Derrumbe inminente: madre cubana teme por la vida de su hijo

Susana Castellanos será madre dentro de poco, pero teme por la salud y la vida de su bebé quien, de continuar todo como hasta ahora, vendrá al mundo en la “casa” destartalada donde vive esta joven de 22 años.

En entrevista con ADN Cuba, a través de nuestro colaborador Esteban Rodríguez, Susana enseñó cómo y dónde vive: un cuartucho con peligro de derrumbes en la calle Virtudes, municipio capitalino Centro Habana.

El arquitecto de la comunidad dio dictamen de derrumbe para su casa, pero en el gobierno local nadie le da respuesta, apenas le sugirieron que solicitara caridad de alguno de sus vecinos, para que la albergara.

En las imágenes puede verse el estado lamentable en que se encuentra el techo de la casa, de vigas de madera totalmente roída por el tiempo y la humedad; hay tuberías de gas expuestas y cuenta Susana que cucarachas y ratones recorren el lugar.

La joven contactó con Rodríguez, quien constantemente atiende casos de denuncias y quejas de vecinos, para buscar una solución a su problema, pues el nacimiento de su bebé es inminente y teme por la vida del pequeño.

El deterioro del fondo habitacional de la isla es uno de los problemas más urgentes del país. Miles de cubanos se han quedado sin vivienda habitable o están a punto de sufrir un derrumbe debido a décadas de abandono e incapacidad para reparar sus propias casas.

Datos oficiales, recogidos por el gobierno cubano aseguran que el déficit de viviendas en la isla es de 800 000. Las construcciones del Estado, por otra parte, no cubren la demanda anual.

Según la agencia estatal de noticias Prensa Latina, al cierre de 2020 se terminaron 20 512 viviendas en Cuba, el 62 % de las previstas para 2019. Para el segundo semestre la meta era alcanzar más de 22 000.

La construcción de viviendas por cada 1000 habitantes disminuyó de 6,1 en 1989 a 3,6 en 2005. En 2006, se construyeron 111 400 nuevas unidades y la proporción subió a 9,9, ambos récords históricos.

Pero esas cifras fueron infladas, pues incluyeron viviendas edificadas anteriormente que recibieron ese año una habilitación para la ocupación, así como viviendas en construcción.

Después de 2006, la construcción de viviendas bajó constantemente hasta 22 100 en 2016, mientras que la razón de unidades construidas por 1000 habitantes disminuyó de 9,9 a 1,9.

El presidente del Instituto Nacional de la Vivienda, Víctor Ramírez, declaró en 2008 que 1,17 millones de viviendas (30% del inventario) estaban en condición “regular” o “mala” y que el 85% de las unidades con más de tres pisos necesitaban reparaciones fundamentales, pero la falta de materiales de construcción lo impidió.

https://adncuba.com/sites/default/files/2021-04/video/WhatsApp%20Video%202021-04-02%20at%208.07.48%20AM.mp4

TOMADO ADN CUBA

Publicado por Y.Roque

Cubano-Español.Periodista Independiente.Escritor de varios libros, nacido en Cuba, perseguido por la Seguridad del Estado Cubana.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: