Una madre cubana cuenta la odisea para ingresar a su hija enferma de Covid-19: ‘Me volví como loca’

Una madre cubana contó este miércoles la odisea que vivió en La Habana para poder ingresar a su hija enferma de Covid-19. Dania Gloria Riera Velasco estuvo con su hija Sofía en una guagua Girón, con otros niños enfermos y sus padres, desde las 2:00PM hasta las 9:30PM del domingo recorriendo la ciudad para encontrar un hospital con capacidad.

Riera contó que pasó por varios hospitales de La Habana y en ninguno había capacidad, pese a que varios niños «estaban bajo el efecto del Interferón que provoca vómitos, diarrea y fiebre. Sofía ese día vomitó», dijo en un video subido a Facebook.

Dania Gloria Riera Velasco, en un foto de archivo con su hija. WILLIAM RIERA FACEBOOK

«Fuimos primero hacia el pediátrico de El Cerro. Allí, después de una hora en una guagua Girón con tremendo calor, los niños sudando, nos dicen que no hay capacidad. Vamos hacia el otro hospital, que es donde estoy hoy, nos bajamos de la guagua con todos los paquetes y nos metieron en un cuarto de dos por dos a quince personas aproximadamente, entre positivos y negativos. No había donde sentarse y después de un buen rato nos dicen que no había capacidad», contó.

«Vamos hacia El Cotorro, donde dejamos una persona mayor, y de ahí al Frank País buscando si podíamos quedarnos porque también es un hospital de positivos de Covid-19. Cuando llegamos, preguntaron ‘qué cantidad de niños había’, pensamos que ya íbamos a resolver. Eso fue a las 7:00PM. Casi alrededor de las 8:00PM, cuando nadie salió, cuando no había respuesta ni nada claro, los padres nos bajamos y comenzamos a protestar. Al final, ningún jefe dio la cara y nos tenían ahí con agua y una merienda. Los niños no habían comido porque por mucho que le dieras una pequeña merienda, pero ya eran las 8:00PM y necesitaban comer», dijo. 

«Empecé a llorar, me volví como loca, subí todo a Facebook y llamé a una persona que yo no sé si era de Salud, yo no sé si era del Frank País, llorando entre lágrimas le expliqué. Al terminar la llamada, mágicamente aparecen las camas para todos los niños en el hospital donde estoy ahora, en La Balear, que fue el segundo donde vinimos. Bajamos de nuevo y nos volvieron a meter a todos en un cuarto de dos por dos. Eso fue a las 9:30PM», dijo. 

Sin embargo, Riera contó que no fue hasta las 11:30PM que recibió una cama en el Hospital Pediátrico de San Miguel del Padrón (La Balear). «Sofía se me tiró arriba y ahí mismo se quedó», agregó. 

Realmente yo estoy indignada, no tengo calificativos para decir porque no entiendo cómo niños remitidos para hospitales, no fue que yo vine de la calle, fue remitido de un hospital, niños con medicamentos. ¿Cómo es posible que pase esto en mi sistema de salud que es ‘la potencia médica’? Pero, además, me enteré ayer que aquí había camas. Entonces, ¿qué? ¿No quieren trabajar? Yo este caso no lo voy a dejar así porque no es lógico ni posible… Aquí nadie ha venido a dar la cara, aquí nada. Ya pasó eso y ya, pero para mí no pasó», reiteró.

«Mi hija se pasó ocho horas dando vueltas en La Habana, enferma y sin comer. Eso no no puede quedar así. Otra muchacha ayer llegó y me dijo lo mismo: que la metieron en el cuarto ese. Y, ¿entonces? ¿Es este hospital o son los hospitales? Realmente esto tiene que analizarse porque son niños, no son perros, son niños enfermos«, agregó

«Voy hasta donde tenga que ir, no me interesa, no tengo miedo. Las personas me dicen ‘ay, Dania, te vas a marcar’. No me interesa, yo me marco si no estoy diciendo mentiras tengo evidencias, fotos, horas, todo. Y tengo madres que estaban conmigo sufriendo lo mismo. Entonces esto no se va a quedar así», afirmó.

Una cubana denuncia la muerte de una niña recién nacida en Guantánamo

Una cubana residente en China, Dariuska Quinta, denunció este martes en Facebook que su sobrina recién nacida falleció en el Hospital General Docente Agustino Neto de Guantánamo por negligencia médica.

«Mi sobrinita recién nacida falleció por negligencia médica en el Hospital Agustino Neto de la provincia Guantánamo, donde los médicos de preparto son unos desalmados indiferentes», dijo Quinta.

«Días antes de nacer, mi cuñada presentaba presión alta, dolor en la parte izquierda de la barriga y hemorroides. Fue al hospital Agustino Neto y la ingresaron. Cabe mencionar que ya tenía nueve meses. Cuando ingresó, su esposo (mi hermano) fue para hablar con los médicos la posibilidad de una cesárea dado que ella tenía hemorroides, pero le dijeron que era normal y tenía que parir», contó.

«Luego mi cuñada comenzó a votar un líquido verde y con dolores la suben a preparto. El médico la examina y le dice que ese líquido es flujo vaginal y es normal, la bajaron de preparto a la sala. Continuó votando este líquido por tres días y los médicos seguían diciendo que era normal: ‘flujo vaginal'», dijo.

«Cuando los dolores del parto llegaron y la bebé nació entonces los médicos se dieron cuenta de que el líquido verde era porque la niña hacía tres días se había hecho caca dentro de la barriga y había comido. La bebé salió directo del parto a terapia intensiva y no aguantó ni siquiera tres días», agregó.

«Es un dolor muy grande y muy fuerte. Un bebé sano y que toda la familia estábamos esperando y estos hijos de puta la mataron. La historia clínica de mi cuñada no aparece y la directora del hospital con tremenda mala forma está encubriendo a los responsables. Por favor, yo necesito ayuda para que esto llegue donde tenga que llegar. No es la primera bebé que fallece en este hospital por negligencia médica», dijo.

El Ministerio de Salud Pública (MINSAP) informó la semana pasada de la muerte de dos niños recién nacidos y que otros dos estaban en estado crítico, tras recibir un antibiótico inyectable en la sala de Neonatología de ese mismo hospital en Guantánamo.

Fuente:DIARIODECUBA

Publicado por Roque

Cubano-Español, mi opinión es simplemente eso.

A %d blogueros les gusta esto: