‘No sucederá’: El régimen rechaza que los cubanos puedan hacer trámites consulares en la Base de Guantánamo

Una propuesta de este tipo es totalmente inaceptable para las autoridades cubanas’, dice la televisión estatal.

Base Naval de Guantánamo, Cuba. TOM VAN DE WEGHE

La televisión estatal rechazó este martes el proyecto de ley en Estados Unidos que busca hacer los trámites consulares de los cubanos en la Base Naval de Guantánamo para agilizar el programa de reunificación familiar. 

Los conductores del noticiero calificaron de “absurdo” y “engendro” el proyecto de ley presentado por los congresistas cubanoamericanos María Elvira Salazar y Mario Díaz-Balart. Según el presentador Rafael Serrano, “utilizan un tema sensible para las miles de familias cubanas afectadas para provocar y desautorizar a las autoridades de nuestro país”.

El periodista oficialista Yunior Smith comentó que “el proyecto de ley no irá a ninguna parte y no debería ser ni tema de análisis”. “Una propuesta de este tipo es totalmente inaceptable para las autoridades cubanas. No sucederá porque el territorio ocupado ilegalmente en Guantánamo no es lugar para tratar cuestiones migratorias”, dijo. 

Smith dijo que “si realmente desean ayudar a las familias cubanas“, los congresistas cubanoamericanos deberían pedir al Gobierno de Joe Biden “la devolución del territorio usurpado en Guantánamo a sus legítimos dueños” y “que regrese a la embajada en La Habana el personal retirado durante el Gobierno de Donald Trump luego de los incidentes sónicos”.

Según Smith, el Gobierno de “Cuba y su personal diplomático no representan una amenaza para ningún país y menos para la gran potencia del Norte (EEUU). Hasta hoy, lo saben, no se ha encontrado ninguna prueba que sustente la teoría del ataque sónico y el Gobierno cubano ha expresado la total intención de colaborar para esclarecer el asunto”.

“Díaz-Balart y Salazar intentan dejar la papa caliente del lado del Gobierno cubano por la sensibilidad que reviste el tema para las familias cubanas. Pero Washington es el único responsable de que los cubanos tengan que viajar a terceros países, asumir cuantiosos gastos económicos y esperar por una respuesta que puede ser negativa y perder todo el esfuerzo”, dijo el periodista oficialista. 

Smith agregó que “los congresistas tiran las cuerdas en busca de tensar aún más las relaciones entre ambos países” y “no les interesan realmente las familias separadas”. En el comentario de poco más de tres minutos se incluyeron varias intervenciones de Díaz-Balart y Salazar. 

El régimen de La Habana rechazó así la propuesta hecha por los congresistas cubanoamericanos, pese a que Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel insisten en que el Gobierno de Cuba está dispuesto a dialogar con EEUU.

“Ratifico desde este Congreso del Partido la voluntad de desarrollar un diálogo respetuoso y edificar un nuevo tipo de relaciones con los Estados Unidos, sin que se pretenda que para lograrlo Cuba renuncie a los principios de la Revolución y el Socialismo“, dijo el pasado viernes Castro en el VIII Congreso del PCC.

“Nuestra aspiración es a vivir en paz y relacionarnos con nuestro vecino del Norte (EEUU) como lo hacemos con el resto de la comunidad internacional, sobre bases de igualdad y respeto mutuos, sin injerencias de ninguna índole. Es la posición del Partido y del Estado. Es la voluntad de nuestro pueblo”, reiteró Díaz-Canel este lunes.

Sin embargo, los funcionarios de la Administración Biden dejaron claro que las relaciones con Cuba no son una prioridad para el Gobierno de EEUU. “Joe Biden no es Barack Obama en la política hacia Cuba”, dijoJuan González, asistente de Biden y director principal para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. 

“EEUU continúa enviando una fuerte señal de apoyo a la comunidad cubana”

“El desafío está ahora en el régimen cubano, que debe determinar si colabora y permite abrir Guantánamo“, dijo Salazar este lunes al anunciar la propuesta en Washington. El llamado proyecto de “ley de Modernización de la Reunificación Familiar para los Cubanos de 2021″ fue presentado este martes por Díaz-Balart y Stephanie Murphy.

La iniciativa bipartidista “autorizaría al Secretario de Seguridad Nacional en consulta con el Secretario de Estado y el Secretario de Defensa utilizar la Base Naval de Estados Unidos en la Bahía de Guantánamo, Cuba, para realizar entrevistas en persona a ciudadanos cubanos, siempre y cuando el Secretario de Defensa certifique que el uso de la estación naval para este propósito no obstaculizaría las operaciones ordinarias ni amenazaría la seguridad nacional”, informó la oficina de prensa de Díaz-Balart.

Según la propuesta, los cubanos ciudadanos o residentes permanentes en EEUU podrán solicitar un parole para un miembro de su familia que sea elegible; los cubanos “no podrán solicitar asilo en la Estación Naval de EEUU en la Bahía de Guantánamo porque no es un puerto de entrada” y “solo aquellos que tienen una entrevista programada serán permitidos en las instalaciones”. 

El congresista cubanoamericano CarlosGiménez también apoyó la propuesta.

“Al reiniciar este mecanismo, EEUU continúa enviando una fuerte señal de apoyo a la comunidad cubana y a todos aquellos que buscan refugio de las reprobables condiciones creadas por el régimen comunista de Castro. Me enorgullece unirme a mis colegas en este esfuerzo y agradezco a mi amigo el congresista Mario Díaz-Balart por tomar la iniciativa. Espero, como la de todos mis colegas aquí, que algún día veremos una Cuba libre y democrática”, dijo Giménez.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Publicado por Roque

Cubano-Español, mi opinión es simplemente eso.

A %d blogueros les gusta esto: