Un activista cubano que ejerce el trabajo privado, a la cárcel por la denuncia de una inspectora

Eldris González Pozo. E.G.POZO/FACEBOOK

El Tribunal Municipal de Santiago de Cuba hizo firme la sentencia de tres años de privación de libertad para el cuentapropista cubano Eldris González Pozo, bajo los cargos de atentado, desacato y desobediencia, publicó Radio Televisión Martí.

González Pozo fue procesado judicialmente por atentado debido la acusación de una inspectora estatal. La funcionaria denunció que el trabajador privado la había empujado cuando ella supervisaba el quiosco donde vende útiles del hogar.

También dos jefes de sector de la Policía lo inculparon de desacato y desobediencia ya que se negó a entregar sus documentos de identificación cuando se los pidieron.

“El día 20 de agosto de 2020 una ciudadana se presenta en mi negocio. Sin identificarse empieza a tirar fotos con un teléfono. Yo salgo, le pido permiso y bajo la compuerta del negocio. A los cinco minutos aparecen los dos jefes de sector en mi casa, el capitán Félix y el capitán Miguelito, diciéndome que les diera mis documentos y yo les dije que no tenía que hablar nada con ellos y entré a mi casa”, relató a González Pozo, que milita en la opositora Alianza Democrática Oriental.

“Unos días después me llama por teléfono el primer teniente Yoan y me informa que yo estaba acusado de atentado y desacato y que me presentara en la tercera estación. Allí una oficial me tomó declaración y, posteriormente, hizo su investigación pertinente en la cuadra. No estuve detenido en ningún momento. No me pusieron fianza alguna. Y me afirmaron que el caso se archivaría”, dijo.

“El 12 de abril de 2021 me celebran juicio y en lugar de bajar los años de privación de libertad, los aumentaron. Me dieron una sanción conjunta de tres años“, añadió el vendedor.

“Todo ha sido mentira y no tuvieron en cuenta los argumentos de la abogada, ni mi patología. Además, ya no es correccional con internamiento, ahora es preso para la cárcel”, dijo.

El cuentapropista apelará la pena en el Tribunal Provincial que le deberá responder en diez días. De confirmarse la condena González Pozo comenzará a cumplirla el 18 de mayo en la cárcel santiaguera de Mar Verde.

“Tuve que pagar casi 3.000 pesos por la abogada. Ahora no sé cuánto cuesta la apelación, seguramente otro par de miles”, lamentó el cuentapropista.

González Pozo fue expulsado en 2007 de la Universidad de Oriente donde cursaba el quinto año de la carrera de Derecho, debido a una protesta de estudiantes por las malas condiciones de vida en los albergues y la mala alimentación.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Publicado por Roque

Cubano-Español, mi opinión es simplemente eso.

A %d blogueros les gusta esto: