Convocan en La Habana a celebraciones por el Primero de Mayo con jornadas de Ciberclarias en las redes.

Según relata el periódico Tribuna de la Habana:

“Este año los festejos en la ciudad se centran en acciones en la producción, los servicios, higienización, embellecimiento de unidades, propaganda y divulgación en redes sociales.”

Sería el segundo año consecutivo que el Desfile del Primero de Mayo quedaría en el pasado de grandes masas de pueblo. Y se concentraría en la llamada propaganda en las redes.

Desde los Joven Club de Computación ya se prepara una serie de acciones para convertir el Primero de Mayo en algo que sobrevive a pesar de la crisis política que vive el país, a través de las redes sociales, haciendo creer al mundo un respaldo político a la revolución.

Foto/Ciberclaria

La pregunta es ¿Volverán los primeros de mayo cuando toda esta crisis termine?

La dictadura cubana se centra en sobrevivir, su modelo de Ordenamiento los hace caer en la crisis económica más dura de los últimos años en un lapso de tiempo de sólo tres meses, esto no quiere decir que desde antes no venía sucediendo, lo que pasa es que ahora se multiplicó.

Como esta el país sin dudas un acto del Primero de Mayo podría terminar como aquel acto de Rumanía donde Nicolae Ceaușescu pensaba que el pueblo continuaría aplaudiendo su sometimiento, político, social y económico.

La jornada según el periódico habanero se centrará en hacer limpiezas de barrio, embellecimiento de unidades que por cierto en estos día tienen muy poco que ofrecer y por supuesto el ejercicio de ciberclarias que desde los últimos días vemos con cierta actividad defendiendo el VIII Congreso del PCC.

Las ciberclarias no son más que jóvenes que reciben beneficios por crearse cuentas falsas en las redes sociales para comentar o publicar a favor del régimen”, esa es la definición de este nuevo vocablo, que mucho ha dado de qué hablar en las redes durante los últimos tiempos y que aunque cada vez son menos los que se prestan para el juego sucio, hay que reconocer que aún queda un grupo sustanciososo.

“Muchas ciberclarias son de la UCI (Universidad de las Ciencias Informáticas), aunque también hay agentes de la seguridad trabajando en esto, “dentro de las oficinas de la DSE se puede ver que lo primero que se hace en las mañanas es revisar las redes sociales”, así me contaba una fuente hace unos días que trabaja en mantenimiento de una instalación del MININT.

La forma de pago para los jóvenes mayormente es tiempo de conexión, recargas de celulares así como planes de datos para el uso del Internet 3G. Pertenecer a las filas de las ciberclarias puede brindar incluso privilegios como estudiante”.

Facebook es la red social más usada por los internautas cubanos con un 59,3 por ciento. La segunda con más visitas (20,2 %) es Pinterest, plataforma para compartir imágenes. En 2018, el 38,44 % de las personas conectadas accedían a YouTube, pero en enero de este año la cifra había caído al 15,6 %. Las ciberclarias abundan en todas las redes sociales, aunque, según los entrevistados para este trabajo, Facebook y Twitter son las más frecuentadas. Los perfiles falsos pueden ser denunciados y así las cuentas de las ciberclarias podrían quedar inutilizadas.

En estos tiempos y con la nueva ley de Telecomunicaciones la realidad es que comienza a preocupar el sistema de denuncias que llegan a través de las redes sociales, y también la poca visibilidad que va teniendo la defensa de un sistema en peligro de extinción.

Escrito por: Yordan Roque Álvarez

Publicado por Roque

Cubano-Español, mi opinión es simplemente eso.

A %d blogueros les gusta esto: