Pablo Iglesias no se ve con posibilidad de éxito en las elecciones del 4 de mayo.

El efecto de la candidatura de Pablo Iglesias para el 4 de mayo tarda en despegar. Nada más recibir el anuncio, los estudios demoscópicos lanzaron a Unidas Podemos alrededor del 11% de votos, con hasta 14 escaños y ligeramente por encima de Más Madrid, su principal competidor en el espacio de la izquierda alternativa al PSOE. Dos semanas después, sin embargo, ese golpe de efecto parece haberse estancado, y el partido de Mónica García e Íñigo Errejón confía en dar el sorpasso al líder morado

El primer sondeo publicado tras el anuncio de Iglesias fue el de GAD3. El estudio, que corrió como la pólvora en los móviles de los dirigentes de Podemos, fue recibido con preocupación en Más Madrid. En él quedaba clara que la entrada de Iglesias en la ecuación electoral despegaba los temores de la cúpula de Podemos de no superar la barrera electoral del 5%. Los sondeos internos que manejaba la formación cuando postulaba a Isa Serra como cabeza de lista no alcanzaban el 4%, según fuentes del partido.

Sin embargo, a partir de ahí, Más Madrid ha recuperado terreno. Y ahora el grueso de los estudios ubican al partido turquesa por delante de la formación morada. El último sondeo de TeleMadrid otorga a Más Madrid el 10% de votos, con dos puntos de ventaja sobre Podemos. Lo mismo ocurre con el último estudio de NCReport, que proyecta una ventaja de un escaño para los de Mónica García, y el ‘Votómetro’ de Redlines publicado el pasado lunes por el medio digital Vozpópuli amplía ese margen a seis escaños: 15 diputados autonómicos para Más Madrid (11,1% de los votos) y nueve para Unidas Podemos.

Incluso los tracking internos (los estudios de campo de las formaciones políticas) revelan que “hay partido”, explican en Más Madrid. Hace una semana, dibujaban un “escenario de empate técnico”, pero a lo largo de los últimos días ha crecido el optimismo en el partido de Errejón. La presencia de Mónica García en los medios de comunicación está logrando ubicar en el mapa electoral a la candidata. Es un punto central, puesto que todos los demás son más conocidos. 

Campaña agresiva de Iglesias

En Podemos, por otro lado, admiten la incertidumbre. Aunque los morados están “acostumbrados” a desmentir los estudios demoscópicos con campañas electorales muy eficaces, confían en que Iglesias pueda revertir la situación. De momento, se aferra al clavo ardiendo de algunos estudios, como los del politólogo Juan José Domínguez, que vaticina que Podemos quedará como tercera fuerza. Esa previsión ha sido publicada en el medio afín a Podemos, La Última Hora, y se está difundiendo entre los militantes.

El candidato Iglesias ha tenido hasta ahora que compaginar sus últimos días en el gobierno de Pedro Sánchez. Pero nada más dejar el Ejecutivo ha dado muestra de cómo enfocará su campaña. El pasado martes se encaró a un reducido grupo de ultras de derechas y logró la anhelada repercusión mediática. Fue un pistoletazo de salida en toda regla de una campaña que se prevé muy agresiva.

Emulando a Iván Redondo

Todas las energías de la dirección nacional de Podemos están enfocadas en ayudar a Iglesias. En su equipo se han integrado los principales estrategas del partido. Una de las primeras decisiones ha sido emular el método de lanzamiento de los fichajes de Iván Redondo, a quien Juan Carlos Monedero apodó “el Rasputín” de la Moncloa. 

Se trata de anunciar casi cada dos días una nueva incorporación, creando expectativas en los medios e intentando dominar la agenda política. Redondo hizo lo mismo con el equipo ministerial del primer Gobierno de Sánchez. Algunos miembros del PSOE hablaron entonces de campaña de fichajes al estilo dream team, para referirse al equipo de baloncesto de Estados Unidos que en los noventa ganaba todas las competiciones. Con estos fichajes, como el portavoz del sindicato de manteros, una abogada de PAH íntima de Del Olmo o un taxista que ya fue concejal de IU en Parla, Iglesias espera demostrar que el partido tiene banquillo y que todavía puede atraer a representantes de la sociedad civil.

En todo ese proceso, Unidas Podemos es consciente de la importancia estratégica de la batalla de Madrid. En Más Madrid ya hablan de “vida o muerte”, y en Podemos apuntan a la importancia de los comicios porque determinarán el “voto útil” del espacio político alternativo al PSOE. “Quedan más de 30 días para los comicios, eso es un mundo”, comentan en las filas moradas. En Podemos saben que en las últimas dos semanas se pueden dar sorpresas. 

 

Publicado por Y.Roque

Cubano-Español.Periodista Independiente.Escritor de varios libros, nacido en Cuba, perseguido por la Seguridad del Estado Cubana.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: