La teoría de Ignacio Giménez y la visión sobre Luis Manuel Otero Alcántara

Palabras del abogado Ignacio Giménez Cuba sobre la situación de Luis Manuel Otero Alcántara.

“Ahora mismo hay un muchacho, no sé si es activista o no, si tiene un movimiento o no, no sé por quién está manejado o si no está manejado por nadie, no quiero entrar en eso, no es mi problema, no está en mi plan, solamente sé que es un muchacho joven, con ilusiones, como todos los muchachos jóvenes, que está sobre el piso, a punto de morir, parece, dice, por una huelga de hambre y de sed.

Me da absolutamente igual como ha llegado a ese punto, solo sé que en una sociedad sana…
Independientemente de que él me hubiese llamado (que no lo sé ) hijo de la grandísima no se qué, -independientemente de eso- yo quiero a ese chaval joven, con su fortaleza poniendo bello el barrio de San Isidro. Para que sus vecinos; en una Cuba Libre disfruten y para que el barrio de San Isidro sea un barrio más que va prosperando en una tierra de libertad… y así cada municipio y así cada provincia, y así cada ciudad de la isla.

Entonces muchos me dicen: ¿Qué piensas de lo que pasa con este muchacho?
Pues mirad, os lo voy a decir con sinceridad. Esta es la gran preocupación de ver cómo vais a entender lo que os digo.
¿Qué puedo pensar si tengo prometido que en 31 días voy a demostrar con pruebas que tumbamos a los tiranos?
¿Veis la pena que puedo sentir simplemente porque a este muchacho alguien le está metiendo basura en el cerebro? Y Que cuando dentro de un mes y dos días demostremos que Cuba va a recuperar la libertad ese muchacho quizá este muerto y que los que le metieron la basura en la cabeza siguen vivos.

Me da absolutamente igual como si me ha llamado hijo de la resingada de no se qué, me da igual!

La Cuba libre, la Cuba honesta, la Cuba justa, no cree en personalismos. Esto es lo que ha hundido a esta sociedad y la ha infectado. Y lo que le ha dado alas a los infiltrados del gobierno para descubrir la capacidad de enfrentamiento que se necesita para liberar a la isla.

Foto/Ignacio Giménez

Vamos a partir de que su mensaje no está claro, demasiado ambiguo. Primero habla de que en 31 días (nosotros) tumbaremos la dictadura.¿ Quiénes nosotros? Esto es una lucha de todos los cubanos, no se trata de un grupo de individuos tratando de buscar protagonismo.
Segundo dice, no sabe si Luis Manuel es activista o no, si está manipulado o no. Que le están metiendo cosas en la cabeza y que los que le metieron cosas en la cabeza siguen vivos.

También dice que el estado en el piso de Luis Manuel parece, dice, por una huelga de hambre y sed. Luego habla de Cuba como una sociedad sana. Y al final dice que quiere a Luis Manuel.
No señor en primer lugar quién sabe interpretar bien este escrito solo puede darse cuenta que usted a parte de estar manipulando, está desacreditando la imagen de Luis Manuel y vaya le falta mucha cordura, pues no se sabe a ciencia exacta si defiende o entierra.

Por supuesto que es activista puesto que se manifiesta en contra de la dictadura Castrista Canelista, todos los que lo hacemos somos de una formau otra activistas.

Por supuesto que su huelga de hambre y sed no es porque nadie le llenó la cabeza de basuras, es una cuestión de dignidad, principios, decoro, valentía y respeto.

No venga a querer inventar que Luis Manuel se deja llevar por nadie que eso mismo hace Humbertico en el noticiero nacional de Cuba.

Lo otro ¿Cuba una sociedad sana?

Señor Giménez: Cuba es una sociedad ignorante y dividida, allí la empatía y los valores humanos se han perdido por completo, se ha convertido en una sociedad que habla y piensa en comida, exactamente como los animales, el cubano está tan reprimido física y moralmente que no ha sido capaz de diferenciarse de una gallina o un cerdo.

Tenemos un músculo que se llama cerebro y lo utilizamos para pensar que coño nos llevamos a la boca.

Mire señor no venga a jugar con la capacidad intelectual aquí de nadie, muchos estudiamos filosofía y tenemos una capacidad interpretativa lo suficientemente adecuada para darse cuenta que aquí usted no está defendiendo en lo absoluto a Luis Manuel. Más bien siembra la duda sobre su imagen.

Patria y Vida. Todos absolutamente todos le arrancaremos la libertad de las manos a los dictadores. Porque Cuba nos necesita y porque somos hijos de ella.

No se trata de défender un individuo se trata de défender un idéal, el ideal de Alcántara, del Gato, de Robles, de Iliana y de todos los presos políticos. Y si tu haces una cosa y ya no te dio resultado pues haz la otra, usted señor Ignacio Giménez apuesta por si teoría cosa que con escritos como este la veo muy lejos de ser real, sin embargo algunos le apoyan y le creen, yo no le apoyo, ni le creo pero tampoco pretendo cuestionar, ese momento llegará en su fecha, ya veremos.
Otra cosa a los dictadores no le importa que él se muera y si pasa es uno más de los tantos que han asesinado esa feroz dictadura en 62 años, pero a mí y muchos si nos importa.
No es hora de huelgas es hora de estar en las calles, pero como Luis Manuel Otero Alcántara decidió esa forma de lucha, para mí es un hijo más de mi lucha, que es la de muchos cubanos:¡ la libertad!
Si este activista(repito activista que usted no reconoce) decidió este método para desenmascarar la dictadura, esa es su desición.
Sabe lo que sucede esta dictadura a réducido a nuestro pueblo en carneros estomacales y acefálicos.
Los mata de hambre y luego les da migajas poco a poco y es asì como los controlan para que no tengan tiempo de pensar en libertad.
Metodo Stalinista eso no es nuevo.

Pero lo jodido es que los que están fuera se presten para poner en duda la batalla de todos, yo dudo de la suya, pero no hago comunicados, ni post enteros para crear la polémica.

Aprendamos a estar unidos y creer en los que están dentro del monstruo tratando de sobrevivir.

¡Liberen a todos los presos políticos!

Foto: Luis Manuel Otero Alcántara

Publicado por Roque

Cubano-Español, mi opinión es simplemente eso.

A %d blogueros les gusta esto: