La tres Perestroikas cubanas y la última.

La Perestroika es conocida como la reforma económica destinada a desarrollar una nueva estructura interna de la Unión Soviética, la cual fue llevada a la práctica en todo su territorio por Mijaíl Gorbachov, un mes después de que tomara el poder, se inicia el 23 de abril de 1985.

La palabra perestroika es una castellanización del término ruso перестройка, que quiere decir, literalmente, reestructuración. El propósito de Gorbachov era: “reestructurar el socialismo y dinamizarlo para poder mantener el modelo”. Es decir, se buscaba crear un socialismo de mercado.

En Cuba se ha intentado hacer camufladamente varias veces esta Perestroika, recordemos por ejemplo el Proceso de Rectificación de Errores. Desgraciadamente nunca se han unido los factores para completarse el proceso.

La Rectificación de Errores y sus tendencias negativas en Cuba se traduce, ante todo, como el viraje revolucionario, decisivo, ajustado a las tradiciones comunistas que Castro impuso a las masas populares cubanas y al vínculo de la llamada vanguardia revolucionaria con sus necesidades, intereses y aspiraciones.

En el III Congreso del PCC, se expuso que” la Rectificación condujo al pueblo Cubano a reasumir el papel protagónico de la ideología revolucionaria, relegada por el falso criterio de la eficiencia espontánea de los mecanismos económicos, y asentó al hombre, a sus condiciones materiales de trabajo y de vida.

Era el 1985, aún no se hablaba de caída del comunismo ruso, pero si de la corrupción que azotaba a los grandes dirigentes y sociedad del régimen de ese país que era espejo de la sociedad cubana, en aquel Congreso Castro llamó a un análisis de los errores cometidos, principalmente los que producían corrupción dentro de los cuadros y militantes del PCC.

La necesidad de cambios drásticos en diferentes ámbitos, incluidos el político, el económico, el social y el cultural, sonó por primera vez en 1985 en Rusia también. El entonces secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética —el líder del país—, Mijaíl Gorbachov, formalizó su propuesta durante la sesión plenaria del Comité Central del Partido al proclamar el rumbo a la perestroika, no se sabe a ciencia exacta ¿Qué hacía que tanto Fidel como Gorbachov intentarán en aquel momento modificar su actitud de gobernación? Gorbachov sede, Castro no lo hizo.

Sin embargo, en esa ocasión el secretario general del Partido Ruso usó la palabra en un sentido que difiere un poco del que estamos acostumbrados. En la sesión plenaria del 23 de abril de 1985 Gorbachov habló de la necesidad de acelerar el desarrollo socioeconómico de la Unión Soviética y mejorar el bienestar del pueblo. El líder de la nación aseveró que sabía qué pasos había que dar de ahí en adelante.

Si bien no lo reconoció en aquella época, el líder del país entonces apenas entendía qué procesos desencadenaría la perestroika. No pudo imaginar que el resultado del nuevo rumbo que tomó el país sería su ocaso. Como consecuencia, la URSS desaparecería del mapa del mundo, mientras algunas de sus regiones se sumergirían en el caos y conflictos armados. Es obvio que las intenciones de Gorbachov fueron buenas y sinceras, pero en algún momento el proceso falló.

¿Podría ocurrir en Cuba?

A diferencia de Rusia que fue la primera vez que hacía algo tan diferente, en Cuba esto sería la tercera vez que se intenta cambiar el curso de la nación.

Lo intentó Castro en 1985, lo intentó al comienzo de 1990 cuando el Periodo Especial y ahora lo intenta Díaz-Canel con la llamada Tarea Ordenamiento.

Si miramos bien las dos iniciales fueron un fracaso, la primera (1985) se enfocaba en sacar el país adelante eliminando la corrupción, cosa que en aquel momento era tan visible que llevó hasta la causa número 1 con el fusilamiento de Ochoa, eran tiempos convulsos donde oír música extranjera, o usar un pulover con letras americanas podía ser motivo de amonestación y pérdidas de trabajo, separación de las filas del PCC o UJC.

En Rusia sin embargo mientras Cuba se enfocó en la corrupción allí en el gigante soviético los lemas de la perestroika fueron uskorenie —’aceleración’, en referencia a la economía—, democratización —en referencia al ámbito político-social— y glásnost —que puede ser traducido como ‘transparencia’ o ‘franqueza’, es decir, la liberalización del país, como la libertad de prensa—.

Al final el glásnot fue lo que se llevó a cabo en Cuba, pero a medias, pues se enfocó sólo en la corrupción y no en las libertades, aunque se maquilló.

En aquel momento a Castro le importa poco acelerar la economía, porque vivíamos de la “teta rusa” , entonces se enfocó sólo en continuar dando a los rusos azúcar y tratar de sacar ganancias a los recursos secundarios del país.

En 1990 tras la Caída de los Rusos, Castro se vio con la soga al cuello y entonces trato de hacer un Perestroika II aplicó el uskorenie, es decir abrir la economía y acelerarla, enmidiatamente los pocos recursos que tenía disponibles el país al quedarse desnudos por el fin de la URSS se uso en levantar una industria que iba contra todo principios comunista: ” el turismo”, era la entrada de la mente capitalista, era un segundo tipo de corrupción que él sabía pero el pueblo no, era el inicio del dólar que unos meses antes costaba hasta 5 años de prisión a cualquier cubano, era el inicio de la era de la prostitución que llamó “Jineteras”, pero necesarias para el turismo del país.

Ahora por supuesto aunque podía ser parecido al uskorenie, no fue, pues se las arregló para hacer del cubano un ser esclavo de lo que podía hacer crecer económicamente a los ciudadanos vinculados al sector que llegaría a ingresar hasta 300 mil millones de dólares mientras el pagaba con jabitas de comida y pesos cubanos.

La construcción de Hoteles era prioridad mientras más de 2 millones de viviendas se caían sobre las cabezas de los cubanos, en los inicios prácticamente el contacto del cubano con el extranjero tenía que ser mínimo, hablar algún tema de política o del país era perder tu plaza, que en los duros años de los 90 era condenarte a extrema pobreza.

Muchos más problemas traer esta Perestroika II, pero sin embargo aquí se dejo la corrupción a un lado,

Y con el pasar del tiempo Castro fue generando divisas, llegó Chávez y el comenzó a recrear el poder sobre los Cubanos mejorando problemas como los apagones o realizando campañas de la llamada Batalla de Ideas. En la democratización de la sociedad sin embargo no hizo absolutamente nada, e incluso una de las cosas más siniestras fue mantener el pueblo apagado para el la glásnost era un peligro eminente, realmente creo si Castro estuviese vivo aún los cubanos no conocieran qué es Facebook, WhatsApp o Twitter. Para el esto era un peligro e incluso hasta hace unos años los cubanos tenían miedo abrir una cuenta de Facebook, o visitar las redes sociales.

Llegó Raúl Castro, en realidad este trabajó un poco la Glásnost no quería aparentar el bichos malo que los americanos decían que era y que realmente es, Castro hizo aperturas como ventas de autos, casas, dialogó con Barak Obama, hizo todo un circo que parecía el país avanzaba a cierta libertad, sin embargo en todo ese tiempo en nada se avanzó, todo era simplemente maquillaje a nivel internacional, apariencias.

Llegó Díaz Canel, bueno en realidad a este puesto a dedo, desde que comenzó entró mal, pero sin embargo quiso hacer creer que iba a realizar cambios sustanciosos, y entonces volvió sobre la Perestroika III

La glásnost se puso de manifiesto no al 100% pero si imparable para lo que el imaginaría iba ser algo pasajero, la apertura de la Internet con fallas, altos precios y un Ministro de Comunicaciones diciendo que “si todos nos conectamos se caería la red”, en fin por vez primera en los últimos cinco años el cubano comenzó a ver la realidad de su país y ver otra realidad prohibida. También la apertura de la salida del cubano al exterior, ya no sólo con fines de misiones ha hecho que el glásnost de Canel esté al 70%, porqué al 70%, simplemente porque existen restricciones y censuras, manipulaciones y sobre todo solo una prensa tiene voz y voto, la oficialista.

El Partido Comunista anunciado en medio de esta pandemia trae el uskorenie de Canel, o lo que podemos llamar el ordenamiento, diferente al que ocurrió en Rusia, porque primero ha creado una pobreza sobre otra pobreza, y segundo la apertura sigue siendo sólo a beneficio de la dictadura no del pueblo.

El ordenamiento es el error histórico más grande del sistema, no porque Castro no hubiera hecho cosas peores, sino por las circunstancias, primero, porque existe cierta libertad para denunciar a pesar del silencio con terror que se impone y segundo la destrucción económica de unos Ministros como Gil y Murillo que ponen el punto sobre la (í)en un momento crucial. La dictadura ha perdido esta batalla, ni una inversión multimillonaria hace que el Ave fénix resulta de las cenizas que va convirtiendo al país.

La Perestroika III es el fin de la dictadura cubana, este Congreso del Partido Comunista de Cuba habrá que seguirlo detalladamente pues indudablemente tendrán que dar pasos importantes, es más tendrán que inventar algo que responda al pueblo de un chasquido de dedos sino simplemente el desmerengamiento es el final.

Publicado por Y.Roque

Cubano-Español.PeriodistaIndependiente.Escritor

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: