El origen de los tubos de descenso en las estaciones de bomberos

En 1878, en un parque de Chicago (Motor Company nº 21) el bombero George Reid se encontraba arriba de uno de los carruajes de transporte de heno realizando las labores de desestibado, cuando de repente sonó la alarma. El bombero se deslizó por un poste de la cochera (un pilar redondo) llegando al suelo muy rápidamente y en presencia de su capitán, (David B. Kenyon).

Aquello parecía tener muchas ventajas: Era muy rápido, acorde con la preparación física del bombero y además mucho más barato y fácil de instalar que las rampas.
En 1878 convenció al jefe del Departamento para hacer un agujero en la planta superior e instalar el tubo en el propio parque de la compañía 21.

Hasta 1880 los tubos siguieron fabricándose en madera, año en el que se instaló el primer tubo de bronce en el Departamento de Bomberos de Boston.

A partir de ahí fueron proliferando por el resto de cuerpos de bomberos del mundo.

Foto/Archivo Histórico

Publicado por Roque

Cubano-Español.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: