La carne prohibida.

El matarife llegó
Hace poco de prisión
Hay que andar con precaución
Porque arrancado salió
A su madre le juró
Por Dios y por todo el cielo
no te voy a dar desvelos
Pero yo creo otra cosa
Pues andaban las tiñosas
Haciendo cola en vuelo

El toro del buen José
Se perdió hace unos días
La añoja de Juan María
Se la robaron lo sé
La yunta de buey de Andrés
Con los terneros de Bruno
Lo que más preocupa a uno
Es que matarife eche
Mano de mi vaca de leche
Y se joda el desayuno.

Pero esta persona malvada
Que a tantos jode la vida
Vende la carne prohibida
Que es vital y codiciada
Para comer ya no hay nada
Ni barato, ni oportuno
Cuba vive en un ayuno
Sin matarife no hay modo
Es la salvación de todos
Y la desgracia de algunos.

Y porque es que es ilegal
que el humilde campesino
Acotege su destino
Con carne de un animal
Esa ley está muy mal
Si su vaca lo parió
En su finca lo crió
La hierba que come es suya
Se lo lleva la patrulla
Si el añojo se perdió.

En la India es adorada
La vaca por la nación
Aunque no se la razón
Si es riquísima y preciada
Aquí la carne anhelada
Es normada y reducida
Y nos es sustituida
Por picadillo de caca
Porque la carne de vaca
Es letal para la vida.

Recuerden que da la gota
Enfermedad destructiva
Por tanto queda prohibida
Comerla si no es por cuota
Y para que tomen nota
Y no estén tan indignados
Solo se ha autorizado
A muy reducida gente
Turistas y dirigentes
Que ya han sido vacunados.

Autor: “El sinsonte de la patria”

Imagen de Twitter: Roberto Weil

Publicado por Roque

Cubano-Español.

A %d blogueros les gusta esto: