Una policía muere tras ser acuchillada en la localidad francesa de Rambouillet

Una agente de Policía de 49 años ha muerto este viernes tras ser apuñalada por un sujeto en la comisaría de la localidad de Rambouillet, situada en el norte de Francia.

Según la información recogida por la cadena francesa BMFTV, que cita fuentes policiales, los hechos han tenido lugar en torno a las 14.30 horas, en el vestíbulo de la comisaría. La mujer ha resultado herida en el cuello y ha muerto pese a la intervención de los servicios de emergencia.

El atacante, de nacionalidad tunecina, también ha fallecido, después de que la Policía le haya disparado. Según las primeras informaciones, el hombre, de 37 años, ingresó ilegalmente a Francia, pero regularizó su situación en 2019 y tenía un permiso de residencia temporal válido hasta diciembre de este año. Era un desconocido para la Policía y la Inteligencia francesas.

Archivo – Un bombero junto a agentes de la Policía en París durante las manifestaciones contra la reforma de las pensiones. – MINISTERIO DEL INTERIOR DE FRANCIA – ARCHIVO

La Fiscalía Antiterrorista de Francia se hará cargo de la investigación, debido a que la víctima ha sido una agente de Policía y a “elementos de identificación” por parte del agresor antes del suceso, así como “comentarios del autor” en el momento de los hechos. No se ha proporcionado más información en este sentido.

A lo largo de la tarde de este viernes, la Policía francesa ha llevado a cabo dos redadas, una en la casa del asaltante y otra en la casa de la persona que le acogió cuando llegó a Francia en 2009. En el proceso, tres personas han sido detenidas, entre ellos, según avanza ‘Le Parisien’, esta persona y el padre del agresor.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha lamentado la muerte de la agente de Policía, que ha identificada como Stéphanie, y ha reiterado que París “no se rendirá en la lucha contra el terrorismo islamista”. “La nación está junto a su familia, colegas y las fuerzas del orden”, ha agregado en Twitter.

El ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin, ha confirmado el suceso a través de su cuenta de Twitter y se ha desplazado hasta el lugar, donde también está el primer ministro francés, Jean Castex.

Mientras, el ‘premier’ francés ha lamentado la pérdida de una de las “heroínas cotidianas” de Francia en un “gesto bárbaro” de “infinita cobardía”. En un mensaje publicado en Twitter, ha trasladado el “apoyo” de toda Francia a los seres queridos de la agente y ha dicho a las fuerzas de seguridad francesas que comparte su “emoción” e “indignación”.

En un breve discurso pronunciado desde Rambouillet, Castex ha recordado que la región de Yveline ya ha sido escenario de otros “ataques” y ha rendido homenaje “a los policías que inmediatamente neutralizaron al perpetrador”. “Nuestra determinación de luchar contra el terrorismo en todas sus formas está más intacta que nunca”, ha agregado, según France Info.

El ministro de Justicia francés, Eric Dupond Moretti, ha mostrado también su consternación y ha enviado sus “más sinceros pensamientos a la familia, parientes y colegas de la policía asesinada cobardemente mientras cumplía con su deber”, al mismo tiempo que ha subrayado que la Fiscalía Antiterrorista y los jueces “harán todo lo posible para arrojar luz sobre este atroz crimen”.

Por su parte, la presidenta de la región de Isla de Francia, Valérie Pécresse, también ha revelado su intención de trasladarse a Rambouillet para “mostrar su apoyo” a las fuerzas policiales, que “una vez más están de luto”.

Publicado por Roque

Cubano-Español, mi opinión es simplemente eso.

A %d blogueros les gusta esto: