Díaz Canel llama a “resistir y sobrevivir” mientras la sociedad cubana toca fondo

Díaz-Canel no ofrece soluciones concretas para salir de la crisis actual. (Foto de referencia: Presidencia Cuba)

Mientras Cuba atraviesa no por una, sino por varias crisis: económica, política y sanitaria, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel afirmó durante la más reciente reunión del Consejo de Ministros que el Gobierno de la Isla no renuncia a la meta de crecimiento prevista en el Plan de la Economía, pues no se trata de “sobrevivir nada más, ni resistir”, sino de “resistir, sobrevivir y avanzar”.

Cuando las fuerzas de la sociedad cubana no dan para más, luego del continuo desabastecimiento, la dolarización económica y la precarización agravada por el impacto de la pandemia, Díaz Canel retoma la retórica desgastada de la “resistencia” como único camino para la construcción de un “socialismo próspero”.

El recién designado primer secretario del Partido Comunista de Cuba insistió en que “para superar la crisis es preciso dinamizar el proceso de actualización del Modelo Económico y Social, así como la implementación de la Estrategia y del Plan Nacional de Desarrollo Económico-Social hasta 2030”.

Debemos, en el menor tiempo y con nuestros propios esfuerzos, reconocer que “el camino está en nosotros mismos”, y para ello hay que buscar adentro las soluciones, con la menor dependencia externa posible, subrayó Díaz-Canel.

El sector más preocupante para el actual líder del régimen es la “producción nacional de alimentos y, en particular, a la producción agropecuaria”, un área que ha quedado totalmente devastada ante la ineficiencia de la economía socialista.

El primer Secretario del PCC, igualmente destacó la importancia de hacer alianzas entre el sector estatal y el no estatal, para aprovechar mejor los recursos y capacidades de que ambos disponen.

Igualmente comentó sobre la concreción de los procedimientos para la creación de las micro, pequeñas y medianas empresas (Pymes); la implementación de las normas jurídicas que establecen el principio de lista negativa en el trabajo por cuenta propia; y el fortalecimiento del teletrabajo.

Por último, el ministro de Economía, Alejandro Gil, destacó el cumplimiento en las exportaciones de tabaco, níquel, langosta y miel, a la vez que reconoció insuficiencia en las de ron, camarón de cultivo y azúcar cruda.

Curiosamente la mayor parte de estos productos, son extremadamente complejos de adquirir por los propios cubanos.

Mientras la economía cubana se encuentra actualmente sumida en una severa crisis, la más grave en lo que va de siglo, con una caída del 11%, la población sufre de escasez de alimentos, medicamentos y otros productos de primera necesidad.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Publicado por Roque

Cubano-Español.

A %d blogueros les gusta esto: