos vacunados contra la COVID en dos quizá en tres meses, asistiremos al gran Show político de los medios oficialistas, asistiremos al show de la “desinteresada” solidaridad, sin embargo las vacunas contra el hambre, la humillación , la violación de nuestros derechos politicos, la falta de libertades, las vacunas contra la politización, el autoritarismo y el poder impuesto, ninguna de esas vacunas será producida.

Las vacunas no son armas de guerra no son para trazar estrategias geopolíticas, no son ni de derecha ni de izquierda, sino un aporte a la humanidad de los científicos de cualquier lugar del mundo y así tendrían que ser vistas.

Por usuario de Facebook: Habanos DC

Miguel Díaz Canel

Publicado por Y.Roque

Cubano-Español.Periodista Independiente.Escritor de varios libros, nacido en Cuba, perseguido por la Seguridad del Estado Cubana.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: