Madre se queja del abuso al que es sometido su hijo en el Servicio Militar Obligatorio cortando Marabú

Lo curioso es que esta madre escribe su preocupación en un grupo de respaldo a las infladas noticias de Cubadebate.

Su nombre es Elena Pérez y ella se pregunta si el Servicio Militar es para aprender a defender la patria o cortar MARABÚ.

Así cuenta esta madre:

Buena noche yo soy una mujer que está sufriendo mucho tengo 6 hijos 3 mujer 3 hombre el motivo de esto es que mi hijo de 18 año se lo llevaro a pasar “el verde”, el muy contento se fue como a cumplir con nuestra revolución, pero lo que yo no sabía que era para picar MARABÚ, sin guante, no sabía que lo militar era picar MARABÚ, yo pensaba que era para preparación militar, pero ya veo que no es así salieron 12 niño para pasar la previa y cuando terminó era para la unidad de “Don Pedro” pero los mucho estuvieron esperando porque lo fuera a buscar y no fueron a buscarlos a esta unidad y llego un carro de la unidad de “Varigona” y se llevaron a esto 12 niño a picar MARABÚ, como le conté yo vivo en Baguano y soy trabajadora de Central Lopez Peña, por favor, ayúdenme a solucionar esta situación.

Todos los años decenas de jóvenes cubanos que alcanzan la mayoría de edad ingresan de manera obligatoria a las filas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) o del Ministerio del Interior (MININT) para hacer el servicio militar”.

En los últimos años la muerte de reclutas, como la de Orlando Lago Vega de 18 años, quien falleció este pasado 2020 luego de que un compañero le disparara a quemarropa con un fusil de asalto.

La bala penetró su cuerpo por la zona intercostal y trazó una línea diagonal buscando salida: le atravesó el hígado, un pulmón, el corazón y detuvo su trayectoria al toparse con el hueso del hombro izquierdo.

Los altos oficiales son también negligentes y más allá de eso, como muchas autoridades cubanas cometen abusos contra los jóvenes a su cargo.

En el 2019, donde dos jóvenes dentro de la Unidad Militar 2642 simulaban una pelea y un teniente, para darle más “tensión” al asunto, apunto a la cara de Yuniel Borrego, de 18 años, y disparó. El teniente Verdecía, como fue identificado, dijo que pensó que el arma estaba descargada, pero el disparo le destrozó el rostro al joven, que tuvo que ser llevado de emergencia al hospital militar de Marianao, en La Habana, donde logró sobrevivir.

El Gobierno responde a las técnicas de los jóvenes para evitar ingresar al servicio militar con más represión. Ejemplo de ello son las sanciones a todo aquel que se autolesione, bajo el cargo de “evasión de obligaciones”. Esto luego de que Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) reportaran que este tipo de incidentes dentro de sus reclutas habían crecido de manera alarmante.

A partir de entonces han sido más severos con el análisis de cada lesión de los reclutas, para detectar aquellas que han sido intencionales.

Las lesiones auto infligidas “no cesarán”, pues “ningún muchacho de 17 o 18 años quiere estar vestido con un uniforme verde olivo y mucho menos cortar Marabú sin condiciones.

Publicado por Roque

Cubano-Español.

A %d blogueros les gusta esto: