Secretario del PCC en la Capital dice que tomará acciones de guerra.

Mientras el coronavirus campea por su respeto en toda Cuba, la impotencia por el descontrol del país lleva a funcionarios del régimen a cometer “errores” tácticos en sus expresiones.

Esta semana, el presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP) de La Habana, Luis Antonio Torres Iríbar dijo en reunión a puertas abiertas que hay que tomar medidas de “guerra” una palabrita que en estos momentos ni mencionarse en medio del convulsionado estado de la isla.

“Hay que arreciar el control en los municipios, estamos en guerra contra el coronavirus y por tanto se deben tomar decisiones de guerra, hay que ponerse duro”, expresó el funcionario.

Sus declaraciones toman tono interesante ya que en las medidas propuestas se hable de un aumento de la militarización de las calles para “mantener el orden interior”, justo cuando en la isla no solo se propaga el Covid19, sino el ansia de libertad.

La víspera, el gobierno central encabezado por el designado Miguel Díaz-Canel estableció como órdenes directas al Ministerio del Interior:

Garantizar el cumplimiento del cierre de fronteras entre territorios en los que se haya establecido medida de cuarentena por la situación epidemiológica.

Mantener el patrullaje en avenidas principales e intensificarlo hacia el interior de los barrios para garantizar el orden interior y el cumplimiento de las medidas de aislamiento.

Aplicar con rigor las sanciones y multas a los padres y/o tutores que permitan la presencia de niños en las calles, no uso del nasobuco e incumplimiento de las medidas de distanciamiento social.

Luis Antonio Torres Iríbar

Publicado por Roque

Cubano-Español, mi opinión es simplemente eso.

A %d blogueros les gusta esto: