Espía castrista descubre que su hija no es su hija

El conocido espía castrista Gerardo Hernández Nordelo, devenido en Coordinador Nacional de los Comité de Defensa de la Revolución (CDR) no soportó más las burlas de los cubanos referente a la paternidad de su hija y decidió hacer una prueba de ADN para restregársela en la cara a todos a través de sus redes sociales, pero no salió como esperaba.

Debido a que el caso de la paternidad de su hija es considerado por el régimen como un asunto de interés político, a Nordelo no se le permitió hacer el análisis en Cuba, por lo que tuvo que enviar las muestra a un laboratorio en los Estados Unidos a tevés de un grupo de amigos en ese país, pero también para asegurar que el resultado no fuera alterado por la Seguridad del Estado.

La respuesta llegó este sábado en horas de la mañana, según nos cuenta uno de los familiares más allegado al espía, quien se enteró porque Nordelo entró en cólera y tuvo que ser ingresado de urgencia en el Hospital CIMEQ debido a un agudo cuadro nervioso.

El familiar del espía nos cuenta además, que el resultado del examen arrojó que la hija de Nordelo no es su hija, algo que este deberá mantener en secreto por orden de Raúl Castro si quiere salir del CIMEQ y regresar a su casa, pues de lo contrario puede ser trasladado al Hospital siquiátrico de La Habana, de donde no saldrá nunca más.

Foto/Gerardo Hernández Nordelo

Fuente: Ayquemuela

Publicado por Roque

Cubano-Español, mi opinión es simplemente eso.

A %d blogueros les gusta esto: