El Gobierno de Sánchez e Iglesias al servicio de la campaña para derribar a Ayuso

PSOE y Unidas Podemos han puesto el Gobierno central al servicio de la campaña para derrotar a Isabel Díaz Ayuso en las elecciones del 4 de mayo en la Comunidad de Madrid. El presidente Pedro Sánchez ha entrado de lleno en la contienda con su nuevo calendario de vacunación. El candidato Pablo Iglesias no se ha quedado atrás. Y los ministerios morados han comenzado a reforzar algunos de los mensajes de Iglesias en Madrid, no solo en debates como la ley de Vivienda, sino también en el mundo del deporte.

Los departamentos de Igualdad y Derechos sociales han firmado una carta conjunta dirigida los presidentes de LaLiga, Javier Tebas; y la Federación española de fútbol, Luis Rubiales; por el supuesto incidente racista en el partido Valencia-Cádiz de la última jornada del campeonato. El episodio fue denunciado por Iglesias en su bitácora de campaña. Y Podemos ha querido afianzar la denuncia del candidato Iglesias desde el Ejecutivo.

Desde el Ministerio de Igualdad y el de Derechos Sociales y Agenda 2030 queremos evidenciar nuestra preocupación ante situaciones como esta, que se vienen repitiendo de forma puntual pero constante en las competiciones de fútbol de nuestro país”, dice el texto remitido a Tebas y Rubiales. “Desde el Gobierno de España mostramos (…) nuestro compromiso firme y permanente en la lucha contra el racismo y cualquier forma de discriminación“.

La carta de Igualdad y Derechos Sociales, que dirigen Irene Montero y Ione Belarra, se ha escrito al margen del Ministerio de Cultura y Deporte, que teóricamente se encarga de la relación con las instituciones deportivas. Fuentes del Consejo Superior de Deportes (CSD) han asegurado al periódico digital: Vozpópuli que el Gobierno no tiene intención de terciar o pronunciarse públicamente sobre la polémica entre Valencia y Cádiz. Y que se ha dejado la respuesta en manos de Tebas y Rubiales.

El CSD se encuentra en pleno periodo de transición tras la salida de Irene Lozano y el nombramiento de José Manuel Franco como nuevo secretario de Estado para el Deporte.

Iglesias, ya fuera del Gobierno, está más liberado para presionar a Sánchez en algunos debates abiertos en el seno de la coalición. El principal choque entre PSOE y Unidas Podemos es ahora mismo la ley de Vivienda.

 La parte socialista del Ejecutivo se resiste a poner negro sobre blanco una de las principales reivindicaciones de Podemos: la limitación de los precios del alquiler. Esta negociación y la presión de la formación morada es uno de los principales ejes de campaña de Iglesias.

El exvicepresidente se ha encontrado también con el papel proactivo de Sánchez a menos de un mes de la cita con las urnas. La aparición del presidente del Gobierno el pasado martes para anunciar un nuevo calendario de vacunación ha sido interpretado por la mayoría de sus adversarios políticos como un intento de dar un impulso a la candidatura de Ángel Gabilondo.

Sánchez anunció un incremento muy significativo del ritmo de la vacunación contra el coronavirus. El jefe del Ejecutivo prometió que España vacunará en menos de un mes casi al mismo número de personas que en los últimos tres.

En la semana del 3 de mayo habrán sido vacunadas cinco millones de personas, la semana del 14 de junio se llegará a 15 millones de personas vacunadas, la semana del 19 de julio se habrá vacunado a 25 millones de personas”.

Sánchez planea insistir en este mensaje de recuperación desde la Moncloa para favorecer las opciones de Gabilondo. Las encuestas sitúan al PSOE muy lejos y de Ayuso, pero con opciones -según el Centro de Investigaciones Sociológicas- de desbancar al PP con un pacto de izquierdas. El presidente ha descartado prorrogar el estado de alarma después del 9 de mayo, insistiendo de nuevo en la idea de que estamos ante el principio del fin de la pandemia.

El presidente también prevé llevar el plan de recuperación para recibir los fondos europeos al Consejo de Ministros de la próxima semana. Las promesas de inversión para la reactivación económica serán otro de los ejes con los que Moncloa tratará de echar una mano a Gabilondo.

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez

Publicado por Roque

Cubano-Español, mi opinión es simplemente eso.

A %d blogueros les gusta esto: