Humberto López se acordó de San Isidro pero no de lo ocurrido en Granma.

El descaro de Humberto López parece ser infinito, tras su reciente aparición en la televisión estatal cuando intentó condenar el despertar del barrio San Isidro para defender a Maykel Osorbo, utilizando a la COVID-19 como escudo; aunque guardó absoluto silencio sobre la conga por los Alazanes en Bayamo, Granma, donde las calles se desbordaron aupados por las autoridades de la provincia.

Maykel Osorbo

La “capsula” de Humberto López estuvo una vez más dedicada al Movimiento San Isidro y Movimiento 27N, asomando lo que pudiese ser el curso de acción de la Seguridad del Estado y la (in) justicia en Cuba para ir tras los activistas de dichas agrupaciones opositoras. Las “medidas sanitarias” serían su justificación, luego de que estas fuesen supuestamente violadas el pasado domingo en San Isidro, cuando se produjo el rescate de Osorbo de las manos de dos funcionarios represivos de la Policía Nacional, y posteriormente vecinos corearon junto a los artistas del MSI temas como ‘Patria y Vida’ y ‘Díaz-Canel Singao’.

Granma

Lo ocurrido en el barrio habanero fue, según Humberto López, una “nueva provocación” que habla por sí sola, donde “se quitaron los nasobucos”. Cuenta una historia totalmente diferente a la presentada por Maykel Osorbo, luego de varios días de silencio para manipular el discurso de los próximos días. No fue sino casi una semana después que desde el aparato de propaganda del régimen decidieron transmitir su “narrativa” y presentar las amenazas de juicio contra el rapero cubano.

“Ante el actuar de la autoridad por la violación de las medidas sanitarias de una persona, uno de los farsantes desafió a los oficiales, se produjo un altercado y por ahí siguieron. Desafiaron una y otra vez a las autoridades. Se sintieron como dueños. Otro número más pequeño cantaba. Eso los cargaba de energía, para tratar de ver cómo terminaría aquello. Buscaban que se produjera un enfrentamiento”, dijo Humberto López en su aparición ante el noticiero estatal.

Humberto López “preocupado” de forma selectiva por el coronavirus en Cuba

En las pantallas de la televisión estatal, Humberto López mostró un gráfico de los casos de COVID-19 reportados desde el día domingo en el municipio de Habana Vieja, cuyos números van por 40 casos para el lunes, 44 para el martes y 36 en el día miércoles. Sin embargo, no presentó las estadísticas de los contagios en Bayamo, Granma, tras el triunfo de la selección provincial en la Serie Nacional, donde solo a ese lunes, los casos de la ciudad duplican los contagios de Habana Vieja para la misma fecha. Según cifras del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) solo ese lunes, la ciudad cabecera contabilizó 85 positivos.

Posterior a sus señalamientos contra el MSI, llegó el turno del Movimiento 27N. Una supuesta reunión de 20 personas con carácter “secreto” en Centro Habana, sería razón suficiente para que el régimen, en palabras de Humberto López, decidiera ir tras los activistas por supuestamente “violar las medidas sanitarias establecidas”.

“La COVID-19 sigue acechando, esa veintena de personas que están convocando para la casa de uno de ellos en Centro Habana, podría estar violando las medidas sanitarias establecidas. En toda sociedad existen personas que viven o intentan vivir al margen de la ley”, dijo el vocero del castrismo.

Estadísticas

Si bien desde hace algunos días, trascendieron las amenazas de juicio contra Maykel Osorbo, por el supuesto delito de desacato, no extrañaría que la dictadura gire su curso e intente utilizar a la pandemia por coronavirus como excusa para poder criminalizar a la disidencia cubana, con intenciones de evadir la presión internacional en el mundo democrático

Publicado por Roque

Cubano-Español.

A %d blogueros les gusta esto: