Exsoldado antimotín nicaragüense confirmó lo que es un secreto a voces, la penetración cubano en los gobiernos de izquierda de América Latina

La entrevista que concedió Julio César Espinoza Gallegos, un exantimotín que trabajó seis años para la Policía Nacional en Nicaragua dejó claró que el régimen de La Habana exporta su estrategia represora a los países aliados en el continente.

“Mi curso de antimotín yo lo pasé con gente cubana y el entrenamiento es para prepararlos psicológicamente: que avancemos, avancemos y nunca para atrás. Uno está preparado para ese tipo de choques”, comentó Espinoza Gallegos al medio Nicaragua Investiga.

Sobre la estricta preparación que recibió de cubanos señaló el exsoldado: “Ellos habían venido a Nicaragua con un objetivo de amaestrar varones y no mujeres, que si nosotros nos echábamos para atrás, mejor nos fuéramos de las filas de la Policía”.

Como explica Nicaragua Investiga, “Julio César Espinoza desertó cuando se dio cuenta que fueron quebrantados los principios que juramentó, precisamente cuando se ejecutó la represión estatal de 2018”.

Este exmilitar tiene algo claro la institución policial en su país “tiene manchada las manos de sangre antes de la rebelión de abril. Además señala que el policía que continúa activo es porque le gusta matar”.

“El que está ahí es porque sinceramente le gusta matar. La Policía no es un trabajo que van a despedir, en la policía usted tiene que recibir órdenes y si te toca matar, vas a matar”, afirmó.

Publicado por Y.Roque

Cubano-Español.Periodista Independiente.Escritor de varios libros, nacido en Cuba, perseguido por la Seguridad del Estado Cubana.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: