El estudio científico que demuestra que cerrar ciudades densamente pobladas propaga el Covid-19.

ESPAÑA. La Comunidad de Madrid lleva tiempo advirtiendo de que, por la idiosincrasia de la región, con su alta densidad de población, los cierres perimetrales que el Gobierno de Pedro Sánchez se empeña en imponer son contraproducentes y, lejos de evitar nuevos contagios, contribuyen a la propagación del Covid.

Una realidad que demuestra el estudio Las características demográficas y de salud pública explican gran parte de la variabilidad en la mortalidad por COVID-19 entre países, publicado en la revista European Journal of Public Health que divulga la Universidad de Oxford en nombre de la Asociación Europea de Salud Pública.

Esta tesis analiza diversos factores que han contribuido al aumento de la mortalidad por Covid-19 elaborando un modelo que explica el 67% de la variabilidad de la mortalidad por la pandemia entre países.

Estos factores son: la proporción de población mayor de 80 años, la proporción de población urbana, el Producto Interior Bruto (PIB), el número de camas en hospitales por población, la temperatura media del mes de marzo, la incidencia de tuberculosis y la densidad de población.

Así, de acuerdo con este estudio elaborado por los profesores Ondrej Hradsky y Arnost Komarek, de la facultad de Medicina de la Charles University y la Motol University Hospital (Praga, República Checa) y del Departamento de Probabilidad y Estadísticas Matemáticas de la Facultad de Matemáticas y Físicas de la Charles University (Praga, República Checa), una alta densidad de población está independiente y directamente relacionada con un mayor índice de muertes por Covid-19.

El estudio, elaborado a partir de datos de 210 países obtenidos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, del Banco Mundial, del atlas de la tuberculosis y de publicaciones para desarrollar un modelo que pudiera explicar las diferencias en la mortalidad acumulada entre países utilizando factores no intervencionistas (principalmente sociodemográficos), concluye que menos de un tercio de la variabilidad en las diferencias logarítmicas de mortalidad podría ser modificado con intervenciones no farmacológicas.

Es decir, que apenas un 33,33 % de los casos de Covid-19 pueden variar con medidas como el aislamiento de casos, la distancia social de la población entera, el cierre de colegios o el cierre de fronteras.

Los autores decidieron realizar este análisis al comprobar que a menudo las autoridades han estado tomando decisiones injustificadas comparando la mortalidad pura de países donde se han adoptado diferentes medidas contra el Covid-19.

Hradsky y Komarek se dieron cuenta de que los responsables de desarrollar e implementar las estrategias para luchar contra la pandemia rara vez consideraban otro tipo de factores que podían incidir en la evolución del virus como los que ellos han estudiado.

Hradsky y Komarek se dieron cuenta de que los responsables de desarrollar e implementar las estrategias para luchar contra la pandemia rara vez consideraban otro tipo de factores que podían incidir en la evolución del virus como los que ellos han estudiado.

«Los posibles efectos de otros factores como los que analizamos nosotros han sido raramente considerados, lo que ha motivado nuestro estudio que tiene como objetivo determinar en qué medida las diferencias de mortalidad entre países pueden explicarse utilizando datos demográficos y otros datos de salud pública», sostienen los autores en el documento.

La Comunidad de Madrid, con una superficie de 8.028 Km cuadrados  y 6,7 millones de habitantes presenta una densidad de población de 840 habitantes por Km cuadrado.Se trata de una de las comunidades con mayor densidad de población, muy superior a la del conjunto de España (94 habitantes por Km2) y a la del resto de comunidades autónomas.

Madrid alerta constantemente de que siempre que Sánchez ha obligado a cerrar fronteras se ha producido un aumento de los contagios. «El cierre perimetral para una comunidad como Madrid, uniprovincial y tremendamente poblada, siempre genera un aumento de casos. Los beneficios epidemiológicos de cerrar fronteras no están demostrados científicamente», argumenta el viceconsejero de Sanidad madrileño.

Sin embargo, lo que sí está demostrado científicamente en este estudio es que la densidad de población es un factor determinante que facilita la transmisión del Covid-19. Siguiendo esta lógica, el Gobierno liderado por Isabel Díaz Ayuso, insiste en que, si se cierran las fronteras, ese factor de riesgo que es la densidad de población se condensa en la comunidad, lo que contribuye al aumento de contagios.

Covid-19

Publicado por Y.Roque

Cubano-Español.Periodista Independiente.Escritor de varios libros, nacido en Cuba, perseguido por la Seguridad del Estado Cubana.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: