De última hora

Están repartiendo vacas
En cada carnicería
Y yo fui a buscar la mía
Como cubano que ataca
Detrás de una vieja urraca
Marqué pidiendo una sola
Pero se formó una bola
De gente que era inhumana
Y aunque aunduve toda La Habana
No logré arreglar la cola.

El carnicero salió
para leer bien la ley
Antes de empezar el “pley”
Unas diez hojas sacó
La cola la organizó
Y les dijo muy sincero
Después de los extranjeros
Militares, dirigentes
Se le venderá a la gente
Los huesos de los terneros.

Que se presenten al duelo
Cuando se hayan retirado
Y muy bien acompañados
De padres y bisabuelos
Deben pasar 3 desvelos
Y venir autorizados
Por todos los delegados
Que lo deben de firmar
Y luego podrán comprar
Si no serán acusados.

Espero que estén felices
Con las leyes que inventamos
Ahora que ya no le damos
Picadillo de lombrices
Que el pueblo se me organice
Y acate las decisiones
Que entienda nuestras razones
Que griten continuidad
Y recuerden mi bondad
En próximas elecciones.

Autor: Sinsonte de la Patria

Publicado por Roque

Cubano-Español, mi opinión es simplemente eso.

A %d blogueros les gusta esto: