Historias de terror ¿Cómo se trabaja en un hospital Cubano?

Hospital Militar Carlos J. Finlay

“Igualdad”
Ciertamente es un hospital militar y por ello los militares tienen prioridad, pero anteponer a un militar código verde, ante un civil código amarillo, ya es insensibilidad, pues este último presenta dolores insoportables que deberían ser redimidos lo más pronto posible. La comida de los pacientes es generalmente sopa, papilla o arroz con algo, muy mal elaborado. Es la misma de los médicos con la única diferencia de la adición de sal y que algunas salas requieren dietas estrictas. En cambio, en los altos pisos del edificio principal nunca falta la carne, ¿por qué? Son los pisos de los militares y sirven en platos y servilletas como si fuese un hotel.

“Cadáveres y Morgue
Ante un fallecido en una sala se debería dar un tiempo a la familia de despedirse y luego trasladar el cuerpo a la morgue. Pero no, en este hospital pueden permanecer en la sala horas, esperando por camilleros y supuesto espacio en la morgue. El récord conocido 12 horas (Falleció a las 12:30 AM y lo recogieron a la 1:00 PM), situación que causó la expulsión de líquidos y fetidez en toda la sala, así como descontentos entre pacientes y de la familia.
Peor aún fue cuando un turno de guardia de la morgue fue capturado “in fraganti” cometiendo necrofilia. Si, necrofilia, no nocrea que es sólo de películas de terror.

Al este local estar alejado de todos los demás y nadie querer acercarse, se encontraba solo la mayoría del tiempo. Ante esto fue expulsado de inmediato y procesado.

Pero la suplantación de personal dio lugar a una historia más triste. Al no existir plantilla, asignaron a un soldado en SMA a cubrir la tarea: abrir cadáveres y vaciarlos, un joven de 17-18 años, aunque nunca nos lo dijo debió ser traumático, pero los soldados no pueden reclamar. El mundo es pequeño lastimosamente y en su turno, la joven novia del soldado falleció y no pudieron asignarle a otro la tarea imposible y era soldado y no se podía negar.

Cuentos médicos de medianoche
Mis turnos de limpieza eran de 24 horas y siempre alrededor de la 1:00AM el hospital quedaba en silencio y los médicos se entretenían contando de sus antiguas operaciones. Había éxitos rotundos, había pérdidas y había errores. Los errores son humanos, eso es normal, pero reírse de esos errores cometidos, ya es otra historia. Errores ante los que se mantuvieron ejerciendo su profesión, porque según explicaban, la comisión medica dictaba a su favor y esta es incuestionable, por “ética profesional”. Nadie investiga a la comisión, es irrevocable. Unos de esos ejemplos fue un accidentado que no respiraba y le practicaron traqueotomía, una incisión en la garganta para ayudarlo a respirar, pero en vez de realizar el corte vertical, fue realizado horizontal causando degollamiento. La comisión omitió el error. El error no es el problema sino reírse de él.

Se despidió con necrofilia de su amada y tomó uno de sus ojos y lo conservó en un frasco con formol. Luego debió vaciarla. Cuando en su casa la madre encontró el frasco se desató su furia y su tristeza. El joven confesó lo sucedido y fue ingresado en hospital psiquiátrico. La madre denunció al hospital, pero fue en vano. “Cosas de Cuba”

Explotación de la mano de obra infantil


Los soldados en Servicio Militar Activo (SMA) deben obedecer órdenes y no pueden discutirlas. Mediante este pretexto se realiza explotación del hombre por el hombre y para este rango de edades explotación infantil. Nada tiene que ver el trabajo formador con lo que describiré a continuación. Ante enfermedades debías continuar trabajando a no ser que fuera grave de ingreso. Cuando presenté una amigdalitis con fiebre de 40 me mandaron análisis de sangre y como todo estaba bien, afirmaban que podía continuar trabajando. Como no podía reclamar, tomé el teléfono y llamé a mi madre. Le dijeron que era propiedad del estado a lo que le dio su reverenda respuesta y me ingresaron, porque no podía pasar la enfermedad en casa, por ser soldado. Pero no me podía ingresar ahí, me ingresaron en el Naval, para evadir responsabilidad. Ingreso por amigdalitis, sin precedentes.
Los soldados de guardia de 24 horas debían estar sentados en los puntos de control y por el cansancio se dormían y les regañaban por ello. Si ellos sentados se cansaban, nosotros los de limpieza, 3 para todo el cuerpo de guardia, nos agotábamos y según los jefes cada vez que ellos pasan debíamos estar con el palo en la mano. No nos permitían siquiera reposar la comida. Cuando algún trabajador civil fallaba o se enfermaba, nos sumaban esa sala a nosotros y de noche para cualquier piso del hospital. Cuando las pantristas derramaban leche o sopa, nos decían que no habíamos limpiado, “está sucio” y estas eran constantes con sus charquitos y durante el transcurso de la limpieza al amplio hospital se armaba la cochiquera. Solo éramos 3.
Durante una recogida de basura, me cayó del cesto una aguja y se me encaja en la mano, al momento exprimí hasta que saliera sangre. Me salió un ojo de pescado, pero por SUERTE no contraje nada.
Entre los soldados había disimiles enfermedades y discapacidades, como válvulas en el corazón, desprendimiento de retina, glaucoma, platinos en el cerebro, etc. Pero eso nunca fue un impedimento para exigirnos más que al resto de trabajadores, con solo 75 pesos por trabajos con nocturnidad y riesgo biológico que serían pagados a 1800 MN antes del primer aumento a los médicos, pero así ahorran fondos es mejor pagar 75 a un soldado que 1800 a un civil.

Alcoholismo
El alcohol de los hospitales es yodado para evitar que sea robado o usado para consumo. Pero eso no era un impedimento, un frasco de alcohol yodado con 2 ámpulas de duralgina, eliminaba el veneno y era usado para el consumo en el hospital. Luego los pacientes llegaban con dolor y no había con que medicamento remediarlo.

Y esto es toda mi amarga experiencia de SMA en este hospital durante 2013 al 2014. Espero que algunas cosas se hayan resuelto durante estos años.

Publicado por Y.Roque

Cubano-Español.Periodista Independiente.Escritor de varios libros, nacido en Cuba, perseguido por la Seguridad del Estado Cubana.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: