¿Quiénes deben temer al nuevo decreto de telecomunicaciones de Cuba?


Veo mucha preocupación con el decreto ley que entra en vigencia hoy.
Ahora bien algunas de las cosas que dice es que no se debe incitar a la violencia, el desorden, la propagación de noticias falsas, la difamación etc.
Pero, ¿se prohíbe divulgar la verdad? No. Que se levante un gobernante y me diga que eso está prohibido en este país. Si un gobernante se atreve a decir eso, lo escucho.


Entonces: ¿Usted conoce de enfermos de Covid? Usted lo puede decir, ¿conoce de fallecidos? Usted lo puede decir. Quienes deben temer son los que dan informes falsos. Ustedes sigan diciendo la verdad.
Conoces de familiares y amigos que no son atendidos correctamente? Usted dígalo. Los que deben temer son los que dicen que aquí nadie está desatendido.
En su pueblo hay desabastecimiento de alimentos, aseo, medicamento? Usted lo puede decir. Quiénes deben tener cuidado son los que dicen que en su pueblo hay de todo porque así están desinformando al pueblo.
Usted no puede incitar a la violencia. ¿Quién debe temer? El que manda a tomar las calles a un grupo selecto alegando que estás pertenecen solo a ellos, debe temer el que da la orden de combatir en las calles y está usando los medios de telecomunicaciones para ello.
No divulgue noticias falsas, no mienta, no engañe al pueblo. Publique la verdad. Que se preocupen los que publican mentira, los que tratan de dar una imagen falsa. Que teman los que se dedican a utilizar videos subidos al Facebook y no tienen agallas para ir a buscar la noticia en medio de los problemas.
¿Usted conoce de alguien que injustamente está detenido o alguien ha usado la violencia en contra de esa persona? Denuncie eso por las redes sin temor. Que teman los que hacen uso del poder para agredir.
Yo por lo demás seguiré diciendo lo que creo, buscando la paz y la libertad. Predicando la palabra de Dios porque está en mis principios.
Eso lo haré aunque se dicten leyes para impedirlo. En contra de la verdad no iré nunca aunque se dicten mil leyes.
Mi conciencia está cautiva a la verdad. Y nadie la hará callar mientras tenga aliento de vida en mi.
Lean el decreto, lean la constitución, lean los derechos humanos, pero sobre todo lean la palabra de Dios. Conozca y adelante. No temamos si haciendo el bien padecemos. Que teman los injustos y cobardes.

Escrito por: Osdany Valdés

Publicado por Roque

Cubano-Español, mi opinión es simplemente eso.

A %d blogueros les gusta esto: