En historias de Domingo: ¿Quién soy?

En los últimos días me han llegado muchos comentario a mis escritos preguntándome ¿QUIÉN SOY?. Algunos parten de personas que comparten mi visión y escritos. A ELLOS SE QUE NO LES INTERESA SABER MI VERDADERA IDENTIDAD.
La mayoría de los comentarios provienen de perfiles falsos después del artículo que publique sobre la posibilidad de hacer una REVOLUCION DE COLORES EN CUBA, tema al cual hizo mención el mentiroso compulsivo e inmoral HUMBERTO LÓPEZ cuando manipuló los hechos de San isidro. A veces estos perfiles se muestran identificados con posturas contra el RÉGIMEN, pero con preguntas que a todas luces buscan el objetivo de incitarme a que muestre mi rostro, tildándome de POLICÍA o AGENTE DE LA DSE(Seguridad del Estado), buscando que caiga en su juego, revele mi identidad y de esa forma su descontento con el GOBIERNO INJUSTO que nos oprime.
A esos que quieren conocer mi identidad con el solo propósito de callar mi voz ante la injusticia les digo QUIEN SOY.
SOY el espermatozoide que fecundó el óvulo de una madre CUBANA.
SOY el que nació hace medio siglo en una PATRIA OPRIMIDA Y ULTRAJADA.
SOY el niño que un día fue feliz a pesar de tener juguetes una vez al año producto de su inocencia infantil.
SOY el que estudió y poco a poco fue dándose cuenta de lo injusto de nuestro GOBIERNO.
SOY el estudiante que una vez fue enjuiciado por unos compañeros de aula militantes de la UJC y llamado a constar por su profesora guía, por el simple hecho de cuestionar porque en las DIPLOTIENDAS solo podían comprar extranjeros y personas en autos con chapa HM, que evidentemente eran funcionarios del gobierno o hijos de estos.
SOY el mismo estudiante que pocos días después conoció que esos militantes solo querían lograr la ubicación en un excelente centro laboral obtenida por mi, gracias a que fui uno de los mejores estudiantes de mi año y ellos solo unos mediocres.
SOY el muchacho que vio partir a cada uno de sus amigos de infancia en travesías ilegales en balsas hacia Miami y que el no lo hizo por no abandonar a su madre y a su abuela.
SOY el que defendió su tesis y obtuvo la máxima calificación a pesar de ir vestido con ropa y pantalón prestados, pues procedía de una familia de escasos recursos.
SOY el joven trabajador que un día vio un discurso de 6 horas de un SEÑOR QUE DIRIGÍA NUESTRO PAÍS, informandole a la POBLACIÓN sobre la despenalización del DÓLAR, delito que había conducido a miless de cubanos a la cárcel y que ahora se convertía en una necesidad transitoria en beneficio de todo una NACIÓN. Inexplicablemente nunca entendí porque las antiguas DIPLOTIENDAS, ahora llamadas TIENDAS RECAUDADORAS DE DIVISAS aumentaron los precios de los productos al doble cuando los CUBANOS tuvieron acceso a ellas. Nadie me explico porqué.
SOY el joven que después de graduarse comenzó a trabajar prestando servicio social y cuyo salario mensual era equivalente a 1 dólar con diez centavos debido a la devaluación monetaria de la crisis de los años 90, pero con millones de ideas y esperanzas puestas en un futuro mejor prometido.
SOY el muchacho que hizo el trayecto de 8 km varias veces a pie desde su casa al trabajo y viceversa porque no había transporte o simplemente porque le daba vergüenza decirle al chófer de la guagua que no poseía los 40 centavos para pagarle.
SOY el trabajador ejemplar que en más de una ocasión fue propuesto por su colectivo de trabajadores como vanguardia de su departamento y vetado por el secretario de la UJC de esta condición, por su renuencia a militar en sus filas.
SOY el que trabajó durante muchos años en un centro laboral rodeado de personas de talento extraordinario y mentes brillantes, y que “TRAICIONARON A LA PATRIA” a decir de nuestros DIRECTIVOS, cuando decidieron quedarse en el exterior después de haber recibido una beca de estudios. Todos militantes del PCC o UJC.
SOY el trabajador que vio como los militantes del PCC y la UJC de su centro se negaron a aceptar el llamado hecho por la revolución a formar parte de la PNR a finales de los años 90 y que después de una reprimenda por su negativa adoptaron la decisión unánime de mandar a un compañero COJO, no apto para pertenecer a la PNR cómo su propuesta.
SOY el joven que se percató un día que en este país los sueños se esfuman y que las ideas alimentan el alma pero no el cuerpo y tomó la desgarradora opción de hechar a un lado su vocación para convertirse en un aprendiz de albañil, ayudante de pulidor de pisos, editor de videos de boda, cumpleaños y quince con un amigo y vendedor de un puesto de viandas para poder alimentar a su familia. Hasta el día de hoy, casi 30 años después aún me sangra esa herida en el pecho.
SOY el muchacho que nunca quiso tener hijos pues pensaba que no era justo traerlos a este cementerio de sueños y anhelos.
SOY el joven que perdió a su abuela de 99 años, con plena capacidad mental y física, a la cual adoraba y que murió producto de una neumonía no diagnosticada y mal atendida por unos DOCTORES de nuestra potencia médica. Hace pocos meses ví de nuevo como la historia intentaba repetirse con mi madre DIAGNOSTICADA CON NEUMONÍA y a la cual solo le recetaron AEROSOL DE SALBUTAMOL y BENADRILINA durante una semana sin yo saberlo pues ella me lo ocultaba. Cuando me percate de ello y le pregunté me dijo que el DOCTOR NO LE RECETO ANTIBIOTICOS PORQUE LLEVABAN 4 MESES EN FALTA. Terminamos en un hospital donde le realizaron una placa que indicaba una NEUMONIA CON DERRAME PLEURAL. El doctor joven y muy atento me dijo: CORRE Y BUSCA EL ANTIBIÓTICO DEBAJO DE LA TIERRA PORQUE YO POR DESGRACIA NO LO POSEO. Gracias a Dios otra persona de PUEBLO y amiga mía entrañable me facilitó los medicamentos.
SOY el trabajador que gana menos que lo que obtenía antes de la nueva versión del antiguo PROCESO DE RECTIFICACIÓN DE ERRORES que en su momento no arreglo nada, de la misma manera que lo NO LO HARÁ ESTA.
SOY el HOMBRE que ya maduro conoció a la persona que comparte su vida, la que quedó en cinta y dió a luz el ser por el cual vive y lucha cada día.
SOY el hombre que a medio siglo de nacer camina por las calles de mi CUBA destruida, sin colores, sepulturera de sueños. Que le duele ver en sus calles a miles de ancianos que gastaron sus vidas aportando con trabajo duro a su país, que a cambio les paga con miseria, obligándolos a pasar el resto de sus días vendiendo maní o cualquier otro artículo para poder sobrevivir, hasta llegado el día que la muerte toque a sus puertas y terminé con sus existencia, pues no ha de llamarse VIDA a lo destinado por esta DICTADURA CORRUPTA para la inmensa mayoría de NUESTRO PUEBLO.
SOY el cubano que hace colas de dos días para obtener algo para alimentar a su familia.
SOY el padre que deja de comer para cederlo gustoso a su hija y a su madre.
SOY el que se enferma y no tiene medicamentos que combatan o alivien su padecimiento.
SOY el que no se siente reflejado en los medios de comunicación estatal, dónde CUBA ES LA OCTAVA MARAVILLA Y EL MUNDO EXTERIOR UN ABSOLUTO CAOS. Dónde los médicos son SOLIDARIOS Y CUMPLEN GLORIOSAS MISIONES INTERNACIONALISTAS, omitiendo descaradamente que lo hacen en condiciones de semiesclavitud, retirándoles el pasaporte cuando llegan a los países de destino, apartándolos de sus familias durante 8 años si desertan y recibiendo solo una miga de la gran flauta de pan que ellos amasan con sus manos.
SOY el cubano que SUBSISTE a millones de carencias materiales de todo tipo, producto de un BLOQUEO según el REGIMEN IMPERANTE y que curiosamente impide la compra de medicamentos, alimentos e insumos para el pueblo, pero permite que se compren PATRULLAS, CAMARAS DE VIGILANCIA PUBLICA Y ALIMENTOS PARA LAS TIENDAS EN MLC. Estoy por pensar que esas cosas se las compra el GOBIERNO a los habitantes del planeta MARTE.
SOY el padre de una niña sin golosinas, ni leche, ni juguetes.
SOY el que trabaja todo un año y no tiene unas vacaciones decentes y de calidad.
SOY el trabajador que se parte el lomo todos los días y al que los pertenecientes a la CASTA PRIVILEGIADA le piden más esfuerzo y humildad a cambio del mismo futuro lleno de abundancia prometido a mis ancestros desde 1959.
SOY el padre que no quiere ver partir de su tierra a su preciosa hija porque su PATRIA le mató las ilusiones y esperanzas. ME NIEGO a formar parte del ASILO DE ANCIANOS en que se ha convertido CUBA y que mueren de nostalgia y añoranzas de recibir una visita o un puñado de dólares de sus hijos residentes en el extranjero.
SOY el pueblo cansado de promesas y envejecido de tristezas.
SOY la voz callada durante años, que encontró la vía para expresarse y denunciar todo el cúmulo de injusticias cometidas por una ELITE que se cree DUEÑA DE UNA NACIÓN, que van por el mundo PREDICANDO amor, humildad, tolerancia, democracia y en realidad PRACTICAN el odio, la opulencia, represión, sectarismo.
Para mis hermanos de causa y en especial para el represor que me busca les digo:
CUANDO QUIERAS VER MI ROSTRO OBSERVA A TU LADO, AL FRENTE Y ATRÁS. Estoy allí. SOY todo aquel que notas cansado, sin brillo en los ojos, en colas, a pie o en guagua, tratando de arrebatarle al tiempo un día más de existencia.
SOY aquel que un día se levantará por encima de sus miedos y desunión impuestos durante tanto tiempo, para decir de una vez y por todas “BASTA”.
YO SOY EL PUEBLO.
Sin más,
Saludos.

Por: Realidad Cubana

Publicado por Roque

Cubano-Español.

A %d blogueros les gusta esto: