Doctor cubano denuncia demora para el trasplante de médula a una niña en la “potencia médica cubana”.

La realidad de la “potencia médica” todos los días es noticia hoy el médico cubano Johan Pérez denunció este sábado la demora para el trasplante de médula de una niña con aplasia medular, pese a que el padre de la pequeña es compatible y está dispuesto a donar su médula. El doctor hizo la denuncia con la autorización de los padres de la paciente, según comentó Pérez en Facebook.  

“Quiero contarles sobre un caso muy triste que está viviendo la hija de un amigo. Él me contactó y me pidió que hiciera esta denuncia pública para que alguien le dé respuesta. Se trata de una niña de nueve años que desde el nacimiento estuvo presentando una serie de problemas sanguíneos por lo que ha tenido que ser transfundida muchísimas veces, la primera al nacimiento“, dijo el doctor Pérez.

“La aplasia medular es la desaparición de las células encargadas de la producción de la sangre en la médula ósea. Como consecuencia, aparece una disminución de los hematíes (glóbulos rojos), de los leucocitos (glóbulos blancos) y de las plaquetas en la sangre periférica. Los síntomas más habituales son anemia, tendencia a padecer infecciones y hemorragias”, explica la clínica de la Universidad de Navarra, España.

La niña comenzó a atenderse en Las Tunas, pero “al agudizarse su problema se decidió el traslado a otro hospital para que la atendiera un especialista en la materia. Cuando fueron al hospital de Holguín el director se negó a hacer el recibimiento a pesar de que el padre fue personalmente a hablar con él. Parece que sí existen clínicas privadas en Cuba”, contó el médico.

Los padres tuvieron que ir hasta el Hospital William Soler en La Habana para que se investigara el caso de la niña “y nueve años después al fin se encontró un diagnóstico: aplasia medular… un trasplante de médula es la única solución“.

Pérez explicó:”En Villa Clara, luego de realizar los complementarios y exámenes pertinentes, se determinó que el padre es compatible para la donación y él por supuesto decide hacerlo. Ahora resulta que hay una lista de espera enorme y que solo se está atendiendo un caso a la vez. Un doctor, que sigue el caso en el Centro Hematológico de La Habana, le dijo al padre que ‘hay niños en peor condición que la suya”

Mientras esperan por la operación, la niña “está siendo transfundida cada 15 días porque ahora su situación ha empeorado y ni hablar de los medicamentos que necesita. Sabemos que en farmacia no hay algo tan simple como la prednisona”.

¿Cuál es el motivo por el que esta niña debe esperar tanto mientras su condición empeora? Exijo una respuesta. ¡Sus padres exigen una respuesta! O dan solución a este caso o de una vez reconozcan que esto de potencia médica es sólo otra mentira”, concluyó el doctor Pérez. 

Según un historial médico compartido por el médico, la niña se llama Thalía María Licea Grave de Peralta y vive en el Reparto Santos de Las Tunas.  

Publicado por Y.Roque

Cubano-Español.Periodista Independiente.Escritor de varios libros, nacido en Cuba, perseguido por la Seguridad del Estado Cubana.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: